El antiguo protegido de Ellen DeGeneres se vuelve en su contra: 'Es manipuladora y controladora'

·3 min de lectura
Ellen DeGeneres credit:Bang Showbiz
Ellen DeGeneres credit:Bang Showbiz

Ellen DeGeneres se retiró de televisión hace unos meses con su reputación pública seriamente dañada por las acusaciones que realizaron en su contra un grupo de antiguos empleados de su programa. Ahora ha sufrido un nuevo golpe por parte de un antiguo protegido suyo llamado Greyson Chance, que asegura que no era ni de lejos la jefa perfecta que pretendía ser.

El joven de 25 años se volvió viral a los 10 con un vídeo en el que aparecía cantando 'Paparazzi' frente a sus compañeros de clase y que llegó a manos de la famosa presentadora. Ella le invitó a su popular programa en mayo de 2010 y le ofreció un contrato con el sello discográfico que acababa de ayudar a crear: eleveneleven, que dejó de funcionar en 2012.

A partir de entonces la humorista se convirtió en su mentora y, según el testimonio de Chance, empezó a hacer gala de un "carácter controlador y dominante". Uno de los incidentes que cita para ilustrar el comportamiento de Ellen tuvo lugar poco después de que ella le recomendara ver un documental de Justin Bieber como inspiración para construir su propia carrera. Cuando él no le hizo caso al momento, llamó aparentemente a su madre para reprochárselo y le aseguró que era una absoluta decepción.

Chance también afirma haber estado presente mientras Ellen humillaba a personas de su equipo e ignoraba la opinión de los estilistas para elegir ella misma su vestuario. A partir de 2012 la situación cambió para el entonces adolescente cuando las ventas de su disco y de las entradas para sus conciertos comenzaron a bajar: "Me abandonó por completo", asegura acerca de la presentadora.

A lo largo de los años posteriores él realizó apariciones puntuales en el difunto programa de Ellen porque sabía que le darían una publicidad impagable a pesar de que en el fondo cada una de esas experiencias resultaba traumática. En una de esas visitas, los dos charlaron ante las cámaras de su reciente decisión de hacer pública su homosexualidad y ahora Chance detesta que de alguna forma ella utilizara un momento tan personal de su vida en su favor.

"Llevábamos años sin hablar. Era algo tan retorcido... ante el resto del mundo pretendía que estábamos muy unidos, que todo iba bien, y entre bambalinas era una persona increíblemente manipuladora", ha lamentado. Aquella fue la última vez que acudió a 'The Ellen Show'.

Desde el equipo de la humorista afirman que Chance nunca realizó ninguna queja formal y señalan lo "conveniente" que resulta que haya decidido romper su silencio justo cuando se prepara para lanzar un nuevo disco. El músico, por su parte, reconoce que Ellen DeGeneres ayudó a lanzar su carrera, pero insiste en que le dejó de lado sin pensárselo dos veces y que todo lo que ha conseguido desde entonces ha sido gracias a su propio esfuerzo.

En 2020 BuzzFeed publicó un artículo acerca del ambiente tóxico que reinaba en el plató del talk-show 'The Ellen Show' y varios trabajadores denunciaron la falta de ayudas económicas que habían recibido durante la pandemia del coronavirus. Días más tarde salieron a la luz casos de acoso y conductas sexuales inapropiadas por parte de ciertos productores que dieron pie a una investigación externa y a despidos. Ellen DeGeneres tuvo que realizar una segunda disculpa pública reconociendo que no había estado lo suficientemente pendiente de lo que ocurría cuando ella no estaba presente.

Aunque muchos de sus amigos salieron en su defensa para dar crédito de su generosa personalidad, otras celebridades no se mostraron igual de favorables. La youtuber Nikkie Tutorials acudió a su programa para hablar del chantaje que había sufrido por ser una mujer transexual, y más tarde aseguró que en la intimidad Ellen no era en absoluto la misma persona que aparentaba ser ante las cámaras. El humorista Brad Garrett también aseguró en Twitter que conocía a muchas personas que habían sido tratadas de una manera terrible por ella, pero no ofreció nombres.