Aprende a venderte: consejos para crecer en tu carrera profesional

guía para aprender a venderte
Aprende a venderteGetty Images

El simple hecho de hablar bien de ti misma y difundir tus cualidades puede abrirte muchas puertas. ¡No te cortes! Los gurús de referencia, expertas en este tema, te ayudarán a dominar esta habilidad, en la que infravalorarte no tiene cabida. No tengas miedo de hablar de ti, de lo que se te da bien, de lo que has aprendido; en definitiva, de quién eres y qué te hace ser buena en tu trabajo (porque lo eres). El síndrome del impostor, que suele estar detrás de la puerta acechando, puede impedir que destaquemos todas aquellos atributos y capacidades, tus esfuerzos y dones. Por eso es importante tener en mente que venderse no tiene nada malo, sino todo lo contrario. Conoce a estos excelentes ejemplos que lo avalan y sigue el consejo de las mujeres que dominan este arte:

  1. Stefanie Sword-Williams fundó en 2018 su plataforma de autoafirmación, ‘F*ck BeingHumble’. Hoy imparte charlas en ‘Google’ y ‘Unilever’.

  2. Nicole Crentsil es comisaria cultural y CEO de ‘Black GirlFest’, una comunidad creativa y un festival para mujeres, niñas y personas no binarias negras.

  3. Joanne McNally ha triunfado como cómica. Entre sus espectáculos más aclamados están ‘Wine Tamer’ y ‘The Prosecco Express’.

  4. Jana Starcevic trabajó como diseñadora de moda antes de montar su empresa de papelería, ‘The Completist’.

Define tus objetivos

¿Buscas ascender? ¿Un aumento de sueldo? ¿Más responsabilidades? “Antes de empezar a hablar de ti misma, piensa qué quieres conseguir”, aconseja Stefanie Sword-Williams, que ha pasado por seis trabajos en siete años. Esto le ha enseñado a no callarse sus logros, sobre todo en las entrevistas.

Celebra los éxitos

No dejes que nadie te diga lo que puedes decir o no. “La cultura empresarial cambia constantemente, por lo que a veces es complicado destacar lo que has conseguido”, señala Nicole Crentsil, que creó ‘Black Girl Fest’ y tuvo tanto éxito que ‘Forbes’ la incluyó en la lista de las 100 mujeres a las que seguir en Twitter y LinkedIn. “Parece que sólo puedes presumir de las cosas según el puesto que ocupes. Si acabas de empezar a trabajar y quieres aportar una idea para captar a un cliente importante, hazlo”, dice.

Sacúdete la vergüenza

“Cuando trabajaba como diseñadora no me sentía cómoda dándome bombo. Sin embargo, al convertirme en emprendedora me di cuenta de que hablar de mis cualidades era una necesidad. Si no crees en ti, ¿por qué va a hacerlo otra persona?”, sentencia Jana Starcevic.

Habla con tus jefes

No esperes a la revisión de sueldo para auto-promocionarte. “Siempre que puedas, incluye reuniones con tus jefes en la agenda”, sugiere Crentsil. “Tienes que ser capaz de hablar abiertamente con la persona que está al mando”, añade Sword-Williams, quien aconseja cambiar el enfoque según lo que funcione mejor.

Amplía el radio

Trabaja un buen perfil en tu lugar de trabajo, pero asegúrate de promocionarte también fuera de ese entorno laboral. “Planta semillas para recoger oportunidades de futuro”, indica Sword-Williams. “En la universidad creé un blog. No se lo enseñé a nadie más que a los directivos a los que quería impresionar. A veces no tienes que hacer cosas para obtener reconocimiento en tu trabajo, sino para crear relaciones fuera de él”.

Muéstrate como eres

Muchas veces obviamos información nuestra importante en los eventos de ‘networking’o en el trabajo porque no sabemos qué van a pensar de nosotros”, indica Sword-Williams. “Esto hace más difícil que la gente se fije en ti. No verán todos tus intereses o habilidades, aunque esa información podría ser la razón por la que alguien te fichara”. Olvídate de la autocompasión y muestra quién eres realmente.

