Anna Kournikova cumple 41 años disfrutando de una vida discreta y plena junto a Enrique Iglesias y sus hijos

·4 min de lectura

Un mes después del cumpleaños de Enrique Iglesias, ahora es Anna Korunikova quien inicia una nueva vuelta al sol. Este martes 7 de junio está marcado en rojo en su calendario puesto que la extenista cumple 41, una edad que coincide con un momento pleno de su vida. Su mejor regalo al soplar las velas es, sin duda, poder hacerlo en compañía de la numerosa familia que ha formado con el cantante. Los mellizos Nicholas y Lucy, nacidos en 2017, así como la pequeña Mary, que llegó al mundo en 2020, son los grandes protagonistas de la discreta rutina que siguen en su residencia de Miami (Florida); un día a día que ha ido cambiando mucho con el paso del tiempo tal y como recordamos a continuación.

VER GALERÍA

anna2
anna2

-Alberto de Mónaco dice que Charlene 'ha sufrido mucho' y califica como una 'prueba' los meses que han estado lejos

-Fallece Concha Spínola, madre de 'El Litri', dos semanas después de la muerte de su marido

El hijo menor de Julio Iglesias e Isabel Preysler conoció a la madre de sus hijos hace ya dos décadas. En 2001 sus caminos se cruzaron en el rodaje del videoclip de Escape, uno de los temas de Enrique, y al año siguiente hicieron oficial su romance posando juntos en la alfombra roja de los MTV VMAs. Esa primera aparición conjunta es también una de las únicas que han hecho ya que ambos han apostado siempre por la discreción y evitan acudir a actos públicos.  Como muestra de ese hermetismo, los dos embarazos de Kournikova se mantuvieron en secreto hasta el final. También han jugado siempre al despiste a la hora de hablar de su estado civil y sigue siendo una incógnita si han dado el paso de convertirse en marido y mujer.

En 2003, cuando llevaba poco tiempo con el intérprete de temas tan populares como Bailando, Experiencia religiosa, Hero o Cuando me enamoro, Kournikova se retiró de la competición. Hija de un corredor y luchador profesional, se convirtió en su Rusia natal en una niña prodigio del tenis. Con solo cinco años cogió por primera vez una raqueta, que era su regalo de Navidad, y un lustro más tarde se fue a vivir a Estados Unidos, donde ya empezó a despuntar y a cosechar éxitos. Su belleza tampoco pasó desapercibida. El ejercicio sigue teniendo un papel clave en su vida a juzgar por su figura, que apenas ha cambiado tras ser madre en tres ocasiones. "Anna tiene un cuerpazo. Siempre ha estado muy delgada, incluso embarazada, y por eso ha podido recuperarse tan rápidamente", decía Isabel Preysler en ¡HOLA! sobre la figura de su nuera. También contaba sobre ella que ha dado a Enrique "unos hijos maravillosos y una estabilidad familiar que le hace muy feliz"

VER GALERÍA

annatenis
annatenis

Desde que Anna y Enrique coincidieron, la admiración ha sido mutua. "Es abierto, muy humano, sencillo y trata a todo el mundo con un gran respeto. Tiene un corazón enorme y es muy divertido. ¡Hay muchas cosas que me gustan de él!", decía Kournikova sobre el artista. Ahora también se conocen en otra faceta diferente, la de la paternidad, con la que ambos están encantados. La pareja apuesta por una tranquila vida familiar de la que también forman parte sus mascotas. En las pinceladas que comparten acerca de su día a día se refleja cómo disfrutan de paseos en barco y jornadas al aire libre en las que los protagonistas son sus pequeños, sus incansables juegos, sus travesuras y sus risas. 

VER GALERÍA

anna3
anna3

-¡Hasta un estudio de tatuajes! La boda con sorpresas de Fran Beltrán, jugador del Celta de Vigo, y Estefanía Molina

Sobre la personalidad de sus pequeños se pronunciaba Enrique Iglesias durante su última visita (aunque virtual) en El Hormiguero, programa del que forma parte su hermana Tamara Falcó. "Yo era tremendo cuando era un chaval y mi hijo Nico me recuerda un poco a mí. Y me acuerdo cuando vivía en Madrid y compraba petardos y los iba tirando a las paradas de autobús", decía el artista de su niño, con el que guarda un gran parecido aunque también tiene rasgos de su madre como los ojos azules. Lucy, por su parte, ha sacado los ojos marrones del cantante, aunque es más rubia de pelo igual que su madre. "Hay que tener paciencia, escucharles, mimarles, quererles, repetirles constantemente que estás con ellos aunque no estés ahí físicamente y que siempre pueden contar contigo", decía Iglesias, haciendo referencia a sus ausencias cuando está de gira.

La curiosa 'charla de chicas' de Anna Kournikova y su hija Mary

 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente