Pilar Rubio supera con nota uno de sus retos más complicados en 'El Hormiguero'

Cine 54
·3 min de lectura

Pilar Rubio ha dejado literalmente con la boca abierta a los espectadores de El Hormiguero llevando a cabo su hazaña más arriesgada al volante. Y es que la colaboradora se ha metido en la piel de una especialista de cine para cumplir uno de los retos más complicados a los que se ha enfrentado en el programa de Antena 3 presentado por Pablo Motos. El desafío en cuestión ha consistido en aparcar el vehículo que conducía entre dos coches pero derrapando para conseguir un giro de 180 grados en el último instante. Y aunque a la mujer de Sergio Ramos se le ha notado más nerviosa que nunca, ha dejado a todos asombrados.

©Instagram (@pilarrubio_oficial)
©Instagram (@pilarrubio_oficial)

Si creíamos que ya habíamos visto todas las facetas de Pilar Rubio estábamos muy equivocados. Y es que después de ver a la protagonista lanzar con una ballesta o hacer malabares con una excavadora para colgar seis cervezas de un cable, en la última entrega de El Hormiguero ha compartido su habilidad como stunt driver (piloto especialista de cine). La presentadora, que todo sea dicho ha mostrado una recuperación récord tras dar a luz a su cuarto hijo, ha sorprendido a la audiencia con un derrape y aparcamiento marcha atrás de un BMW especialmente preparado para el drifting.

“Llevo siete años en este programa y nunca he querido enfrentarme a un reto como el que vamos a hacer hoy: ¿Por qué? Porque me acojona, ha expresado Pilar Rubio de manera muy sincera mientras abandonaba el plató con Pablo Motos acompañado del invitado David de Jorge.

Pero Pilar Rubio ha hecho historia en El Hormiguero tras enfrentarse a este reto, uno de los más duros que se recuerdan de sus desafíos en directo. La colaboradora ha cumplido su misión con creces realizando una espectacular maniobra para aparcar en el hueco entre otros dos coches marcha atrás después de hacer un giro de 180 grados a base de freno de mano y volante. Y lo ha hecho sin tocar ninguno de los vehículos ni, por supuesto, a nadie del equipo que estaba grabando la complicada escena.

“Me la he jugado", ha dicho Pilar Rubio tras completar el reto de forma limpia, aunque eso sí se ha arrimado más de la cuenta al BMW de la izquierda lo que ha provocado los sudores tanto de la piloto como del propio presentador.

A pesar de que Pilar Rubio ha superado el reto con gran destreza ha explicado que se enfrentaba a varios problemas ya que ha aprendido en apenas unos días una técnica que a los especialistas de cine les lleva meses. De hecho, el programa ha mostrado algunas de las prácticas de la maniobra en la que la madrileña sí llegaba a chocar con los coches que le servían de referencia.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Instagram (@pilarrubio_oficial)