Anne Hathaway avisa a sus ‘haters’ que está subiendo de peso para que se ahorren las críticas

Valeria Martínez

Anne Hathaway es una actriz con una de las presencias más ambiguas en Hollywood. Tiene tantos fans como haters y una reputación de “difícil” y “diva” que ha hecho que sea una de las estrellas más odiadas del firmamento cinematográfico.

Acostumbrada a los mensajes odiosos, Anne ha optado por responder con una buena defensa advirtiendo que está subiendo de peso, antes que lluevan las criticas por su cambio físico.

Anne Hathaway advierte a sus haters (©Gtres)
Anne Hathaway advierte a sus haters (©Gtres)

La actriz de 35 años publicó un video en Instagram en donde aparece entrenando duramente, explicando que se trata de una rutina para subir de peso para un nuevo personaje.

Estoy subiendo de peso para un personaje y va muy bien” escribió junto al video. “Para todas las personas que van a criticarme por estar gorda en los próximos meses: no soy yo, eres tú”.

Incluso añadió una broma, explicando que quería añadir la canción de Queen, Fat Bottomed Girls (que se traduciría como “chicas de culo gordo”), pero afirma que no pudo por copyright.

En el video, Anne aparece ejercitando con una rutina de abdominales, flexiones y mucho más.

Ya en agosto de 2016, cuatro meses después de dar a luz a su hijo Jonathan, la actriz envió un mensaje directo a aquellos que criticaron su cambio físico, defendiendo el cuerpo femenino durante el embarazo. “No hay vergüenza en subir de peso durante el embarazo (o nunca). No hay que avergonzarse si te lleva más tiempo del que creías en perderlo (si quiere perderlo). No hay que avergonzarse si finalmente rompes y haces tus propios pantalones cortos de jean porque los del verano pasado son demasiado cortos para los muslos de este verano“, escribió en Instagram. “Los cuerpos cambian. Los cuerpos crecen Los cuerpos se encogen. Es todo amor (no dejes que nadie te diga lo contrario)”.

Haters… están avisados.


Para seguir leyendo:
Actores y actrices que ganaron el Oscar por menos de 20 minutos en pantalla
Emily Blunt quiere hacer la secuela de El diablo viste de Prada