Por si no teníamos suficiente, llega Apple TV: ¿merece la pena pagarlo? Esto es todo lo que trae

Por si no teníamos suficientes plataformas de series y películas, llega Apple y nos lía el bolsillo. La empresa lanzará su propio servicio llamado Apple TV+ con una oferta streaming que vendrá cargada de novedosos contenidos y que promete revolucionar aún más si cabe el panorama audiovisual.

Mientras debatimos si esta guerra entre compañías beneficia o no a los potenciales espectadores, y para despejar un poco este gurruño de lo que está por venir, vamos a abordar qué ventajas ofrecen cada una de las plataformas actuales y venideras.

Jennifer Aniston en The Morning Show (©Apple)

A pesar de que todavía no tenemos muy claro si esta saturación podría llevar al hartazgo eventual y definitivo de las series, lo cierto es que Apple TV+ llega pisándole los talones a sus competidores con una semana de prueba gratuita. Y es que costará solo 4,99 euros al mes, la mitad que Netflix cuyo plan más sencillo cuesta 7,99 euros y el más completo alcanza los 15,99 euros mensuales.

La compañía además regalará un año de suscripción con la compra de sus dispositivos Mac, iPad o iPhone.

Esta plataforma de streaming centrada fundamentalmente en la producción propia (que irá creciendo mes a mes), se podrá disfrutar con y sin conexión, sin anuncios y a la carta. Y lo mejor de todo es que arrancará el próximo 1 de noviembre. A partir de esta fecha, en más de 100 países incluyendo España, se podrán disfrutar de sus primeras series originales. Una de las más esperadas del catálogo es See donde podremos comprobar cómo Jason Momoa sigue en el mundo de los guerreros épicos tras encarnar a Khal Drogo en Juego de Tronos.

Cada serie contará con tres capítulos iniciales disponibles, para después lanzar uno cada semana. Otro de los alicientes es The Morning Show que marca el regreso a la pequeña pantalla de Jennifer Aniston con un papel protagónico tres lustros después de su andadura en la aclamada Friends. Y atención porque esta serie también cuenta con otros pesos pesados de la interpretación como Reese Witherspoon y Steve Carell.

Además, Oprah Winfrey será otra de las estrellas de Apple TV+ con un programa en el que la presentadora estadounidense dialogará con los autores más interesantes del mundo. Y ojo porque la compañía de Cupertino (California) también contará con cineastas de primer nivel como M. Night Shyamalan, Sofia Coppola, J. J. Abrams o Steven Spielberg quien, junto a su compañía Amblin TV, se encargará del reboot de Amazing Stories. Vamos, que tiemble Disney+.

Por tanto la televisión en streaming de la compañía de la manzana se pondrá en funcionamiento antes que la de Disney y dos dólares (1,81 euros) más barata que el servicio de suscripción de Walt Disney que se lanzará el 12 de noviembre por 6,99 dólares mensuales. De momento, solo en EEUU. También existirá una cuota anual de 69 dólares, es decir, en este plan los suscriptores se ahorrarían dos mensualidades a cambio de pagar el año por adelantado.

Sin embargo, el nuevo servicio de Disney, cuya suscripción incluye 4 dispositivos simultáneos en calidad 4K, es uno de los más esperados puesto que se va a encargar de recuperar en exclusiva la mayoría del contenido cedido a plataformas de terceros. En otras palabras, películas como los Episodios 1 al 6 de Star Wars solo podrán verse en esta plataforma. Además podremos disfrutar de contenido del canal National Geographic, de las películas de Pixar (además de las clásicas de la factoría Disney), de las cintas y series de Marvel así como de las treinta temporadas de Los Simpson, y todo el catálogo de 20th Century Fox. Completito.

Además se incorporan al catálogo todas las películas que Disney estrene a lo largo de este 2019 lo que implica Avengers: Endgame, Toy Story 4, Star Wars: Episodio IX - El ascenso de Skywalker o Capitana Marvel que llegará a la plataforma en exclusiva.

Y, comentario aparte, para su lanzamiento Disney+ contará con contenido original muy atractivo. Destaca la serie de Star Wars The Mandalorian aunque también habrá una ficción sobre High School Musical. Asimismo llegará otra serie llamada El Mundo de acuerdo a Jeff Goldblum y un conjunto de cortos nombrado Forky hace preguntas y centrado precisamente en este personaje de Toy Story 4. Asimismo se lanzará un remake de La dama y el vagabundo y una comedia navideña de fantasía titulada Noelle.

Para 2020 se espera además el lanzamiento de la serie salida de los Vengadores, Falcon y el Soldado de Invierno así como una película sobre Phineas y Ferb. Ya en 2021 se compartirá Loki, la serie del villano de Asgard con Tom Hiddleston, así como Ojo de Halcón con Jeremy Renner.

