Atención Joaquin Phoenix, que viene Antonio Banderas a por el Oscar

Los Globos de Oro lo habrán pasado por alto. Los BAFTA ni siquiera lo nominaron, pero Antonio Banderas no necesita de los premios académicos para confirmarse como el actor que podría dar la sorpresa en los Oscar. Porque el malagueño está arrasando, acumulando premios de la crítica por su trabajo en Dolor y Gloria que lo obligarán a comprarse una estantería nueva.

©El Deseo

Nunca un personaje de su filmografía le había valido tanto reconocimiento como Salvador Mallo, ese director alter ego de Pedro Almodóvar que transmite dolor, frustración, dudas pero mucha vida en el magnífico drama español. El pasado martes, el intérprete de 59 años fue elegido el mejor actor del año en la 85 edición de los premios del Círculo de la Crítica de Cine de Nueva York, la que es conocida como la asociación de críticos más prestigiosa del mundo al incluir a expertos de los medios más importantes de todo EEUU, como el New York Times.

Estoy muy contento, muy feliz, por lo que significa que todos los críticos de Estados Unidos me hayan premiado por Dolor y Gloria” aseguró el actor. Y es que esta buena racha comenzó en mayo de 2019 cuando ganó la Palma de Oro al mejor actor en el Festival de Cannes por introducirse de nuevo en el universo de Pedro Almodóvar con el personaje más biográfico de su carrera, repitiendo más tarde con el premio al mejor actor europeo en los Premios del Cine Europeo, el Actor del Año de los Hollywood Film Awards y mejor actor para la Asociación de críticos de Los Angeles.

Pero eso no es todo. Lo de Antonio es un no parar. También ganó en el Festival de Cine de Palm Springs, en el Círculo de Críticos de San Francisco, y está nominado al Goya, a los Critics Choice, los José María Forqué, a los premios de la crítica de Austin, Denver, Latinoamérica y Londres.

Es por eso que no debemos descartar que nuestro Antonio consiga un lugar en los próximos premios Oscar. Los aplausos y reconocimientos cosechados en 2019 lo convierten en un claro candidato a la estatuilla dorada, y el torbellino de premios lo colocan como la competencia más fuerte para Joaquin Phoenix y Adam Driver. Mucho se ha hablado de la guerra al premio a mejor actor entre ambos intérpretes por sus papeles en Joker e Historia de un matrimonio, siendo los dos nombres más sonados en la temporada de premios por la entrega total en sus interpretaciones. Y no fue hasta que Antonio recibió el premio de la crítica más importante del mundo que comenzamos a anticipar con certeza que pudiera colarse en el centro de la batalla. Pero ahí está. Incluso tomando la delantera.

Joaquin Phoenix le arrebató el Globo de Oro a mejor actor en drama en una ceremonia que vio cómo Pedro Almodóvar y compañía se marchaban con las manos vacías. Pero los Oscar son otro cantar. Los votantes parten de la propia industria, aunque resulta sorprendente ver que al otro lado del charco, la Academia británica haya optado por pasarlo por alto. A nivel de mejor película extranjera, Dolor y Gloria lo tiene más difícil debido al poderío de Parásitos que, incluso, tiene todas las papeletas para repetir la hazaña de Roma y colarse también en los Oscar a mejor película.

Sabremos las opciones de Antonio y su película en los Oscar el 13 de enero cuando se conozcan las nominaciones.

Más historias que te pueden interesar: