Cada episodio de la serie 'The Afterparty' está concebido como si fuera una película

Apple TV+ sigue poniéndose las pilas en la guerra del streaming y su oferta de ficción original continúa creciendo con propuestas estimulantes y de calidad que merecen mayor atención. En un panorama de saturación de contenido y series de usar y tirar, la plataforma está apostando por ideas frescas y formatos interesantes de la mano de algunos de los nombres más destacados de Hollywood. Sin ir más lejos, este 2022 seriéfilo lo ha arrancado con una de las series más originales y creativas que sin duda alguna vamos a ver este año: The Afterparty.

De la mano de los aclamados productores Phil Lord y Chris Miller, The Afterparty llega para apuntarse a la moda de las comedias de misterio al estilo Agatha Christie, con una historia intrincada y llena de humor en torno a un asesinato, en la que el espectador se suma al juego de juntar las pistas y adivinar quién de los sospechosos es el asesino. Eso sí, con una particularidad añadida que la hace destacar: cada episodio está contado desde un género cinematográfico distinto.

Fotograma de la primera temporada de 'The Afterparty' (cortesía de Apple TV+)
Fotograma de la primera temporada de 'The Afterparty' (cortesía de Apple TV+)

Me explico. La serie transcurre durante una reunión de antiguos alumnos del instituto en California. Un grupo de treintañeros asiste al evento para reencontrarse con sus compañeros y rememorar el pasado. Nadie se lo ha querido perder, entre otras cosas, porque allí estará Xavier (Dave Franco), excompañero de clase convertido en una ridícula e insoportable superestrella de la música. Tras las actividades en la escuela, Xavier celebra una fiesta en su mansión para un círculo exclusivo de invitados. Mientras todos reconectan durante la velada, Xavier aparece muerto tras despeñarse hacia un acantilado por el balcón de su lujosa vivienda. Como mandan las reglas en los misterios whodunit, todos y cada uno de los asistentes a la fiesta tienen un motivo para haber cometido el asesinato.

Y aquí viene el detalle que diferencia a The Afterparty de otros relatos detectivescos similares. La agente Danner (Tiffany Haddish) acude a la escena del crimen para investigar lo ocurrido e interrogar a los invitados en busca de pistas. A partir de ahí, cada episodio reconstruye los hechos y el pasado en común entre todos desde la perspectiva de un personaje, adoptando un estilo visual o género cinematográfico diferente según la personalidad de cada uno. Es decir, en una misma temporada, tenemos ocho mini-películas que condensan las características narrativas, rasgos visuales y tópicos de cada género: una película de acción parodia de Fast & Furious, una comedia romántica, un musical, un thriller psicológico, una película de instituto, un policíaco o un episodio animado.

La idea de The Afterparty surge de Chris Miller, que también ejerce como director en la serie, pero como siempre, la obra es trabajo conjunto del compenetrado tándem que forma con Phil Lord. Estos dos creadores, de los más solicitados de Hollywood desde hace unos años, tienen en su haber comedias como Infiltrados en el instituto y su secuela o la serie El último hombre en la Tierra, pero el terreno donde han encontrado mayor gloria es en la animación, gracias a películas aclamadas como Lluvia de albóndigas, La LEGO Película, y las laureadas Spider-Man: Un nuevo universo y Los Mitchell contra las máquinas. Lord y Miller son conocidos por su jovial creatividad, su capacidad para experimentar con el lenguaje animado (y trasladarlo a la acción real) y su estilo de humor rápido y ingenioso. Y todo eso nos lo encontramos en The Afterparty, una serie repleta de buenas ideas que hace de su mezcla de géneros su gancho más irresistible.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Otro de sus atractivos principales es su reparto, encabezado por Sam Richardson (Veep) como el principal sospechoso, junto a un grupo de rostros conocidos para los amantes de las series, y de la comedia en particular: Ben Schwartz (Parks and Recreation), Zoe Chao (Love Life), Ike Barinholz (The Mindy Project), Ilana Glazer (Broad City), Jamie Demetriou (Fleabag), John Early (Search Party), además de los mencionados Tiffany Haddish (Plan de chicas) y Dave Franco (Malditos vecinos), y algún que otro cameo que hará que los aficionados al cine de humor, y concretamente al universo Lord/Miller, señalen sonrientes a la pantalla cual meme de Leonardo DiCaprio en Érase una vez en… Hollywood.

Además de contar una historia adictiva y entretenida en episodios de aproximadamente media hora, The Afterparty supone todo un alarde técnico y visual con el que sus creadores demuestran su compromiso a la hora de ir más allá de la mera parodia. Cada episodio está concebido como si fuera una película y salta a la vista el trabajo de planificación que hay detrás, así como la brillante labor a la hora de desgranar los géneros y extraer su ADN, reproduciendo de forma meticulosa sus referentes, a la vez que los ponen al servicio del misterio principal y el desarrollo de los personajes. El episodio de acción plasma con acierto los códigos visuales de las películas de Fast & Furious, el de la comedia teen nos remite directamente a Supersalidos y similares, y el musical rinde tributo a fenómenos como Hamilton o Dear Evan Hansen con geniales temas originales y un trabajo impecable de puesta en escena y coreografía.

