Antonio Najarro pide más visibilidad para la danza española, con "éxito brutal" fuera

·3 min de lectura

Murcia, 12 may (EFE).- El bailarín y coreógrafo Antonio Najarro, que presenta este viernes en Murcia su espectáculo pedagógico 'La mirada de la danza española', ha reclamado una mayor visibilidad a esta disciplina, que exporta con un "éxito brutal" en países con gran tradición de ballet, como Francia o Rusia.

Najarro, que actuará en la Fundación Mediterráneo para acercar la figura del coreógrafo al gran público, ha estimado en una entrevista a Efe que queda "mucho camino por hacer" para que la cultura, en general, y la danza en particular tengan un mayor espacio en los medios de comunicación y la sociedad.

"No hay costumbre de dar visibilidad al arte", ha lamentado el bailarín y coreógrafo nacido en Madrid en 1975, que mira con envidia a Francia o Rusia, donde estos artistas son continuamente promocionados como estrellas de sus países.

Najarro ha enmarcado 'La mirada de la danza española' en su propósito de acercar esta disciplina al público, ya sea aficionado o primerizo, como ya hizo con los espectáculos dirigidos a niños, con videojuegos, las coreografías para patinaje sobre hielo o con la primera temporada del programa televisivo 'Un país en danza'.

El que fuera director del Ballet Nacional de España (BNE) entre 2011 y 2019 ha afirmado que en su nuevo montaje, que compagina con la gira de su nuevo proyecto, 'Querencia', percibe que vienen más familias con hijos en academias y escuelas, a los que presenta una "guía profesional" sobre qué es una compañía de danza española.

Acompañado por las figuras principales de su compañía, Tania Martín y Carlos Romero, Najarro explica la tarea que el coreógrafo hace día a día con los bailarines, mostrando el progreso técnico y artístico que se consigue a través de un trabajo constante y eficaz y la forma de trabajo de un coreógrafo cuando crea una pieza original desde cero.

Los tres bailarines recrearán varias piezas solistas del espectáculo 'Alento', variaciones de bata de cola y castañuelas, pasos a dos de danza clásica española, y solo. Al final del espectáculo, el público podrá participar en un coloquio con los artistas, que suele durar 20 minutos pero que ha llegado a alargarse hasta los 40, según ha apuntado.

Najarro también incide en el "sacrificio" que tendrá que hacer un niño que quiere dedicarse a la danza española para llegar a dedicarse profesionalmente a este arte, al tiempo que desgrana las distintas facetas de un espectáculo de este tipo, como la iluminación, el vestuario o la composición musical.

Convencido de que el público español debe conocer que hay danza española más allá del zapateo flamenco, como la escuela bolera y la danza estilizada, el exdirector del BNE interactúa con el público mostrando todos los detalles de la creación, su inspiración, su manera de tratar cada uno de los movimientos, o los tejidos de vestuario utilizados.

El objetivo es hacer ver al público la complejidad de interpretación de estas obras así como la preparación diaria que conlleva llevarlas a escena.

Najarro se muestra "muy ilusionado" con su nuevo montaje, "Querencia", estrenado la pasada semana en Madrid, y que es el sexto espectáculo de su compañía, en el que plasma su deseo por revisitar sus orígenes y volver "a la tradición".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente