El testimonio escalofriante de la madre de Antonio David Flores contra Rocío Carrasco

Anna Sanchez
·5 min de lectura
MADRID, SPAIN - DECEMBER 12:  Rocio Carrasco attends '40 Principales Awards 2014' at Palacio de los Deportes on December 12, 2014 in Madrid, Spain.  (Photo by Juan Naharro Gimenez/WireImage)
Rocío Carrasco ha sido muy generosa ante los ataques de Luisa Carrasco (Photo by Juan Naharro Gimenez/WireImage)

Un nuevo episodio de la docuserie de Rocío Carrasco narra la disolución eclesiástica de su matrimonio. La hija de ‘la más grande’ cuenta que la Audiencia ratificó la sentencia del juzgado adjudicando la guardia y custodia de Rocío y David Flores para ella y fines de semanas alternos para el padre.

Aquella noticia fue un enorme alivio para Carrasco dado que, una vez Rocío se siente segura de que sus hijos ya están con ella y nadie se los va a poder quitar, empieza a plantearse la nulidad eclesiástica matrimonial.

Sus hijos no estaban bautizados, tal como ha relatado, porque ella no estaba bien emocionalmente y no podía enfrentarse a ese evento de familiares, amigos etc. así que decidió que, cuando los niños fueran mayores, ya se bautizarían si así lo decidían.

En los informes para la nulidad, Rocío ya confiesa tintes de mal trato y también lo hacen familiares suyos como su tía Gloria Mohedano y su marido, José Antonio, o su tío Juan De La Rosa que hoy, según Carrasco, “se desdicen de lo que dijeron por venganza y porque tienen algún tipo de interés”.

Pero, la otra parte del relato era bien distinta. Luisa Carrasco, madre de Antonio David Flores, decía sin tapujos que su nieto David nació con problemas de desarrollo intelectual por culpa de la mala vida de Rocío.

En unas acusaciones realmente impactantes, Luisa asegura: “Me enteré por televisión que Rocío Carrasco se iba a casar con Antonio David Flores porque les urgía. No me consta que mi hijo haya cometido infidelidad alguna durante su matrimonio. Es cierto que mi segundo nieto nació con ciertos problemas achacables a la vida poco decente tuvo su madre durante el embarazo.”

Y prosigue declarando en los documentos legales recogidos por el programa: “He de decir que mi hijo Antonio David ni bebe, ni fuma ni tiene vicio alguno que pueda ser la causa de esas consecuencias que tuvo mi nieto al nacer. Yo estaba entonces presente en la casa de mis hijos y el sacerdote que allí había aparte me invitó a tomar un café y allí se desahogó conmigo diciéndome lo que en realidad había pasado y que era la causa de que mi nieto naciese con ciertos defectos. Defectos que con la edad que ahora tiene, que son cinco años, parece un niño de dos años”.

Para terminar, Luisa cuenta que: “No sé si Rocío convivió con otro hombre antes de iniciar los trámites de separación. Lo que sí puedo decir es que su padre, el de ella, murió de un infarto. Y mi marido lleva dos años y medio padeciendo Alzheimer como consecuencia de la vida desarreglada de Rocío”.

Carrasco, destrozada e incluso benévola ante tales acusaciones, prefiere no entrar en polémica y solo dice que “ella sola se retrata”, que no va a entrar en el tema y añade :”Es una persona mayor. Yo no voy a ser la que la juzgue o la califique. Es la mayor aberración que se le puede decir de una madre. Pero creo que ella se ha calificado sola diciendo eso. No voy a entrar, creo que no hace falta”, insiste.

Al margen del horror que Rocío sintió por las graves acusaciones de su exsuegra, el día de la nulidad fue para ella muy especial: “Lo recuerdo como un día maravilloso, dentro de toda la vorágine de horror y dentro de todo el caos y el agotamiento físico y psíquico, lo recuerdo como un día muy feliz dentro de mi vida, muy feliz.”

En plató y tras la emisión del episodio, Ana Bernal, periodista e investigadora, añadía que: “Para crear el mito de la mala madre, primero hay que crear el mito de la mala mujer y aquí, la suegra de Rocío, es la que se encarga de decir que ella no hacía vida decente.”

Los colaboradores del debate comentaron la figura patriarcal de mujer y madre (Telecinco)
Los colaboradores del debate comentaron la figura patriarcal de mujer y madre (Telecinco)

Continuó explicando que: “Todo esto se comprende dentro del concepto machista de la sociedad, Antonio David tiene una visión de la pareja con mandatos de género muy rígidos. Entonces de ahí nace esa visión de la madre que es absolutamente patriarcal. Es decir, la mujer se tiene que autosacrificar y en ese autosacrificio se tiene que llevar por delante su vida laboral y personal, por ejemplo, no puede tener una relación con Fidel sin que sea señalada.

Y sentenciaba: “Es como cuestionarla por tener una tata para los niños mientras ella trabajaba, y se desarrolla profesionalmente, ¿acaso Antonio David les contaba cuentos a sus hijos cuando estaba en Crónicas Marcianas?. Lo perverso de esto es la imagen que se refleja a nivel de mujer y a nivel de maternidad."

Samanta Villar, por su parte, afirmó que: “Lo de la madre de Antonio David es de traca, yo me he echado hasta a reír. Menos mal que no había Covid en la época porque sino también hubiese sido culpa de Rocío Carrasco, vamos”, tirando de ironía.

Lo cierto es que culpar a Rocío Carrasco del infarto de su padre, del Alzheimer de su suegro y de los problemas de salud de su hijo pequeño con tal de que no le concedan una nulidad matrimonial es amoral. En esta ocasión, Rocío ha sido generosa y no ha entrado a juzgar las palabras de su exsuegra, ha preferido apostar por el respeto y el silencio que, aunque ahora ha roto con esta serie documental, la ha acompañado durante 25 años.

Más historias que te pueden interesar

Samanta Villar pone en jaque a toda la prensa del corazón con dos reflexiones sobre Rocío Carrasco

Quién es Pablo González 'El calvo', el paparazzi más popular de los últimos meses

La audiencia se empieza a cansar de Rocío Carrasco