Incluso las 'tops' tienen complejos por su cuerpo: Kendall Jenner confiesa el suyo

Kendall Jenner es la modelo mejor pagada del mundo (así lo confirmó la última Lista Forbes) y también la que mayor número de seguidores acumula en redes sociales. Con esta carta de presentación, lo natural es pensar que la californiana se siente muy orgullosa de su cuerpo, herramienta de trabajo de una top, y, aunque es así, admite que tiene inseguridades como todo el mundo. No es la primera vez que Kendall habla sobre sus problemas de autoestima: a principios de este año reveló cómo le afectaron las críticas que sufrió después de asistir a los Globos de Oro por sus problemas de acné. Esta vez, la top se abre a sus fans con motivo del lanzamiento de la marca de fajas reductoras de su hermana Kim, y revela cuál es la parte de su anatomía que consigue acomplejarla.

kendall-jenner-inseguridades

“A veces me siento insegura sobre mis hombros anchos”, confiesa Jenner, a pesar de ser una de las modelos más admiradas del mundo. Por el contrario, lo que más le gusta de su aspecto físico es su altura, que alcanza los 179 centímetros y que es una de las razones por las que consiguió convertirse en la reina de las pasarelas en tiempo récord. Elle Macpherson o Gisele Bündchen son otras tops conocidas por tener una espalda fuerte y también por haber triunfado en la industria de la moda, muestra de que este es un rasgo físico que une a muchas supermodelos.

Además de Kendall, Kim Kardashian también ha aprovechado este lanzamiento para compartir cuál es la parte de su cuerpo que más le gusta y la que menos. “Si tuviera que elegir mi zona favorita sería mi cintura estrecha”, revela la empresaria quien también ha confesado que la piel de naranja la hace sentir insegura: "Tengo celulitis. Me fotografían todo el tiempo. Y siempre lo uso como motivación, incluso cuando la gente es injustamente crítica", admite Kardashian, quien desde hace un par de años se ha comprometido con un estilo de vida saludable basado en el deporte y en una alimentación vegana.

kim-kardashian

Una forma inteligente de dar a conocer las fajas reductoras de la nueva marca de Kim, Skims, que según TMZ alcanzó los dos millores de dólares en ventas minutos después de su lanzamiento, llegando incluso a colapsar la web. En cuanto a la supermodelo, además de revelar sus inseguridades, también ha querido terminar su confesión animando a otras personas a ser más amables: “Si pudiera cambiar algo de mi mundo sería hacer a todo el mundo un poco más simpático”.