Cómo aprovechar tu paga extra: cuatro ideas para sacarle partido

·6 min de lectura
Photo credit: BEATRIZ BARRIONUEVO / GETTY IMAGES.
Photo credit: BEATRIZ BARRIONUEVO / GETTY IMAGES.

Estamos a las puertas de uno de los mejores meses del año: julio. El verano nos encanta, sí, en parte porque el séptimo mes del año viene con muchas sorpresas positivas, como la buena temperatura, las vacaciones y las rebajas... Pero julio te trae también una alegría financiera: la paga extra.

Recibir lo equivalente a dos nóminas en un solo mes es muy apetecible, pero más lo es maximizarlas para que no vuelen la primera semana aprovechando que las rebajas de Zara, Stradivarius, H&M y el resto llegan también con el inicio del verano. Toma nota porque en este artículo te damos varias ideas para que ahorres, inviertas o uses con cabeza tu paga extra y no la gastes a lo loco.

Pero antes vamos a aclarar algunos conceptos. Para empezar, ¿cómo saber si te corresponde una paga extra? Muy fácil. En el convenio de tu empresa o tu sector se establece en cuántas pagas se divide tu retribución, aunque en algunas compañías es algo que directamente negocias en el momento de tu incorporación. Ten en cuenta que, además de las extra de Navidad y verano habituales, puede haber otras, como la correspondiente a beneficios de la empresa, que se suele pagar en marzo.

Si elegiste recibir tu nómina en doce pagas no tendrás la extra, dado que su importe te lo han ido pagando poco a poco todo el año, lo que se llama prorrateo. Si, por el contrario, decidiste recibir catorce pagas, este mes de julio estás de suerte.

La paga extra depende del tiempo que lleves trabajado. Es decir, si te incorporaste a tu empresa en marzo, la paga extra que te va a llegar en julio no va a estar completa, porque solo tendrás derecho a recibirla por los meses trabajados. Al pago de esta extra se le aplicarán, como es lógico, las retenciones de impuestos que ves cada mes en tu nómina.

¿Y cuándo te llegará al banco esta paga extra? Pues eso ya depende de tu empresa. Algunas la ingresan a la vez que tu nómina de junio, otras a mitad de julio y otras a finales del mes.

Aclarado todo esto, llega el momento de sacar el máximo rendimiento a esta paga extra. Y para ello primero debes analizar si vas a necesitar el dinero próximamente, si quieres ahorrarlo a largo plazo y si te animarías a invertirlo. No en vano, como explica Víctor Royo, jefe de Estrategia Comercial de Ibercaja, "lo más relevante para tomar la decisión de dónde invertir una paga extra (o cualquier otra inyección de liquidez) es la situación y lo objetivos que tenga cada persona". Una vez lo tengas claro podrás optar a alguna de estas ideas para aprovechar la nómina y que no se te vaya en un suspiro.

Ahorrar la paga extra con un interés

Si te da miedo empezar a invertir, siempre puedes recurrir a guardar tu paga extra en el banco y, si ese es el caso, lo más útil es buscar un producto que te dé algún tipo de rentabilidad.

Aunque durante los últimos años estos productos han ido desapareciendo por la situación de tipos de interés negativos, ahora vuelven a surgir poco a poco ofertas de cuentas remuneradas o depósitos a plazo fijo. Sin duda, se trata de una buena manera de ahorrar sin darte cuenta y poner tu dinero a producir sin riesgo alguno. Eso sí, debes tener en cuenta que la rentabilidad que dan actualmente las cuentas remuneradas y los depósitos es muy baja (del 1% como mucho), por lo que, aunque optes por esta alternativa, tu dinero va a perder valor, dado que la inflación es mucho más alta.

Invertir tu paga extra

Es por eso que si quieres intentar batir a la subida de los precios lo más lógico es recurrir a la inversión. Pero, antes de nada, debes aclarar qué tipo de inversora eres: ¿conservadora?, ¿agresiva? Ponte a prueba con este test.

Una de las cosas buenas de recurrir a la inversión es que no hace falta que te hagas bróker de la noche a la mañana para ganar un dinero extra. Si pasarte el día mirando las cotizaciones de la Bolsa no es lo tuyo, tranquila, siempre podrás recurrir a un asesor financiero o a tu gestor del banco para que te recomiende qué opción de inversión es la que mejor se ajusta a tu perfil.

"Para seleccionar el mejor producto de ahorro a largo plazo es clave conocer tanto el perfil inversor de cada cliente como el objetivo de inversión", continúa explicando Royo, que añade que "si no se tiene como objetivo inmovilizar ahorro pensando en el momento de la jubilación, la inversión en un fondo de inversión o una cartera de diferentes fondos puede ser una opción idónea".

Abrir un fondo de inversión es una buena idea, pero no la única. También podrás invertir en fondos indexados (aquellos que replican un índice) o, directamente, hacerlo en la Bolsa, en renta fija, en divisas o en criptomonedas, entre otros.

Abrirte un plan de pensiones

Si, por el contrario, tu objetivo es acumular ahorro para complementar tus ingresos cuando te jubiles y estás dispuesta a no tocar parte de tus ahorros, "invertir en un plan de pensiones hasta el máximo anual permitido puede ser la mejor opción para obtener, además, beneficio fiscal", agrega Royo.

Debes tener en cuenta que, si inviertes en un plan de pensiones, no podrás recuperar tu dinero antes de tu jubilación salvo que estés en una de estas situaciones: desempleo de larga duración, dependencia o enfermedad grave, desahucio o fallecimiento. No obstante, también podrás sacarlo a los diez años de abrirlo, pero solo a partir de enero de 2025.

Rosa Duce, Chief Investment Officer de Deutsche Bank España, expone que tanto la opción de un fondo de inversión como la de un plan de pensiones son válidas para invertir una paga extra, aunque ha de tenerse en cuenta que la limitación anual para hacer aportaciones a un plan de pensiones es de unos 2.000 euros.

Pagar de golpe una parte de la hipoteca

Si eres una de esas afortunadas que ha podido comprarse una vivienda quizás se te ha pasado por la cabeza utilizar la paga extra para amortizar una parte de la hipoteca y terminar cuanto antes de pagar el préstamo. Los expertos, sin embargo, no lo tienen tan claro.

Royo, de Ibercaja, afirma que "aunque exista este impulso de querer cancelar cuanto antes las deudas, es importante analizar las diferentes opciones desde un punto de vista financiero, ya que esta reducción de deuda no es siempre la mejor opción".

Según explica este experto, "la clave está en analizar si se puede obtener una rentabilidad superior en un producto de ahorro-inversión al tipo de interés que actualmente se esté pagando por la hipoteca". Y es que, con todas las oportunidades de inversión que hay hoy en día, es posible que haya mejores opciones que amortizar la hipoteca.

Pero, depende de tu situación, puede ser la mejor idea para aprovechar tu paga extra. "Si estamos al final de dicho crédito hipotecario, puede no tener sentido la amortización dado que gran parte de la cuota será ya capital y no intereses. Si, por el contrario, estamos en los primeros años de nuestra hipoteca y tenemos tipo variable, puede ser una buena idea, dado que los tipos hipotecarios empiezan a subir", añade Duce, de Deutsche Bank España.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente