Andy y Lucas: "Estoy en contra del autotune como del que se droga"

·11 min de lectura
Andy y Lucas en una foto promocional. (Photo: Cortesía de Be the one)
Andy y Lucas en una foto promocional. (Photo: Cortesía de Be the one)

Andy y Lucas en una foto promocional. (Photo: Cortesía de Be the one)

Para aquellos que sigan pensando que tienen el elixir de la eterna juventud y que el tiempo no pasa para ellos, va un dato de esos que te hacen sentir más mayor: Tanto la quería de Andy y Lucas tiene 19 años.

El dúo gaditano celebra 20 años de carrera este 2022 y lo hacen sacando su disco 20 años en 20 canciones del que han adelantado ya su primersingle, Me estoy volviendo loco.

Han cantado en la ONU, han salido en Los Sims,tienen su propio documental y videoclips que parecen sacados de una película de Spielberg. A pesar de que la vida de ambos poco tiene que ver con la de entonces, ambos se aferran a mantener su esencia con el toque de flamenco fusión que les hizo triunfar en los 2000 y que consiguió que sus canciones fueran politonos de muchos adolescentes españoles.

Sin embargo, no cierran puertas a otros géneros siempre y cuando “no se haga el ridículo”. Por el momento, solo se atreven a dejar una vía cerrada: la de Eurovisión. Ambos coinciden en que no se presentarían al festival europeo ni aunque se lo pidiesen desde RTVE.

Como dice el tango “20 años no es nada”, pero ¿qué han sido para Andy y Lucas?

Andy: 20 años han sido de todo, como para cualquier persona. Nuestra vida es muy frenética por nuestro trabajo, prácticamente estamos mucho tiempo fuera de casa sin ver a la familia y demás.

Me han afectado, como todo en la vida, todo tiene cosas buenas y malas, pero han sido más cosas buenas que malas. A la vista está que hemos pasado una crisis y ahora una pandemia y estamos todavía en ello. Ahí seguimos luchando y vamos bastante bien. A mí me lo dicen hace dos años y no me lo creo porque no me veía otra vez cantando, lo veía muy lejos, que no sabía si iba a volver.

¿El proyecto del disco surgió entonces a raíz de la pandemia?

Andy: La semana que nos encerraron sacábamos un documental y se quedó prácticamente en el aire porque no pudimos hacerle la promoción que teníamos prevista y demás. Al fin y al cabo, después de la pandemia estamos cumpliendo prácticamente 20 años y qué mejor momento para echarle la culpa a que llevamos 20 años para sacar este recopilatorio.

Hay gente para todo, hay quien me ha llegado a decir: ‘tú estás gordo’ y yo le he preguntado ‘¿y tú estás delgado?Andy, de Andy y Lucas

Recientemente ha sacado colaboraciones La Húngara con C. Tangana en Tú me dejaste de querer y muchos dicen que vuelve ese flamenco de los 2000, ¿cómo lo veis vosotros?

Andy: Yo espero que no vuelva la ropa, cómo vestíamos porque eso era increíble. Pero vamos ya he visto a chavalas sobre todo vistiendo pantalones de campana y eso es muy peligroso (risas).

Con respecto al estilo de música, se dice que todo es cíclico, el estilo de C. Tangana puede ser un guiño al flamenco, pero se está volviendo sobre todo a hacer colaboraciones con compañeros. Nosotros en este disco son 23 temas los que hay y prácticamente todos llevan colaboración.

Lucas: Nuestros primeros dos discos son de un estilo muy marcado con esas guitarras con esas percusiones y yo siempre digo que el flamenco no pasa de moda. De moda a lo mejor pasan las radios que escuchas, pero al que le gusta el flamenco, le gusta y lo escucha, que es lo que nos pasa a nosotros. Los grupos que están pegando más fuerte están tirando por ahí, es verdad, pero nosotros hemos ido por ahí siempre dentro de nuestro estilo, alguna vez hemos hecho algo más rock, pero siempre en nuestro estilo y con nuestras raíces, que sea más flamenco que pop. Un flamenco fusión, vaya.

Escribisteis en 2003 una de las primeras canciones contra la violencia de género, En tu ventana, ¿volveríais a hacerla hoy día?

Andy: Nosotros no hacemos nada por darnos a conocer ni por estar metidos en la polémica. Yo a lo mejor de cara al público soy un poco menos polémico que Lucas, pero él si ve algo lo sube siempre sin ofender a nadie y sin meternos en temas políticos, que no es lo nuestro. Pero es verdad que sacamos el tema en 2003 sigue siendo así, es una colgaera. Se cuentan los asesinatos a diario como si no fuese nada.

¿Estáis cansados de Son de amores y deTanto la quería?

Andy: (Risas) Le estamos muy agradecido a todos los temas que hemos tenido porque gracias a ellos estamos aquí, pero es verdad que hay veces, sobre todo en verano, que estamos cantando todos los días que es como ‘uf, qué coñazo’, pero es por la rutina. En líneas generales estamos muy agredecidos.

Le habéis marcado la adolescencia a toda una generación, ¿sois conscientes?

Andy: A varias generaciones, porque es verdad que las redes sociales son como la nueva televisión, tanto de noticias como de estar en contacto con todo el mundo con un click. Nos escribe mucha gente joven sobre todo. No es que nosotros seamos unos viejos, pero es verdad que nuestras edades ya en torno a los 30, que es lo que nos siguen desde el principio, pero nos siguen gente de todas las edades.

Érais un clásico de los nick del Messenger o los estados del Tuenti, ¿vosotros también lo hacíais?

Andy: En la casa en la que vivía en Conil de la Frontera (Cádiz) le tenía puesto el título de una de nuestras canciones, Un rinconcito en el sur, del primer disco. En ciertos momentos igual sí subes una foto a las redes sociales y le pones un título de una canción y demás.

También habéis hecho que se ligue mucho en los 2000, ¿érais muy de ligar guitarra en mano?

Andy: En algún momento la habremos utilizado imagino, digo imagino, porque no recuerdo, pero seguramente la hayamos usado sí. Tampoco me gusta mucho, porque puede quedar de creído.

Andy y Lucas en una foto promocional. (Photo: Cortesía de Be the one)
Andy y Lucas en una foto promocional. (Photo: Cortesía de Be the one)

Andy y Lucas en una foto promocional. (Photo: Cortesía de Be the one)

¿Cuántas veces os han dicho quién es Andy y quién es Lucas y cómo lleváis la confusión?

Andy: Lo llevamos bien, pero anoche tuve una anécdota que me quedé loco, cuando salíamos de cenar había un par de chavalas y me dijo una ‘tú eres Lucas, ¿no?’ y le dije ‘no, soy Andy’ y me dijo ‘pues hazte una foto conmigo’ y le dije, de broma, ‘no, por equivocarte’ y me dijo ‘pues a tomar por culo’ y me quedé loco. Dije ‘mira, ya no me la hago, por simpática hija’. Se enfadó.

Lucas: Lo llevamos bien, nos lo tomamos a broma y a cachondeo. A mí no me molesta desde luego.

¿Y que se haya hablado tanto de vuestros cambios físicos?

Andy: Hay gente para todo, hay quien me ha llegado a decir: ‘tú estás gordo’ y yo le he preguntado ‘¿y tú estás delgado?’. Yo me he visto y tenía 4 o 5 kilos por encima de mi peso y ya, pero también te digo que cuando saqué el primer disco pesaba 59 kilos, que eso ni un deportista. Tenía 19 años y ahora 40, pero al final al ser una persona conocida, que tiene fama, estás en boca de todo el mundo. Lo que hay es que hay que saber llevarlo.

Es verdad que en algún momento te sientes mal. A mí cuando me pasó yo hacía mucho deporte, me rompí los dos aductores y me lastimé el pubis y yo no podía hacer deporte. Cuando me recuperé me deshilaché el tendón rotuliano, osea prácticamente cojo. Yo no podía hacer deporte, era imposible. A eso se suman los años, que no se pierden igual los kilos con 30 y tantos que con 20. Pero mira, si no hablan de ti, malo. Si hablan de ti es que estás haciendo algo, más bien o menos. Hay que saber llevarlo y ya está.

