Ania, ex Gran Hermana supera la anorexia y estrena novio

Ania Iglesias fue la ganadora moral de la primera edición de Gran Hermano. Cuando los concursantes todavía no sabían ni siquiera a qué se exponían al entrar en la casa de Guadalix, Ania consiguió su objetivo principal: ser famosa.

La ex gran hermana Ania supera la anorexia junto a su novio

Han pasado muchos años desde aquella primera edición que hizo estallar los audímetros de toda España y, a raíz de su ascenso a la fama tras pasar por GH, empezó también una dura batalla personal que, afortunadamente, hoy ha superado.

Ania cayó en un TCA, la anorexia. Su obsesión por verse siempre delgada y perfecta la hizo contraer esta peligrosa patología con la que ha estado luchando con ayuda de profesionales médicos de nuestro país.

 

Ahora, Ania asegura que el apoyo de su novio Javi, con el que sale desde marzo, ha sido vital para superar su anorexia y, además, no esconde su amor en las redes sociales llenando su perfil de instagram de fotos en pareja.

En unas recientes declaraciones que recoge Telecinco en referencia a dejar atrás su anorexia, Ania afirma que: “Ahora estoy curada y también te digo una cosa, tengo una mensaje para la medicina de España: todo lo he solucionado en la Seguridad Social de este país. Todo se lo debo a la Seguridad Social. Hay mucha gente que se va fuera de este país a curarse… Cuando una persona se va a morir, se muere. Un médico es médico, no es Dios”.

 

Respecto a Javi, su nueva ilusión, afirma que: “Estoy feliz. Ha surgido la química, la física, la literatura y todas las asignaturas del colegio. Todo empezó a redes sociales, él le daba a ‘me gusta’ a algunas cosas mías y yo a las suyas. Hice un evento y lo invité. Él vino, y lo vi guapísimo, altísimo, morenísimo… Me gustó, pero ahí quedó la cosa. Sin embargo poco a poco empezar a hablar ‘pico, pala, pico, pala’ y me fue ganando”.

Y añade: “Llevamos desde marzo y nos pasa una cosa muy bonita: yo nunca he puesto a ningún amor en mis redes sociales probablemente lo he hecho porque no me creía del todo que era fluido. Pero con Javi sí. Javi es mi alter ego. Mi otro yo en hombre”.

Me encanta saber que Ania está feliz y, sobre todo sana. Espero que este “alter ego” amoroso le dure mucho tiempo y que su autoestima se mantenga intacta al margen de su vida amorosa porque amarse es el único modo de no recaer en la anorexia y otros trastornos alimentarios. ¿Qué te parecen sus declaraciones?

 

 

Te puede interesar….