Los anillos que llevabas de pequeña se han puesto de moda entre las mujeres

·3 min de lectura

Si volvemos, volvemos con todo. Esta es nuestra decisión final al comprobar que lo del regreso de la moda de nuestra adolescencia no era ningún fake sino que nos va a acompañar, al menos, durante esta temporada. Pese a ser especialmente denostada en su momento, la década de los 2000 nos regaló una forma diferente de ver determinadas prendas, la cual vuelve a cobrar interés para quienes, por aquel entonces, estábamos en plena pubertad.

Es tiempo, por tanto, de replicar looks como los que Britney Spears lucía sobre el escenario con pantalones de talle bajo y crop tops cuya combinación dejaba parte del abdomen al aire. También es momento de dar una oportunidad a esa falda de tablas con estampado de cuadros que tan famosa hicieron películas de la época como 'Fuera de onda' o de sacar del fondo del armario esos cinturones de cadena que caían a la altura de las caderas para acompañar cualquier estilismo. Lo que no imaginábamos era que habría más complementos de entonces que volverían a acompañarnos más de veinte años después como, por ejemplo, los anillos de colores.

¿Recuerdas esas joyas de plástico de formas infantiloides, en una paleta de colores de todo menos discreta y que nos permitían dar rienda suelta a nuestra creatividad al combinarlos entre sí pese a sus distintos tamaños o tonalidades? De esos justamente es de los que estamos hablando.

Ya hemos dicho que ya que vuelve la estética de comienzos del milenio, estamos dispuestas a volver con todo, y eso significa que no vamos a renunciar a estos anillos. Ni siquiera aunque nos hayamos pasado de largo en el rango de edad que antes era exclusivo para estas joyas. Porque aunque en los 2000 resultaba improbable verlos en quienes habían cumplido ya los 20, es precisamente a partir de esa edad cuando gana más adeptas en la actualidad -Bella Hadid y Kylie Jenner, dos de quienes han apostado ya por estos anillos en varias ocasiones, sirven de prueba de lo que decimos-.

Dicen por ello que son los favoritos de la generación Z y lo refuta la cantidad de vídeos en TikTok y fotos en Instagram que se pueden encontrar de jóvenes con ellos puestos en varios dedos de cada mano. Una tendencia que tiene todos los ingredientes no de frenar sino de seguir creciendo, y más ahora que el buen tiempo empieza a asomar y con él las ganas de alegrar nuestros estilismos -y nuestra manicura- con cualquier cosa que sea capaz de añadir un toque de color.

Se presentan, por tanto, con la intención de decorarlo todo como si de piedras preciosas se trataran. Son sus figuras ovaladas, cuadradas, rectangulares o a modo de estrella son los que les da su valor añadido. Eso y su alegre colorido que es lo que en su momento hizo que se les bautizara como ring pops.

Nada de plata, ni oro, aquí lo que funciona es el plástico, el cristal sólido o, como mucho la resina, y aparecen centrando toda la atención en vibrantes amarillos, rosas, verdes o azules. Pueden aparecer también con estampados en estos tonos o decorados como mucho con purpurina. El objetivo es que se mantengan fiel a su regusto vintage y que en todo momento parezca que has asaltado el joyero de tu hija, tu sobrina o tu hermana pequeña.

¿Y dónde puedes conseguirlos? ¡Por todas partes! La fiebre es tal que cada vez son más las tiendas de bisutería que se han animado a recuperar estos diseños. Incluso Zara ha lanzado una serie de piezas llamado por esta tendencia. Además, no olvides que al tratarse de piezas de hace dos décadas pueden estar presentes en tiendas vintage o incluso entre tus pertenencias de la niñez si eres de las que conserva parte de sus recuerdos. Si es así, es hora de desempolvarlo porque gracias a su valor nostálgico, te aseguramos que su éxito vale por dos.

Más historias que te puedan interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente