'La Peste' vuelve a Sevilla con el peligro de 'La Mano de la Garduña'

Han pasado cinco años desde la última epidemia de peste que asoló la ciudad de Sevilla. Mateo, interpretado de nuevo por Pablo Molinero, tendrá que regresar a la ciudad después de casi perder la vida en El Nuevo Mundo. El deber le llama, puesto que una carta de Teresa le avisa de que Valerio corre serio peligro de vida. Así comienza la segunda temporada de La Peste, que se estrena este 15 de noviembre en Movistar, tras las críticas recibidas en su primera tanda de episodios. Una superproducción española que quiere volver a convencer girando su trama hacia el thriller. Además, estéticamente hay un gran cambio, alejándose de la oscuridad que reinaba en la primera temporada para dar paso a una luz que no esconde los graves problemas a los que se enfrentarán los protagonistas. 

VER GALERÍA

La Peste

La mafia, el hampa de la época, se representará con La mano de Garduña, que da título y argumento a estos nuevos seis episodios que confeccionan la ficción. La serie creada por Alberto Rodríguez y Rafael Cobos recurre así a un hecho histórico que involucrará a Mateo y Valerio en una búsqueda a contrareloj para encontrar a los culpables de crueles asesinatos en el origen del crimen organizado. Tres puntos tatuados en las manos son suficientes para descubrir quién forma parte de la Garduña, cuyo descontrol podría llevar a Sevilla a sufrir una nueva epidemia de peste en 1592. 

Así, la segunda temporada de La Peste descubre una nueva historia, con misma ambientación, pero donde todo girará en torno a una investigación más propia del género policíaco. "El gobierno no es capaz de alimentar a sus habitantes ni de asegurarles unos servicios asistenciales mínimos. El descontento social crece y se cristaliza en el nacimiento de La Garduña, el crimen organizado, que ha tomado el control de la ciudad", señala la propia cadena sobre qué se encontrará Mateo a su regreso a Sevilla. Los cinco años que pasó el personaje de Pablo Molinero en las Américas también jugará un papel clave en esta tanda de episodios, ya que su experiencia cercana a la muerte le llevará a dar una nueva oportunidad a la humanidad. 

VER GALERÍA

personaje-peste

Con las ausencias de Paco León o Manuel Solo, la serie incorpora a nuevos personajes como Pontecorvo o Baeza. El primero, interpretado Federico Aguado, será un nuevo asistente para la ciudad. Militar más que político, será clave a la hora de intentar acabar con la Garduña junto a Mateo. Para ello contará con un infiltrado como Baeza, a quien da vida Jesús Carroza. Un jugador de cartas amigo de Mateo con un código moral demasiado estricto para esa época.