En este contexto, los demás gigantes del entretenimiento ha tenido que adecuar su estrategia. De momento Warner y HBO han sumado fuerzas para lanzar en 2020 HBO Max que sumará Friends, la aclamada comedia de situación estadounidense que en el caso de España ya ha pasado a la plataforma de HBO.

HBO Max también tendrá en exclusiva para Estados Unidos El príncipe de Bel-Air y Pretty Little Liars además de contar con seis películas de forma privilegiada, cuatro de ellas producidas por el reconocido productor Greg Berlanti. Otras producciones nuevas que estarán en esta plataforma son Dune: The Sisterhood-una serie spin-off a cargo de Denis Villeneuve-,Station Eleven, y Love Life.

Mientras, HBO sigue apostando por series de calidad tras el desenlace de su título estrella, Juego de Tronos. Entre ellas se encuentran Westworld, Pose y Chernobyl.

Por su parte, Netflix fideliza con contenido nuevo semanalmente además de añadir clásicos, el que ha causado furor más recientemente ha sido Dirty Dancing. Y es que tanto el servicio fundado por Reed Hastings como Amazon Prime Vídeo, que está desarrollando la adaptación televisiva de El señor de los anillos, se han afianzado en los líderes actuales del contenido online. Aunque, todo sea dicho, aquí en España Movistar+ también ha tomado la delantera ofreciendo series de calidad como En el corredor de la muerte que se estrena el próximo 13 de septiembre.

Pero volviendo a Netflix. En los últimos tiempos se ha armado de un arsenal de contenidos que le permiten enfrentarse a la competencia que está por llegar y que, por otra parte, podría sentenciar su exitoso camino. Así, no sólo ha contratado a los creadores de Juego de Tronos, David Benioff y D.B. Weiss, para crear nuevas series sino que también se ha asegurado el talento de Shonda Rhimes y Ryan Murphy, este último responsable de éxitos televisivos como Glee y American Horror Story. Además tiene una película como El irlandés favorita para los Oscar.

[La estrategia de Netflix: se arma de artillería audiovisual frente otros gigantes del entretenimiento]

Sin dudas, la cosa está que arde en el mundo del streaming. Netflix, Amazon Prime, HBO, Filmin, Disney+, HBO Max y ahora Apple TV+, ¿cómo podremos verlo todo? Es cierto que Apple TV podría tomarle la delantera al resto, sobre todo a Disney+, al llegar antes a otros países ajenos a EEUU y con una cuota menor a la que estamos acostumbrados a pagar por los servicios streaming. Además, si tenemos en cuenta la cantidad de usuarios que son fieles a todos los productos de la casa - móviles, ordernadores y gadgets- no sería de extrañar que la gran mayoría también le sea fiel en esta nueva estrategia.

Imagen promocional de Netflix

Pero una vez que llegue Disney+ y HBO Max, ¿qué será del resto y de nuestro bolsillo? No hay dudas de que aquel que pueda gastarse unos 30 o 40 euros al mes solo en plataformas online, estará encantado de la vida con cientos de ofertas constantes. Pero tanta oferta tiene sus desventajas. No solo ya no nos caben más APPs en el teléfono móvil, sino que muchos usuarios tendrán que priorizar sus gastos, llevando a la pérdida inevitable de usuarios para unas empresas u otras. Y el módico precio de Apple TV+ sería el mayor atractivo. Pero teniendo en cuenta que Netflix lleva varios años afianzándose en nuestras vidas, con contenido cada vez más interesante y obteniendo la fidelidad casi constante de sus usuarios (incluso manteniendo el contacto directo de tono personalizado a través de sus ocurrentes campañas de marketing viral), será difícil que alguno consiga que dejemos Netflix a un lado. Son muchos años escuchando el sonidito de apertura del logo de Netflix que, a estas alturas, ya lo reconocemos sin siquiera mirar la pantalla.

A su vez, la gran oferta de contenido streaming que está por llovernos podría provocar un desnivel entre oferta y demanda, llevando a una saturación irremediable. Está bien que todas las empresas quieran un trozo del pastel, pero no olvidemos que sus ingredientes son nuestros ojos, nuestro tiempo, nuestro afan por las historias y nuestro dinero. ¿Cuál será tu estrategia para estar al día? ¿Crees que la saturación de las series está por llegar?

Para seguir leyendo:
Por favor Hollywood, te rogamos que no hagas remakes de estos clásicos de los 90
Dramón para quienes sólo pagan Netflix: Friends se muda a HBO España
Todos quieren a Jennifer Aniston: Apple y Netflix en guerra por su regreso a la televisión