Aprueban un nuevo tratamiento para el asma grave en niños

Llega a España la primera y única terapia biológica aprobada en Europa para pacientes pediátricos a partir de 6 años. ¿En qué consiste?

Nucala (mepolizumab), el nuevo medicamento lanzado por GSK en España es un tratamiento complementario para pacientes pediátricos de entre 6 y 17 años de edad con asma grave no controlada de tipo eosinofílico.

Actualmente, se estima que alrededor de 145.000 personas padecen asma grave en España, según señala la doctora María Jesús Rodríguez Nieto, jefe asociado del Servicio de Neumología y miembro de la Unidad Multidisciplinar de Asma (UMA) de la Fundación Jiménez Díaz.

En concreto, el 3,9 por ciento de la población asmática adulta presenta asma grave no controlada, pero los pacientes tienen una baja percepción de su gravedad.

“El asma grave es una enfermedad conocida pero infravalorada en cuanto a la baja percepción de la gravedad que puede llegar a tener”, destaca la experta, que considera que “no podemos decir que el asma sea una enfermedad controlada, ya que produjo 1.118 muertes en 2017, según el Instituto Nacional de Estadística y esta cifra es superior a la del 2016”.

Cada vez más niños tienenasma

Además, el asma es la enfermedad crónica más frecuente en niños. Casi el 10 por ciento de los pacientes con esta enfermedad que son atendidos en Unidades de Neumología y Alergología pediátricas en nuestro país padecen asma grave.

“De ellos, en uno de cada cuatro su enfermedad no está controlada con la consiguiente morbilidad como un elevado número de exacerbaciones con necesidad de tandas de corticoides orales, visitas no programadas a su médico, asistencia en urgencias e incluso hospitalizaciones”, explica el doctor José Valverde, Jefe de Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Santa Lucía de Cartagena. “Esto conlleva unos efectos sobre el crecimiento de la función pulmonar, que sabemos se relacionan con la EPOC del adulto”.

La parte buena de todo esto es que ahora disponemos de un nuevo fármaco para alcanzar un mayor control del asma y prevenir riesgos futuros, “una gran noticia” según el especialista ya que “aumenta nuestras posibilidades de personalizar el tratamiento de los pacientes con asma grave”.

A quién va dirigido

En Europa, Nucala (Mepolizumab) está indicado como tratamiento complementario para el asma grave eosinofílica refractaria a tratamiento en adultos, adolescentes y niños a partir de los 6 años de edad.

Mepolizumab se ha desarrollado para el tratamiento de enfermedades que están provocadas por la inflamación que causan los eosinófilos. Se ha estudiado en más de 3.000 pacientes en 16 ensayos clínicos para una serie de indicaciones relacionadas con los eosinófilos y se ha aprobado (bajo el nombre de Nucala) en EE.UU., Europa y más de 20 mercados más como tratamiento complementario de mantenimiento para los pacientes con asma grave eosinofílica, y es el producto biológico líder para esta indicación.

Qué es el asma grave

Se define como un tipo de asma que requiere tratamiento con dosis elevadas de corticoesteroides inhalados (CI) más un segundo controlador (y/o corticoesteroides sistémicos) para evitar que se vuelva ‘no controlada’ o que sigue estando ‘no controlada’ a pesar de este tratamiento.

Los pacientes con asma grave también se suelen clasificar por el uso a largo plazo de los corticoesteroides orales (CO).

En un subgrupo de pacientes con asma grave, la sobreproducción de eosinófilos (un tipo de glóbulo blanco) causa una inflamación en los pulmones. La interleucina 5 (IL-5) es el principal promotor del crecimiento, la activación y la supervivencia de los eosinófilos, y ofrece una señal esencial para el movimiento de estos desde la médula ósea hacia los pulmones. Los estudios indican que aproximadamente un 60 por ciento de los pacientes con asma grave presentan una inflamación eosinofílica de las vías respiratorias.

Al reducir el riesgo de ataques graves, el nuevo medicamento podría reducir las visitas a urgencias e ingresos hospitalarios. (Foto: Getty)

Un tratamiento complementario

Nucala es la primera y única terapia biológica aprobada en Europa para pacientes pediátricos, a partir de 6 años, que se une a la interleucina 5 (IL-5), la cual tiene un papel importante en la regulación de la función de los eosinófilos, que como ya hemos explicado son unas células inflamatorias conocidas por su papel en el asma.

En los casos en los que el paciente no responde a otras terapias, puede ser beneficioso combinar el tratamiento con el nuevo medicamento. (Foto: Getty)

Cómo actúa

Los eosinófilos son un tipo de glóbulos blancos que, en algunos pacientes con asma, pueden causar inflamación en los pulmones, dificultando la respiración e incrementando el riesgo de sufrir un ataque de asma o “exacerbación”.

Una exacerbación se caracteriza por un aumento de la dificultad para respirar, tos, sibilancias, opresión en el pecho y un empeoramiento de la función pulmonar más allá del estado habitual del paciente.

Una exacerbación puede ser grave y requerir que el paciente necesite recibir tratamiento con corticosteroides orales. Asimismo, los pacientes con exacerbaciones graves pueden requerir asistencia en servicios de urgencias e incluso ser hospitalizados a causa de los síntomas de la exacerbación.

Aprobados los nuevos dispositivos de administración domiciliaria de Nucala, la primera y única terapia biológica aprobada en Europa para pacientes pediátricos, a partir de 6 años, que se une a la interleucina 5 (IL-5), la cual tiene un papel importante en la regulación de la función de los eosinófilos, unas células inflamatorias conocidas por su papel en el asma.(Foto: Getty)

Al añadir mepolizumab al tratamiento habitual se ha demostrado que se reduce la frecuencia de las exacerbaciones así como la dosis necesaria de corticosteroides orales. Asimismo, se ha observado que mejora la calidad de vida, medida a través del Cuestionario Respiratorio de St. George (SGRQ, por sus siglas en inglés) y que mejora la función pulmonar, medida como FEV 1 previa al uso del broncodilatador, una medida estándar de la función pulmonar empleada por los médicos.

“La llegada de Nucala como tratamiento dirigido disponible para los niños que padecen asma grave supone un gran avance en las posibilidades terapéuticas para este grupo de pacientes en el que las opciones son limitadas”, asegura la doctora Silvia Sánchez, alergóloga del Hospital Niño Jesús de Madrid

“Desde hace tiempo se conoce el perfil de eficacia y seguridad de este fármaco en adultos, por lo que los especialistas esperábamos con expectación la posibilidad de su aplicación en la población pediátrica, en la que, además, el eosinófilo juega un papel relevante en la fisiopatología del asma, añade la experta. En niños, tanto el número como la gravedad de efectos secundarios y contraindicaciones derivadas de la utilización de corticoides orales es superior al del adulto, por lo que la importancia de disponer de un nuevo fármaco biológico que pueda evitar este riesgo es indudable”.

¿Qué te parece este avance? ¿Crees que es necesario invertir más en este tipo de terapias?

También puede interesarte:

¿La alergia provoca asma?

Partículas diésel, una causa clara de asma infantil

¿Podría el azúcar curar las enfermedades respiratorias?

¡Que el asma no limite tu vida!