Lo mismo se puede decir del episodio animado, que no podía faltar conociendo la amplia experiencia que Phil y Lord tienen en ese campo; el thriller psicológico, donde la serie se convierte por un momento en una inquietante cinta de terror; o el capítulo policíaco, que nos lleva de vuelta a la saga Jump Street, las tronchantes películas de Channing Tatum y Jonah Hill, de las que sus fans siguen pidiendo la tercera entrega. En definitiva, Phil y Lord han acometido cada episodio con el mismo entusiasmo, demostrando no solo un conocimiento pormenorizado de los géneros, sino también cómo hilarlos en una sola trama, caracterizando con ellos a un ecléctico y peculiar grupo de personajes marcados por el pasado.

¿Quién es el asesino? Fotograma de 'The Afterparty' (cortesía de Apple TV+)
¿Quién es el asesino? Fotograma de 'The Afterparty' (cortesía de Apple TV+)

Porque al final, lo más importante es el misterio y cómo se usa para explorar las relaciones entre personajes y mostrar cómo han cambiado (o no) desde el instituto. Quién es el asesino y cuál es el motivo que le llevó a cometer el crimen, un subgénero que en sí mismo cuenta con toda una legión de fans a los que últimamente, el cine y la televisión, está dando una alegría detrás de otra. Y es que el whodunit se lleva. Ese tipo de historias popularizadas gracias a las figuras de Sherlock Holmes o Hércules Poirot en la literatura, y a Colombo o Jessica Fletcher (Se ha escrito un crimen) en televisión; enigmas o rompecabezas en los que el lector o espectador acompaña al detective en su investigación mientras trata de descubrir quién es el culpable antes de que se revele su identidad.

La obsesión actual por el true crime (docuseries y podcasts basados en crímenes reales) puede haber tenido bastante que ver en el auge de los misterios de asesinato en ficción. En el cine y la televisión encontramos varios ejemplos recientes de la buena acogida de estas historias entre el público masivo.

En 2017, la adaptación de Asesinato en el Orient Express de la mano de Kenneth Branagh se saldó con muy buenos resultados de taquilla, con el nuevo caso de Poirot, Muerte en el Nilo, pronto llegando a las salas. Más sorprendente fue el triunfo comercial de Puñales por la espalda, misterio original de Rian Johnson que se convirtió en una de las películas más aclamadas de 2019, gracias a su habilidosa deconstrucción del género y su reparto estelar, encabezado por Daniel Craig como la nueva incorporación a la lista de detectives icónicos, Benoit Blanc (la primera de dos secuelas se estrena este año en Netflix). Y no podemos olvidar el regreso de la española Los misterios de Laura o el éxito reciente de Solo asesinatos en el edificio, la comedia de suspense protagonizada por Martin Short, Steve Martin y Selena Gomez, convertida en una de las grandes revelaciones de 2021.

'Solo asesinatos en el edificio' (Photo by: Robert Trachtenberg/Hulu)
'Solo asesinatos en el edificio' (Photo by: Robert Trachtenberg/Hulu)

Ahora, The Afterparty se suma a la lista con una propuesta ambiciosa y rompedora, en la que esa deconstrucción del murder mystery se lleva un paso más allá para ser filtrada a través de otros géneros y con la comedia como principal herramienta. Una idea genial que Lord y Miller han sabido plasmar en la pantalla con destreza, poniendo en práctica todo lo que han aprendido como cineastas y demostrando una vez más su buen ojo para hacer reír. Para el espectador, The Afterparty ofrece una experiencia de múltiples facetas, un juego dentro del juego donde juntar las piezas y adivinar quién es el asesino no es el único aliciente, sino que además tenemos el valor añadido de reconocer esos componentes que dan forma al género de cada episodio, lo cual puede resultar muy divertido para el cinéfilo.

Ya no sé cómo decir que hay que prestar más atención al catálogo de Apple TV+. Con excepción del fenómeno Ted Lasso, el streamer del gigante tecnológico sigue en segundo (o tercer) plano en lo que respecta a sus series originales, y es una pena, porque tienen auténticas joyas, a las que ahora se suma The Afterparty. Los tres primeros episodios ya están disponibles y los cinco restantes se estrenarán semanalmente. Tiempo suficiente para apuntarse al juego y compartir teorías sobre el que debería ser el misterio de la temporada: ¿Quién mató a Xavier?

Más historias que te pueden interesar: