Aplicaciones de la cáscara de huevo que nunca te imaginarías

Contiene proteínas de alto valor biológico, vitaminas (A, B2, B12, D y E) y minerales (Fósforo, Selenio, Hierro, Yodo y Zinc). Además de ser uno de los productos que no suelen faltar en ninguna despensa, el huevo es uno de los alimentos más completos que esconde una larga lista de propiedades nutricionales. La yema posee gran parte de las vitaminas y minerales, mientras que la clara es la que no aporta nada de grasa y sí elevadas proteínas. Como es lógico, la cáscara es la parte que solemos depositar en la basura. Sin embargo, este 'envoltorio' aparentemente inservible se ha convertido en todo un descubrimiento para el sector energético. El aprovechamiento de residuos orgánicos está cobrando una nueva dimensión y, cuando se trata de cuidar el medioambiente, el ingenio no tiene límites.

Leer: ¿En qué consiste tener un estilo de vida sostenible?

Almacenamiento eficiente

El cascarón puede servir como recurso para almacenar energía. Esta parte está compuesta fundamentalmente por carbonato de calcio, que tiene como principal característica que es capaz de almacenar litio de manera eficiente. Un dato muy interesante para los expertos, quienes han comenzado a fabricar baterías con este material y los primeros resultados han sido más que prometedores. Las baterías de cáscara de huevo han resultado tener un rendimiento electroquímico comparable al de las baterías comerciales que están en el mercado.

VER GALERÍA

huevos

El primer paso consiste en separar la cáscara externa de la fina membrana interna (hecha de fibras de proteína que contienen azufre y carbono) que separa el huevo y el cascarón, por lo que únicamente son válidos aquellos 'envoltorios' que no estén excesivamente dañados. A continuación, los científicos convirtieron la cáscara en polvo fino, que se calentó a 300 grados centígrados durante dos horas para obtener calcita, un mineral formado por carbonato cálcico. Este polvo funciona a modo de conductor eléctrico. A pesar de que las pruebas han dado resultados realmente positivos, los expertos han asegurado que queda mucho camino por recorrer hasta conseguir una aplicación comercial, dado es la primera vez que se utilizan residuos orgánicos a modo de electrodo.

En un mundo cada vez más preocupado por la protección del medio ambiente y la sostenibilidad, este es un nuevo paso dentro de lo que se conoce como economía circular, un concepto que se refiere a la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía.

Leer: Estos son los beneficios de tomar huevos (casi) a diario

Otras aplicaciones de la cáscara de huevo

A pesar de que no solemos ser conscientes de la verdadera vida útil de muchos productos, la realidad es que la cáscara de huevo puede ser beneficiosa para distintos fines. Además de ser un aliado perfecto para actuar como fertilizante para plantas, esta parte también es útil para actuar como base en mascarillas faciales nutritivas o en tratamientos para reforzar las uñas. Asimismo, la membrana de la cáscara de huevo puede emplearse a modo de vendaje para curar cortes y arañazos. Basta con colocarla directamente sobre la herida.

Leer: Iniciativas sostenibles para cuidar del planeta