María Pombo comparte en 'El Hormiguero' el pensamiento que tuvo al conocer que sufre esclerosis múltiple

Cine 54
·2 min de lectura

La primera visita de María Pombo a El Hormiguero no ha dejado indiferente a ningún espectador porque la influencer, que ha acudido al plató embarazada de siete meses, no solo ha hablado de su trabajo y de la llegada de su primer hijo sino que también ha compartido con Pablo Motos el pensamiento que tuvo nada más conocer que sufre esclerosis múltiple.

©Instagram (@elhormiguero)
©Instagram (@elhormiguero)

Este 2020 la invitada ha recibido tanto noticias buenas como malas, un choque de emociones que ha sido definitivamente “estresante”. Y es que María Pombo ha contado que se enteró en primer lugar de que iba a ser madre: "Me hace una ilusión tremenda. Siempre lo he querido y ha sido mi sueño desde pequeña". Pero a los ocho días de saber que estaba embarazada le diagnosticaron esclerosis múltiple, una enfermedad que ya intuía en cuanto tuvo unos síntomas muy raros ya que afecta a su madre desde hace dos décadas.

“En ese momento ya empezaba a tener unos síntomas muy raros que me olían, a mí y a toda mi familia, a esclerosis múltiple que es lo que ha padecido mi madre desde hace ya veinte años”, ha relatado la invitada contando que además la confirmación del diagnóstico se produjo en pleno confinamiento: “Todo esto encerrados tres meses en casa, sin ver a familia, sin ver a nadie... Era una época en la que ya de por sí estábamos estresados, con lo cual fue un momento un poco de altibajos".

En este contexto, Pablo Motos ha preguntado a la influencer sobre su primer pensamiento tras conocer el diagnóstico y la invitada ha recordado que "si te soy sincera, dije: Menos mal que es esclerosis. Te prometo que fue respirar. Prefiero una esclerosis que la he vivido toda mi vida".

Es decir, que ya que la esclerosis múltiple es terreno conocido porque su madre también padece la enfermedad, María Pombo se muestra muy positiva: “Siempre que me pasa algo, o a alguien de mi familia, me pongo en lo peor: tumor, cáncer... Yo no he tenido ningún familiar, gracias a Dios, que haya vivido eso. Entonces cuando me dicen que es esclerosis digo: Vale, casa. Yo sé lo que es. Sé cómo se vive. Sé que hay muchísimos avances. Sé que a día de hoy se investiga y se invierte muchísimo dinero. Y sé lo que hay".

En esta misma línea la joven, que también ha explicado los motivos por los que acude a un especialista en enfermedades mentales, ha recalcado que se sintió afortunada entre comillas con el diagnóstico: "Obviamente es algo que nunca quieres, porque al final es una enfermedad para toda la vida. Como dije en su momento, no te mueres de ella, pero te mueres con ella. No hay una cura".

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Instagram (@elhormiguero)