Angelina presenta una demanda millonaria contra Brad para proteger su bodega

·2 min de lectura
Brad Pitt y Angelina Jolie credit:Bang Showbiz
Brad Pitt y Angelina Jolie credit:Bang Showbiz

La batalla legal entre Brad Pitt y Angelina Jolie está lejos de haber acabado. Primero se enfrentaron por la custodia de los cinco hijos menores de edad que tienen en común y ahora siguen a la gresca por el Château Miraval que compraron juntos en el sur de Francia en 2008, que incluye un castillo y un viñedo en activo.

Una compañía creada por la actriz acaba de presentar una asombrosa demanda por valor de 250 millones de dólares contra su ex, en la que alega que él se alió con lo que denomina como "una banda de compinches" para orquestar una campaña que tenía como un único objetivo "hacerse con el control" de la bodega y que ella no viera ni un céntimo de sus beneficios.

Los documentos judiciales presentados el martes en Los Ángeles cifran en decenas de millones de dólares la inversión económica que la entonces pareja realizó para mejorar la finca de 1.300 acres tras su adquisición. Según Angelina, Brad despilfarró gran parte de ese dinero en lo que ella define como proyectos innecesarios y que era únicamente una cuestión de "vanidad", como por ejemplo la construcción de una piscina que les costó más de un millón de dólares.

La demanda también afirma que Brad trató de utilizar la gran participación financiera de Angelina en la empresa que controla los viñedos para obligarla a firmar una "cláusula de silencio" que le impidiera hablar de las circunstancias que la llevaron a solicitar el divorcio. No es ningún secreto que, poco antes de que se hiciera pública su separación, el intérprete protagonizó un altercado con su hijo mayor Maddox a bordo de un jet privado que dio pie a una investigación por parte del FBI y del Departamento de Servicios Sociales de Los Ángeles, que se cerraron sin que se presentaran cargos en su contra.

Angelina sostiene que su ex la está castigando por la oposición que ella ha presentado en los juzgados en distintos frentes, bien sea el horario de visitas de sus hijos o el reparto de sus bienes en común, incluida la bodega en cuestión. También hay que recordar que la actriz solicitó recientemente que el FBI le entregara todos los documentos relacionados con las acusaciones que ella había realizado contra Brad en su momento, alegando que les había agredido tanto a ella como a sus hijos.