¿Cómo conseguirlo?

“Practicando”, concluye Crentsil. Es curioso, pero te resultará más fácil contarle a alguien que acabas de conocer una de tus hazañas que hablar sobre ello con un amigo cercano. “Una vez que lo hayas hecho, publicítalo en internet. Haz una lista de tus logros y planifica cómo compartirlos. Tal vez hiciste algún trabajo sobre la igualdad de género que podrías publicar el Día de la Mujer”, dice Crentsil. Mantén una mentalidad estratégica y dosifica la información para no sobre-saturar a los demás.

Sé tu propia agente

Este año, Sword-Williams ha entrado en la lista ‘30 Under 30’ de ‘Forbes’. ¿Sabes cómo? Se nominó a sí misma. “Estaba muy orgullosa de los logros que había conseguido con ‘F*ck Being Humble’, por lo que decidí probar suerte. Sí, necesité cuatro intentos para cumplimentar la candidatura, pero al final lo hice. Y, lo que es mejor, conseguí entrar en la lista”. En un mundo ideal, tendríamos un equipo celebrando constantemente lo que hacemos, pero eso no va a pasar. ¡Toma las riendas de tu futuro!

guía para venderse
Getty Images


No es fardar, es la verdad

Lo que hago es bueno e influye en la vida de la gente”, dice Crentsil. “Cuanto más me doy cuenta de que esto es cierto, más segura me siento de compartirlo. Hoy en día, nuestra comunidad está acostumbrada a recibir actualizaciones sobre nuestros logros, le gusta”.

Crea un ‘alter ego’

Beyoncé tiene a Sasha Fierce. Y tú puedes ser quien quieras. “Si lo que deseo es conseguir pedidos para mi tienda, debo tener seguridad para defender lo que hago”, indica Starcevic. Puedes adoptar una personalidad diferente. “En una de nuestras primeras ferias comerciales conseguimos a Selfridges. Tener un hito profesional tangible como ese me ayudó mucho. Cada vez que me sentía como una impostora, me recordaba este mérito”, relata. Si hay algo que puedas destacar como prueba de tu talento, agárrate a ello, te ayudará a reafirmarte.

Usa tus redes

La cómica Joann McNally dice que Instagram ha transformado su forma de comunicarse con el público. “Quiero vender entradas para mis espectáculos, por lo que sería muy tonta si no lo usara”. Además, crecer de forma virtual es mucho más fácil que buscar fans en las actuaciones en directo o la televisión. “Gracias a mi canal, mis seguidores pueden ver dónde haré el próximo espectáculo o recomendarme”, cuenta. Esto también le ha ayudado a desarrollar su carrera y ganar dinero. “Una amiga mía es directora y no paro de preguntarle por qué no publica sus trabajos. Le digo: “No puedes permitirte el lujo de pasar desapercibida”. Porque el talento no se da a conocer por sí solo”, explica. Según Sword-Williams, tú eliges cómo expresarte (la plataforma, la voz que usas, etc.). “Tener un sitio web y actualizar la biografía de Twitter también son formas de promocionarse”, afirma.

Conoce a tu público

Hablar de tus logros sin abrumar a la gente es un arte, y hace falta mucha confianza en ti misma. “Además, debes conocer el contexto”, señala Starcevic. Sword-Williams considera que se trata de ajustar el enfoque. “La gente solía ignorar ‘F*ck Being Humble’ por su nombre. Pero ahora, cuando quiero crear nuevas relaciones, sé que puedo promocionarme de esa forma con algunas personas. Puedo entrar en una sala y decir que llevo un negocio donde ayudamos a la gente a creer en sí misma. No se puede usar el mismo argumento en todas las situaciones”.

Construye tu comunidad

En un mundo donde hay tantos obstáculos y formas de opresión, hablar de ti misma es hacer activismo. “Puedes ser una mujer que presume de sus logros en un sector dominado por hombres o pertenecer a una minoría étnica. Y si hablas de algo bueno que hayas conseguido, te sumarás a las pocas voces que existen en ese espacio y contribuirás a crear tu propia comunidad”.