El show de Ángel Garó se vuelve en contra de Telecinco

·4 min de lectura

El pasado 18 de agosto Antonio Canales puso contra las cuerdas a Sálvame y, por ende, a todo el universo Mediaset tras conocer que el programa de las tardes de Telecinco no renovaba su contrato como colaborador. El bailaor aprovechó para poner en un aprieto al magacín vespertino sirviéndose de los datos de audiencia. De este modo, el concursante de Supervivientes 2021 puso de manifiesto en pleno directo la caída de share que afronta el formato producido por La Fábrica de la Tele a raíz del desembarco de la serie turca Tierra amarga en Antena 3.

Si bien estos días Antonio Canales ha continuado poniendo en un apuro hasta a la propia presentadora de Sálvame, Carlota Corredera, dejándola en mal lugar en las redes sociales, la verdad es que hay otro personaje televisivo que se ha convertido en el azote inesperado de Mediaset. Se trata de Ángel Garó quien no se queda atrás a raíz de su polémica participación en La última cena. Y es que el humorista no solo estalló en pleno directo el pasado jueves sino que acabó marchándose del plató antes de tiempo. Pues bien, esta semana Telecinco ha recibido otro nuevo envite puesto que el protagonista ha seguido atizando a la cadena y al mismísimo Jorge Javier Vázquez.

©Mediaset
©Mediaset

La vuelta a la televisión de Ángel Garó no ha dejado indiferente a nadie. Si bien su paso por Family Feud: La batalla de los famosos en Antena 3 el pasado 20 de agosto como concursante del equipo Un, dos, tres no resultó sonada, su aparición en La última cena de Telecinco como comensal ha generado una enorme agitación. Y es que el humorista abandonó en directo el programa presentado por Paz Padilla tras lanzar duras críticas a la cadena de Fuencarral.

El tenso momento en cuestión se produjo tras un desencuentro entre Laura Fa y Lydia Lozano, que esa noche cocinaban juntas y preparaban la cena al resto de compañeros del estudio. “Yo he venido a divertirme, le ha costado mucho a la cadena contratarme. Me han pagado muchísimo caché. Yo lo que no quiero es seguir la política de esta cadena donde siempre se buscan espectáculos gratuitos y de mal gusto”, estalló el gaditano de 56 años.

Pero es que el humorista soltó por su boca sapos y culebras convirtiéndose en Trending Topic en Twitter: “Que aprenda la cadena, como dijo Canales, a ese tipo de cosas. ¿Esta cadena no es tan izquierdista? Yo digo la verdad y no me parece bien, yo he venido a cenar en condiciones para llevar estos disgustos. Si esto da audiencia a mí no me parece bien”.

Las palabras del artista resonaron con tanta fuerza que incluso tuvo que intervenir Paz Padilla: “Te digo una cosa, Ángel. Si no estás bien no estás obligado a estar aquí”. Lo que seguramente la presentadora de La última cena no se esperaba es que el cómico seguiría en la misma línea mostrándose sin pelos en la lengua.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

“Yo estoy obligado porque me pagan si no, no estaría. Aparte, te digo una cosa, han incumplido el contrato porque llevan dos años detrás de mí”. Y si bien Alba Carrillo intentó detener su discurso y Lydia Lozano intentó continuar con la tónica del programa pidiendo que valorase su plato Carmen Borrego, la verdad es que el humorista propició la estocada definitiva a Mediaset.

Han incumplido un contrato, os van a quitar el programita. Ya no hay más programa de este. Estaba firmadito...”, destapó Ángel Garó antes de abandonar el plató poco después con la presentadora supliéndole y votando en su nombre.

Pues bien, por si el escándalo no fuera suficiente ya, Ángel Garó ha avivado la polémica tras postularse definitivamente como uno de los azotes públicos de Telecinco. Y es que el humorista se ha explayado sin temor sobre la cadena de Fuencarral y sus personajes en una entrevista con Algo pasa TV.

En primer lugar, el cómico ha subrayado que “tenía un contrato firmado de dos intervenciones más una cena que iba a hacer porque soy cocinero, he tenido un restaurante de alta categoría durante muchísimos años en el centro de Málaga. Entonces, han estado dos años detrás de mí hasta que no han pagado el caché que yo pedía. Porque Ángel Garó por 10 minutos ha cobrado siempre 24.000 euros. La gente que hay en esta cadena los tienen por 1.000, por 300, por 1.5000”

Asimismo ha resaltado que “lo que ellos pagan es miserable. Los artistas de caché tienen que pagarlo porque yo no soy Alba Carrillo, con todos mis respetos porque es una chica encantadora. Yo no soy novio de nadie, yo soy Ángel Garó y eso se paga porque encima cubro siendo Trending Topic cada vez que salgo en la tele. Trending Topic hay que pagarlo".

Asimismo, el humorista ha dado su versión sobre su cancelación como concursante de La última cena estando previsto que formara equipo con Cristina Cifuentes y después con Makoke. Según Ángel Garó el día anterior le confirmaron la cancelación y de ahí su enfado por presuntamente incumplir el contrato: “No depende de la productora, depende de la cadena. Igual que me echaron del programa debido a que hubo una llamada de teléfono de esta cadena que se porta de una manera, a veces, hasta mafiosa. No es normal. Eso no lo he vivido yo en mi vida y he trabajado en todas las cadenas.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

O sea, con esta afirmación el también actor resalta que no abandonó La última cena sino que directamente no le dejaron regresar al directo tras su brote: “No me dejaron entrar cuando vieron que hacía una crítica sobre la actitud que tenía el programa y los escándalos y disgustos que había en una cena que yo entendía que era una cena agradable. Descubrí que lo que querían era escándalos, disgustos y encontronazos porque anda que han tenido buen ojo. La Fa, que no tiene categoría ninguna, como se lleva mal con Lydia Lozano las pusieron las dos juntas".

"Que Paz, que es humorista, esté tragando mecha desde hace mucho tiempo en esta cadena. Paz Padilla se favorece a ella misma. A ella ya la pusieron verde cuando entró en el programa y su hermana dijo que dónde se había metido", se ha despachado sin titubeos a la par que ha recalcado que le deben 10.000 euros (2.000 de la entrega del pasado jueves 26 de agosto y el resto de la cena que no se va a hacer).

En la misma entrevista Ángel Garó ha seguido atizando con crudeza a Telecinco hasta el punto de que también ha repartido a Jorge Javier Vázquez: "Mientras se mete en la política y se lo permiten. ¿En este país que hay que ser bajito y feo? Yo he sido el artista más censurado de España. Si Ángel Garó dijera como dice Jorge Javier Vázquez continuamente mira qué guapo soy, estoy más delgado, mira qué bien me queda, estoy guapísimo… A mí no me lo permiten, a él sí. Este hombre no tiene honor porque si no, no diría lo que dice en la televisión. Y eso lo sabe toda España. No me extraña que Antonio Canales dijera lo que dijera. En directo, echar a una persona que va a recibir la medalla de las Bellas Artes".

La embestida de Ángel Garó vuelve a poner contra las cuerdas a Mediaset ya que con apenas unos días de diferencia dos de sus estrellas televisivas han dejado los programas del grupo audiovisual a los pies de los caballos. En el caso del cómico con la gravedad de que ha acusado a Telecinco de haber incumplido el contrato, lanzando una sarta de reproches y dardos envenenados que hacen un flaco favor a la cadena y le dan donde más le duele justo cuando está sufriendo demasiado este agosto.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente