Anjelica Huston defiende la supuesta violación de Roman Polanski "porque era de rigor" para hombres como él comportarse así

Hace mucho que no tenemos noticias de Anjelica Huston. A sus 67 años, la ganadora del Oscar por El honor de los Prizzi parece estar desaparecida del mapa hollywoodense. En los últimos años ha prestado su voz a series y películas animadas, y solo la vimos en el papel de Vicki en siete episodios de la serie Transparent, entre la segunda y tercera temporada, aunque protagonizó una película titulada Trouble que no llegó a estos lados. Pero ahora reaparece, radiante y sincera, en una entrevista a Vulture que está dando mucho de qué hablar.

Autor: Evan Agostini; Fuente: Gtres

Justo cuando está a punto de estrenar su primer papel en una gran producción en mucho tiempo, John Wick: Capítulo 3 – Parabellum, la exitosa trilogía de Keanu Reeves en donde interpreta a una instructora de ballet rusa, Anjelica Huston habla de sus años junto a Jack Nicholson, el uso de cocaína, las consecuencias de arrebatarle el Oscar a Oprah -quien nunca la invitó a su programa y le dio la espalda la única vez que se vieron-, la necesidad que tiene de trabajar después de que su marido la dejara en la ruina por no tener seguro médico antes de morir, mientras deja al mundo atónito al defender a Woody Allen y Roman Polanski.

Primero, Anjelica habla del uso de las drogas en su vida para llegar hasta Roman Polanski y el día en que supuestamente violó a Samantha Geimer de 13 años en la casa de Jack Nicholson, donde ella estaba esa noche. Afirma que se niega a morir por el abuso de cocaína u otras drogas como le pasó a Carrie Fisher. “Por lo que sé, Carrie estaba tomando un montón de drogas. No quiero morir de drogas ¡Dios! Que manera horrible de morir. A menos que estés débil y necesites marcharte; pero irte de forma accidental por drogas, lo odiaría“. Asegura que solo fuma marihuana hoy en día porque no “lo considera un peligro para su salud”, y que ya no prueba nada peligroso.

Jack Nicholson fue uno de los grandes amores de su vida, de quien habla por su uso constante a la cocaína. Nunca tomó grandes cantidades. Creo que Jack la consumía, como Freud, de forma inteligente. Jack siempre tuvo un problema de letargia física. Estaba cansado, y creo que probablemente, a cierta edad, un pequeño empujón lo alegraría. Como el espresso“. Anjelica fue arrestada por posesión de cocaína en la casa de Jack en 1977, un momento que la hizo sentir “humillada”. Dejó de consumir cuando decidió “que era ridículo y malo para mí. Acababa de conocer a mi futuro marido, era algo que no quería compartir con él y no quería seguir haciéndolo, así que lo dejé enseguida”.

El día que fue arrestada, fue el mismo que Roman Polanski supuestamente violó a Samantha Geimer, de 13 años, en la casa de Jack Nicholson. Veamos, es una historia que podría haber pasado diez años antes en Inglaterra o Francia, Italia, España o Portugal y nadie habría sabido nada. Y es así cómo estos tipos disfrutan pasar el tiempo. Había un movimiento playboy en Francia cuando yo era una joven de 15 o 16 años, haciendo mis primeras colecciones. Ibas a Régine o Castel en París, y todos los hombres mayores intentaban algo. Cualquier club que se pueda mencionar en Europa. Era de rigor (comportarse así) para la mayoría de hombres como Roman que crecieron con la sensibilidad europea” dijo defendiendo la supuesta violación como una actitud típica de los hombres de la época.

Keanu Reeves y Anjelica Huston en John Wick: Capítulo 3 – Parabellum (Autor: Nick Tavernese, Fuente: EOne Films)

Curiosamente, Anjelica confiesa haber vivido experiencias que entrarían en el movimiento #MeToo y que necesitaría todos los días para contar la cantidad de veces que “la hicieron sentir como un objeto, malinterpretada o menospreciada”.Creo que los hombres lo hacen mucho, y creo que la mitad de la veces no saben lo que están haciendo”.

En cuanto a Woody Allen, cuando el entrevistador le recuerda que el director prácticamente no puede hacer cine hoy en día debido a las repercusiones actuales que vive por el recuerdo de las acusaciones de violación de su hija adoptiva, Anjelica respondió recordando que “hubo dos estados investigando y ninguno lo procesó“. Entonces, le preguntan, “¿trabajarías con él de nuevo?“, y ella responde,Si, en un segundo“. Una reacción diferente a la de Greta Gerwig, Hayley Atwell, Timothée Chalamet, Michael Caine o Colin Firth, que han sentenciado que no volverían a trabajar con él.

A lo largo de la entrevista, Anjelica se sincera pero manteniendo una visión pesimista del abuso que sufren las mujeres en Hollywood, afirmando básicamente que en todos estos años, nada ha cambiado.


Para seguir leyendo:
Charlize Theron estuvo a punto de sufrir abuso de un productor en el primer casting de su carrera
‘Colette’, la historia de una mujer que rompió esquemas machistas (y otros personajes para nuevas feministas)
Mantequilla, violación y una escena: la polémica que arrastró Bernardo Bertolucci durante 45 años
El beso espontáneo de Adrien Brody en los Oscar seguramente hoy recibiría una bofetada