Angelina Jolie supera la ruptura vendiendo un cuadro que le regaló Brad Pitt

·3 min de lectura

Cuando vivimos una ruptura todos y todas solemos querer dejar atrás aquello que nos recuerda a nuestras antiguas parejas. Borramos las fotos que tenemos juntos, nos deprendemos de los objetos personales de la otra persona, evitamos hablar de sobre nuestra pasada relación,… Y aunque con su nivel de fama parezca estar muy alejada de nuestra rutinaria vida cotidiana, Angelina Jolie no ha dudado en tomar las mismas acciones para tratar de dejar atrás su relación con Brad Pitt.

(Frank Augstein; Gtres)
(Frank Augstein; Gtres)

Y es que la actriz y directora ha vendido un preciado cuadro de Winston Churchill que el protagonista de Guerra Mundial Z le regaló hace años. Según informa Page Six, Jolie se habría embolsado la estratosférica cantidad de 11 millones de dólares por la venta de la pintura en subasta, todo un beneficio teniendo en cuenta que Pitt la compró por solo 2,5 millones y estaba valorada en torno a los 3 millones.

Se trata de la pintura La torre de la mezquita Koutoubia, una obra en la que Pitt se interesó después de que el arte de Churchill despertara su curiosidad tras trabajar en Malditos Bastardos de Quentin Tarantino. Él y Jolie incluso se embarcaron en un tour privado por los Churchill War Rooms de Reino Unido para descubrir la obra del exprimer ministro británico, momento en el que el intérprete decidió regalar a su entonces mujer este cuadro que años atrás Churchill le entregó al expresidente de Estados Unidos Franklin D. Roosevelt.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Como bien indica su nombre, se trata de un cuadro en el que aparece representada la mezquita marrakechí de Kutubía, construida en el siglo XII. El edificio es representado bajo un imponente paisaje y está pintado en óleo sobre lienzo con unas dimensiones de 45,7 centímetros de alto y 61 de ancho.

Debido a su reunión en Casablanca en 1943 para pactar la estrategia frente a la Alemania nazi durante la II Guerra Mundial, Churchill decidió hacerle entrega de este obsequio a Roosevelt. El expresidente le cedió la obra a su hijo, quien a finales de los 50 la vendió a un coleccionista de arte en Nebraska. Después fue adquirida por el productor de cine Norman G. Hickman y tras su muerte fue su familia quien pasó a poseer la obra. El cuadro estuvo varios años cogiendo polvo sin que nadie se interesara por él, hasta que Pitt decidió adquirirlo.

Se desconoce la razón exacta por la que Angelina Jolie habría decidido vender esta valiosa posesión, pero aparte de embolsarse una buena cantidad de dinero, parece claro que no quiere tener en su colección este regalo de su exmarido.

Aunque la pareja se separó en septiembre de 2016, su divorcio sigue trayendo cola, sobre todo lo que respecta a la custodia de sus hijos. El proceso legal se ha ido alargando y hoy en día siguen sin llegar a un acuerdo. En 2020 Jolie incluso pidió que se destituyera al juez que estaba llevando el caso y generó la ira del equipo legal de Pitt al considerar esta acción un intento de retrasar la adjudicación de la custodia. No obstante, aunque la batalla en los tribunales parece que seguirá dando que hablar por bastante tiempo, su separación como pareja ya se hizo en efectiva en 2019 a vista legal.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente