Apostando por todo lo alto: ¿Por qué 'Alcarràs' debería llevarse el Oscar?

·4 min de lectura
Photo credit: D.R.
Photo credit: D.R.

No ha habido sorpresas en la elección de la película que representará a España en la próxima edición de los Oscar, en el apartado de Mejor Película Internacional. 'Alcarràs', la segunda película dirigida por Carla Simón, ha sido la escogida por la Academia de Cine y Ciencias Cinematográficas de España. El largometraje se ha impuesto sin problemas a sus rivales, las otras dos películas preseleccionadas: 'As Bestas', de Rodrigo Sorogoyen, y 'Cinco Lobitos', de Alauda Ruiz Azúa’.

El anuncio ha tenido lugar en Madrid, a las 11.30, en la sede de la Academia. La veterana actriz Carmen Maura, acompañada del presidente de la entidad, Fernando Méndez-Leite, ha sido la encargada de hacer el anuncio de la producción elegida, cuyo destino sabremos el próximo 21 de diciembre de 2022. Ese día sabremos si ha sido escogida entre las finalistas al premio Oscar a la Mejor Película Internacional, que se entregará junto con el resto de estatuillas doradas el próximo 12 de marzo en Los Ángeles.

‘Alcarràs’, de Carla Simón, viene de ganar este año un histórico Oso de Oro en la Berlinale, uno de los tres grandes certámenes cinematográficos del mundo. Es la segunda película de la directora, tras ‘Verano 1993’. Su reparto coral está formado por actores no profesionales de Lleida y trabajadores de la tierra, y cuenta la historia de una familia propietaria de una tierra de melocotones. Después de 80 años cultivando la misma tierra, la familia Solé se reúne para hacer juntos la última cosecha.

Tal y como recoge 'Fotogramas', estas han sido las primeras declaraciones de Simón tras haber conocido que su película ha sido la elegida: "Estamos muy agradecidos a la Academia por confiar en nuestra película y muy ilusionados de poder hacer esta carrera. Le vamos a dedicar todo el amor, el cariño y el tiempo del mundo".

En espera de que llegue el 21 de diciembre y la película española sea elegida en Hollywood, vamos a enumerar algunas de las razones por las que debería no solo ser nominada, sino ganar el Oscar a la Mejor Película Internacional. ¿Las compartes con nosotros? ¿Crees que nos hemos 'pasado' o que nos hemos quedado cortos?

4 motivos por los que 'Alcarràs' debería ganar el Oscar a la Mejor Película Internacional

Por retratar el final de una época

Puede gustarnos más o menos y sonarnos más o menos agorero, pero lo que demoledoramente narra Carla Simón es la recta final en España, la agricultura tradicional, que ha condicionado la vida del país durante siglos y que ha forjado generaciones y generaciones de personas. En 'Alcarràs' se percibe perfectamente cómo lo que entendemos como 'modernidad' está terminando con el campo, al menos tal y como lo conocemos muchos de nosotros, en pro del capitalismo y callando (como suele ser) la voz de los protagonistas, los habitantes del medio rural.

Por cómo plasma la pelea entre lo nuevo y lo viejo

Tiene que ver con lo anterior. Todo permanece en equilibrio hasta que ya no existe ese equilibrio, hasta que todo lo que conocíamos se rompe y entonces aparece 'lo nuevo'. En el centro de la ciudad, la mano de obra es africana y está esperando por su trabajo digo (cada vez más escaso); en la cooperativa, los agricultores echan pestes de quienes se quedan con los márgenes y acaban con su sustento, devaluando la producción; los niños aprenden temprano cómo cuidar paneles solares... Una hermosa y a veces cruel dicotomía.

Photo credit: D.R.
Photo credit: D.R.

Por contar con un reparto (novel) tan bien dirigido

De todos es bien conocido que Carla Simón contó con actores no profesionales, con personas 'del pueblo llano' para interpretar los problemas de 'Alcarràs'. El resultado hace que la película sea mucho más natural y cercana a la realidad social y cultural de la zona y de la problemática que se expone. Cada una de las interpretaciones está matizada, sin redundar en nada, y ofreciendo momentos en los que con una gran sencillez se narran profundas emociones. Quizás en la mente de Simón corría la separación que hemos vivido en tiempos de COVID y quería hablar de la unión familiar en las pequeñas cosas. Además, otro de los logros de la película es que acabas amando fácilmente a los protagonistas.

Porque lo cuenta todo sin hablar

Quizás a 'Alcarràs' le pasa lo mismo que a 'verano 1993', que podrían haber tenido otro tipo de estructura más favorable. Pero en lo que las dos aciertan es en la transmisión a través de viñetas mudas, en las que los personajes hablan con las miradas y la historia se cuenta mediante sonidos. La duda intrínseca en toda la película es... ¿en quién se convertirá la familia Soler cuando se acabe su actividad agrícola? Ese dolor supura a lo largo de todo el metraje y lo hace deleitándose en hermosos detalles ambientales, dejándonos una pregunta en el aire: ¿a dónde se fue el pasado?