Pablo Motos busca el lado positivo a la crisis del coronavirus en El Hormiguero: "Volveremos a ser felices"

El Hormiguero ha regresado a Antena 3 con una versión especial para hacer más amena esta cuarentena a los espectadores. Después de una semana de ausencia y sin público en plató, Pablo Motos ha compartido un mensaje motivador frente al coronavirus antes de arrancar Quédate en casa que ha contado con la presencia de Marron, El Monaguillo y Luis Piedrahita y con las videollamadas de Miguel Ángel Revilla y Alejandro Sanz.

(©Carlos López/Atresmedia)

"Estamos todos muy emocionados, es un momento realmente especial y volver a hacer este programa para lo único que queremos es ser útiles". Así ha arrancado Pablo Motos El hormiguero: Quédate en casa, el nuevo formato del programa de Antena 3 tras la alerta sanitaria por el coronavirus. "Es un honor en estos tiempos en que los días pesan tanto y la gente necesita un área de descanso, un oasis para recuperar la sonrisa. Y para eso estamos aquí, os vamos a hacer compañía. Necesitamos salir un poco del shock en el que estamos todos sintonizados".

Y es que como ha recalcado el presentador lo primero que debemos hacer ahora es centrarnos en el presente: “El mundo tal y como lo conocíamos ha cambiado, la forma de salir de ésta pasa también porque nosotros cambiemos algunas cosas. Vamos a tener que cambiar algunos aspectos de nuestra personalidad, básicamente tenemos que bajar las expectativas de todo el dinero, la vida, los placeres y las comodidades pero, a su vez, esto se va compensar porque va aumentar mucho el afecto humano en general. Esta angustia que tenemos ahora mismo bajará y nos acabaremos acostumbrando a la nueva normalidad y volveremos a ser felices. Los seres humanos no nos hemos extinguido del planeta Tierra porque sabemos adaptarnos".

El presentador de Antena 3 ha explicado que ha empezado a escribir un diario personal para que quede constancia de lo que está sintiendo ante esta emergencia sanitaria cuando lo lea dentro de un año y todo haya pasado. Por eso, ha ahondado en las razones para seguir adelante ante la pandemia que azota al mundo, centrándose en el lado positivo. "Vas a aprender cosas que no sabías sobre ti. Otra cosa buena es que mucha gente va a aprender a cocinar. Te mantiene activo y le coges el gustillo. Otra cosa buena es que se ha disparado la empatía. Ahora te caen bien los vecinos que antes ni los mirabas. Ahora quieres saber cómo están. La gente piensa en no contagiarse, pero también en no contagiar, en cuidar a los abuelos y eso nos convierte en mejores personas".

Pablo Motos también ha tenido unas palabras para los profesionales sanitarios que trabajan sin descanso para frenan este virus en los hospitales: "¿Vosotros creéis que los sanitarios que están ayudando a los demás en los hospitales no tienen mucho miedo? Claro que sí, pero se han tenido que plantear a la fuerza una pregunta vital: ¿Quién quieres ser tú en esta crisis? Lo que están haciendo todos los sanitarios no solamente es admirable, es un ejemplo a copiar para sacar al valiente que llevas dentro. Os aseguro que todos somos muchos más fuertes y valientes de lo que creemos. El valor no es no tener miedo, es dejar que el miedo te atraviese y seguir haciendo lo que tienes que hacer en medio de la angustia. Y cuando hay una razón importante de verdad todos encontramos cómo hacerlo".

El presentador ha continuado con su monólogo afirmando que el coronavirus está dejando a la vista todo lo que es falso: los políticos que se hacen los competentes y no lo son, los haters, los problemas que te preocupaban la semana pasada y que ahora te importan un bledo. Se ha roto el filtro, ahora se ve la grandeza y la miseria de las personas con una claridad enorme y eso es positivo”.

De igual manera, ha compartido que el humor se va a poner por delante en todas nuestras prioridades "cuando algo no tiene solución lo único que te salva es el humor.El humor ablanda la vida, anestesia los problemas y te da poder. Ahora el humor se mezcla mucho con la desesperación, pero poco a poco empieza a salir. Ayer mi mujer me dijo que me quitara el chándal que parecía Nicolás Maduro. Me iba a enfadar con ella pero nos dio un ataque de risa".

Para concluir, el presentador ha compartido un mensaje muy claro sobre la responsabilidad colectiva que todos tenemos: "Hay muchas cosas que no sé, pero hay una cosa que sí. Hasta que llegue la vacuna de verdad, la vacuna somos nosotros no contagiándonos, no contagiando a los demás, y poniendo por encima de cualquier otro sentimiento que tengamos el amor y el humor".

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Atresmedia