Antonio Resines no se ha percatado de la que se le viene encima

·5 min de lectura

Este viernes 8 de abril se estrena en Movistar Plus+ la serie Sentimos las molestias. Dirigida por Juan Cavestany y Álvaro Fernández-Armero, los creadores de Vergüenza, esta comedia original de la plataforma de pago está protagonizada por Miguel Rellán en el papel de Rafael Jiménez y Antonio Resines en el rol de un aclamado director de orquesta llamado Rafael Müller.

Si bien el lanzamiento de esta producción de seis episodios estaba previsto para el pasado mes de febrero, la convalecencia del protagonista de 67 años provocó su retraso y lo más curioso es que ahora la promoción y estreno coincide con el momento en el que más le están preguntando al intérprete por su estado de salud.

©Tamara Arranz/Movistar Plus+
©Tamara Arranz/Movistar Plus+

El pasado 23 de diciembre Antonio Resines fue trasladado a la UCI del Hospital Gregorio Marañón por una insuficiencia respiratoria aguda secundaria a neumonía covid bilateral. Aunque estaba inoculado con dos dosis de la vacuna contra el coronavirus, al actor se le complicó y permaneció 48 días hospitalizado. De hecho, hasta el 28 de enero no fue trasladado a planta por lo que su estado de salud desató una oleada de preocupación entre fans y compañeros de profesión.

Tras conocerse que Antonio Resines había recibido el alta médica, Cuatro aprovechó para emitir una entrega grabada de Planeta Calleja protagonizada por el actor cuyas declaraciones tomaron una trascendencia especial. Asimismo, el intérprete cántabro intervino en pleno directo de El Hormiguero para mandar un mensaje tranquilizador a sus seguidores y mostrar su agradecimiento por las muestras de cariño recibidas especialmente durante los 36 días que pasó en la Unidad de Cuidados Intensivos.

En aquella primera intervención Antonio Resines no solo alabó el trabajo de los sanitarios, sino que dejó claro que la recuperación física sería lenta: "Tengo una atrofia del 80%, yo no tengo músculos ahora. Ando mal, con ayuda de un andador, pero me recuperaré. Lo que pasa es que es lento y es complicado y hace falta esfuerzo, pero bueno... Me he librado de una, macho". Es decir, el invitado por videollamada al programa de Antena 3 se mostró muy emocionado y puso de relieve que abordar esta cuestión y remover sus días más oscuros no es plato de buen gusto para él.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Sin embargo, en los últimos días Antonio Resines ha tenido que hacer de tripas corazón ya que en cualquier intervención televisiva le han preguntado por su experiencia como superviviente del coronavirus ya que hay muchas personas que no viven para contar cómo es ganar la batalla a esta enfermedad. De este modo, el pasado miércoles charló con Ana Pastor en El objetivo de laSexta sobre las alucinaciones que sufrió durante su larga estancia la UCI.

Antonio Resines explicó en el plató que en sus sueños se sentía con la misión de parar la Segunda Guerra Mundial “y llegué hasta un poco después de la Revolución Francesa”. El actor aseguró que mientras luchaba por superar la enfermedad “he comido y cenado con Bill Murray, Al Pacino. Había partes que eran buenas, pero siempre había un peligro. Yo pensaba que era en realidad, yo estaba en una oficina que curiosamente se parecía a la UCI, con techos altos de plafón y vidrieras, se mezclaba todo. Y a mí me ponen un chip”.

Según relató el actor de 67 años la tarea que supuestamente tenía que cumplir se debía a que “una rama de los Windsor la iban a desheredar y entonces eran muchos hermanos y habían pensado que yo tenía acceso fácil a Isabel II para que yo negociase. Porque yo tenía contactos en todo el mundo. Había negociado con Churchill y con Hitler.

Apenas un día después de contar este episodio de alucinaciones en laSexta, Antonio Resines tuvo que rememorar sus días menos lúcidos en la UCI en el plató de El programa de Ana Rosa de Telecinco. El actor recordó de nuevo su sueño más delirante siendo un reclamo para la cadena de Fuencarral que también quería mostrar a los espectadores cómo se ha recuperado el invitado tras permanecer más de un mes ingresado en el hospital.

Al final de esta historia de la UCI estaba tan cansado que les dije a los médicos que me pegasen un tiro. Me dijeron muy amablemente que ellos no podían y les dije que no se preocupasen que yo tengo un amigo notario que les eximía de cualquier culpa. Me vuelven a dormir, me dejaron ya en paz y no me mataron. Pero hay momentos en los que se pasa muy mal”, comentó primeramente el actor dejando completamente impresionado a Joaquín Prat quien quiso indagar en la alucinación más delirante de su invitado. Y ahí una vez más Antonio Resines tuvo que compartir la percepción que tuvo intentando llevar una negociación de la familia real británica.

Asimismo, Antonio Resines explicó el papel tan fundamental que cobró José Luis Martínez-Almeida en sus alucinaciones y la casualidad de que el alcalde de la Comunidad de Madrid le haya llamado recientemente para ser pregonero de San Isidro. Una anécdota que no ofreció en exclusiva al programa matinal de Telecinco, sino que también desarrolló esta especie de sueño premonitorio en La Resistencia de Movistar+.

Una vez más, en la última entrega emitida del programa presentado por David Broncano, el actor tuvo que detallar la anécdota de turno que marcó sus días más amargos en el hospital. “Te dan corticoides para que no sientas que tienes un tubo metido dentro hasta los pulmones”, comentó Antonio Resines para después recordar que “tenía que conseguir dinero para que no matasen. Entonces, yo me dediqué a conseguir ese dinero con resultados malos. Yo acabé enterrado en la Puerta de Alcalá varias veces porque fallaba. Hacía contactos que no eran buenos. Por ejemplo, me pedían 120.000 millones de euros. Es que era gente con muchos gastos. Entonces, se me ocurrió de poner de avalista al Ayuntamiento de Madrid y me pegaron un tiro por vacilarles”.

Si bien Antonio Resines no perdió el tono cómico al contar esta situación tan amarga, dio muestras de lo mucho que había hecho sufrir a sus familiares, amigos e incluso personal sanitario comentando que “me he pasado tres o cuatro días pidiendo perdón a todo el mundo porque les he faltado al respeto”. O sea, el actor subrayó que pese a que ha conseguido superar esta enfermedad ha atravesado por el periodo más complicado de su vida. Ese que, por lo que parece a raíz de sus últimas intervenciones televisivas, le van a seguir solicitando próximamente para conocer algún nuevo detalle o pincelada de su experiencia.

En este sentido, Antonio Resines quizás no es del todo consciente de la que se le viene encima ya que testimonios como el suyo son difíciles de encontrar y generan mucho interés en la audiencia por lo que es probable que, a partir de ahora, transite el mismo camino de espinas que su compañera de profesión Juana Acosta. Y es que, salvando las distancias, la actriz también sufrió una experiencia traumática que ha marcado su existencia a raíz de que asesinaran a su padre cuando ella contaba con 16 años. Un momento complicado por el que, de un tiempo a esta parte, le preguntan los principales formatos de la televisión. Que si en La Roca de la Sexta, en El Hormiguero de Antena 3 y hasta en Las tres puertas de Televisión Española (TVE).

Por eso, Antonio Resines no debe descuidarse porque por mucho que tenga una nueva serie bajo el brazo ha quedado patente que lo que ahora mismo les interesa a los programas de la pequeña pantalla es conseguir declaraciones sobre el drama que le sobrevino de la noche a la mañana. En otras palabras, lo que en un principio se concibe como una historia de superación digna de compartir se puede tornar en un relato abrumador para el intérprete.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Tamara Arranz/Movistar Plus+

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente