Ángel Martín sobre su química con Patricia Conde: "Hay veces que te presentan a gente y conectas"

Por Paula Olvera.- El pasado 19 de marzo, Ángel Martín regresó a la pequeña pantalla para conducir WifiLeaks, en el canal principal de Movistar, junto a su compañera Patricia Conde. Ambos mantienen la esencia del mítico programa de laSexta Sé lo que hicisteis… aunque ahora intentar explicar a la audiencia qué es Sockpuppet o la nanotecnología. Ángel Martín tendrá muy presente su paso por el programa científico Órbita Laika en La 2 como nos ha explicado a los medios.

Ángel Martín (©Movistar)

-¿Cuáles son tus expectativas con este nuevo programa?
Para nosotros la gran preocupación es que esto sea divertido, que el contenido a la gente le interese realmente. Intentar recuperar lo bien que me lo pasaba haciendo el tipo de humor que sé hacer. Y esta vez con el añadido de que el contenido es más de peso que la última vez.

-¿Qué es lo que echabas de menos de trabajar con Patricia Conde?
Todo. En el momento que dejas de currar con alguien siempre echas de menos eso. Lo que echaba más de menos es lo sencillo que es currar con Patricia. No es alguien que se limita a cuando le entregas un guion leer el guion o memorizar las bromas o preparar las frases y ya está. Es alguien quien, cuando le das un guion con una broma, encuentra los lugares donde se pueden reforzar, cualquier broma que le entregues a ella la va a llevar a un lugar que es mejor. Es una suerte porque yo escribo tratando de saber qué emociones son divertidas ver en ella. Es más sencillo escribir para alguien que conoces y luego además está el extra de que sabes que vas a llegar a plató y el guion va a sumar mucho más. Para mí eso es muy guay.

-¿Cómo fue ese primer momento que os sentasteis en el plató para grabar el piloto?
El piloto al final es ajustar ritmos. Llevas siete años sin hacerlo y tienes que volver a engrasar la máquina. Estábamos más ocupados en disfrutar que esto estuviera cogiendo forma que en pensar cómo es el programa. Pero fue guay, como quitarse el polvo.

-¿Cuál crees que es la clave de que funcionéis como dúo?
No lo sé, hay cosas que nacen así. Nunca hemos pensado en eso. Básicamente yo creo que hay veces que te presentan a gente y conectas. Es así desde el primer día. Hay algo que es importante y es la generosidad. En comedia y en televisión tratas como de tener la broma, de ser tú el que destaque, de ser el que remata esa frase con esa broma. Es una mezcla de ego. Eso aquí está desaparecido por completo. De pronto aparece una broma que está escrita, que crees que está bien, y Patricia dice una cosa que es mejor que esa broma y la lucha se ha terminado ahí. Te permite que detrás de las cámaras no estés encabronado porque fulanito se ha llevado la broma. Estás currando desde una tranquilidad infinita, no hay nadie haciéndote zancadillas.

-¿Habíais intentado volver a la pequeña pantalla como dúo?
Patricia hace muchos años me lo dijo y yo como un imbécil dije: “Déjame, no me molestes”. Pero con una intención clara de hacerlo en serio hasta esta vez no.

-¿A qué se debe tu cambio de opinión para aceptar la oportunidad?
A que me han puesto las pilas y a un cambio radical de vida. Es complicado, es más temas personales. En el momento que aparecía, me parecía que era una muy mala idea y de pronto haces un ejercicio de conciencia. Veníamos de hacer una cosa muy absorbente, un diario, muchas horas, y tú te quedas con el chip de que la tele es eso, ese caos extraño. Limpiarme de eso me ha llevado el tiempo que me ha llevado. Y, sobre todo, que necesitábamos encontrar cuál era el programa a hacer. Había muchos factores a tener en cuenta, la que lo veía más claro siempre que se podía hacer era Patricia.

-¿Tenéis la intención de hablar de los programas de otras cadenas?
No, eso ya lo hicimos durante cinco años. Sé lo que hicisteis… apareció en un momento donde era interesante hacer ese ejercicio porque la prensa del corazón era despiadada. Básicamente lo que hacían era generar contenido con personajes que no querían estar ahí. Yo creo que ha cambiado mucho esa gestión y que básicamente el mundo del corazón se ha convertido en cuatro que entre ellos se generan su propio circo. Ahora esa es una guerra que a nosotros ni nos va ni nos viene.

-¿Hay alguna broma que pueda recordar en este nuevo programa a Sé lo que hicisteis…?
Tienes a los presentadores, al equipo de guion, tienes el tono de aquello. Al final nos han llamado por eso. Hubiese sido muy raro que #0 dijera “les quiero a ellos pero sin recordar a nada”.

-¿Presentar Órbita Laika te ha animado más a hacer este tipo de programas?
Sí, sin ninguna duda. El contenido de este programa me interesa mucho más por haber venido de Órbita Laika. Me ayudó a entender la televisión como herramienta divulgativa. Yo en Órbita Laika me lo pasaba muy bien a pesar de que no había sketches. Cuando terminaba el programa yo me iba a casa con la sensación de haber aprendido algo. La gente a la que conocí me llamaba la atención, me abrieron las puertas a rincones que hoy en día sigo manteniendo el contacto con ellos. Me ayudó para entender la televisión como herramienta que puede ser útil.

-¿Trabajar en una cadena de pago te permite estar más tranquilo?
Esas presiones a nosotros no nos corresponden. Lo que tú puedes hacer es tu trabajo lo mejor que puedas porque luego ya hay conversaciones de despacho donde tú no estás y no tiene sentido ni que te preocupes. Si toda la maquinaria del programa está engrasada y todo el mundo hace bien su curro eso funciona, no tiene más. Hemos tenido una sensación real de ir muy arropados. Es un programa totalmente nuevo, no tiene nada que ver respecto al contenido de Sé lo que hicisteis… pero la gente está con ganas de verlo no desde el lugar de criticar. No tengo la sensación de que se haya generado un público hater, que es lo habitual. Normalmente los programas empiezan y tienen gente tratando de ponerte zancadillas.

-¿Crees que ha cambiado el tipo de humor que ahora mismo los espectadores consumen?
Ha cambiado mucho el consumo del humor. Hoy en día tú estás en tu casa y buscas directamente lo que te apetece ver y lo que te divierte. Uno de los agobios que teníamos preparando WifiLeaks era el ritmo que teníamos que tener porque la sensación que tienes es de que la gente consume comedia muy rápida. En Instagram tienes un vídeo de 30 segundos. Al final lo honesto es que cada uno haga el ritmo que tiene que hacer él porque la gente va a ir a buscarte. Nosotros además jugamos mucho con los silencios. Eso en televisión es impensable.

-¿Qué tipo de contenidos sueles ver en tu tiempo libre?
Desde que existe la televisión a la carta me organizo. Yo últimamente casi todo lo que veo son series. Me estoy viendo ahora Altered Carbon en Netflix. Y me vi Miénteme no hace mucho porque la tenía pendiente.

Para seguir leyendo:
Patricia y Ángel regresan a la televisión con WifiLeaks: “Vamos a utilizar el futuro como excusa para hacer reír”
Patricia Conde: “Espero que se forme esa energía tan bonita que había en Sé lo que hicisteis…”

Imagen: ©Movistar