Todo lo que nos ha pasado ha sido para bien o nos ha servido para aprenderLucas, de Andy y Lucas

Estuvisteis en La Resistencia (Movistar +) viendo videoclips antiguos, ¿os arrepentís de lo que hacíais entonces? ¿cómo vivís el cambio?

Andy: Además de los años que teníamos entonces, nos llevaba una multinacional y entendemos perfectamente que se dejaban el dinero por nosotros y que, a pesar de que tú opinaras, puedes hacer lo que te dé la gana. Es verdad que con nosotros hicieron muchísimos experimentos, por ejemplo, el videoclip de Quiero ser tu sueño, eso era una puta colgaera no tenía sentido alguno. Por lo demás realmente, eran los tiempos que corrían y está bien tenerlo ahí para ver la evolución.

Lucas: Todo lo que nos ha pasado ha sido para bien o nos ha servido para aprender. Hay que caerse para poder levantarse, hemos podido aprender muchas cosas de la industria y demás, como es normal a la edad que teníamos, pero no nos arrepentimos de nada. Los vídeos nos han servido para que ahora se ría la gente, ya es algo (risas).

No soléis emplear autotune, por muy de moda que esté.

Andy: Estoy en contra del autotune como del que se droga. Lo respeto, pero no lo comparto. Así de claro te lo digo. Por ejemplo cuando salgo de fiesta, me tomo mi cubatita, con eso me lo paso bien. No entiendo el que se toma el cubata y se droga. No entiendo el que es cantante y hace autotune. Si no sabes cantar, dedícate a otra cosa. Si es tu manera, la respeto, pero lo que ya de verdad me flipa es que nosotros sepamos cantar y nos quieran meter efectos en las voces. Es como si me insultaran, pero de una manera… Eso lo utiliza el que no sabe. Una cosa es utilizar un efecto que dé color, brillo, cuerpo, pero que me cambie literalmente la voz…

Sí he tenido algún enfado en producción porque si Dios me ha dado un don yencima no le voy a dar importancia no sé qué estoy haciendo… Hay muchos que no saben cantar, no voy a decir nombres, pero compañeros nuestros lo han dicho en televisión o en entrevistas, lo admiten y ‘ole sus cojones’, pero hay otros que dicen que sí son cantantes y sin el autotune no llegan ni ahí enfrente. Tiene que haber de todo.

Lucas: No creo que nos haga falta, nos gusta vestirla de otra manera, con otro tipo de efectos. No es que no lo respetemos ni mucho menos, el que lo quiera hacer que lo haga, pero nosotros tenemos nuestra opinión sobre ello.

¿Os saldríais del flamenco?

Andy: Nosotros nos atrevemos con todo. Seguimos con nuestro género, pero hemos tocado todos los estilos. Hace años dijo Lucas en Pasapalabra “en la vida haré un reguetón” y a los dos años sacamos Para que bailes conmigo. Y lo pusieron en el zapping como zasca.

Lucas: No nos asusta nada. En el disco tenemos una canción de carnaval, reguetón, rumba, baladas, hay medios tiempos… Y porque no nos ha dado por cantar con dos gaitas.

Andy: La música gallega está guay y la música celta y eso, es muy guay.

Lucas: Hemos cantado en gallego, hemos cantado en juegos de los Sims, de Los Secretos, con Los Pecos, hemos cantado copla en un disco con La Lírio. Todo sin perder nuestra esencia, que eso es muy importante, porque si pierdes tu esencia ya es hacer el ridículo. Hay que saber dónde colocar las cosas en su sitio.

Ni me veo ni quiero verme. Para mí es peligroso eso, le tengo mucho respeto. España ha sacado temas muy buenos y siempre queda malAndy, de Andy y Lucas

¿Bebéis más de los toques urbanos o del Carnaval como buenos gaditanos?

Andy: Tanto Lucas como yo somos carnavaleros, canto el día 22. Este año no lleva mi autoría, de un compañero que es un crack. Después de tres años hay muchas ganas, aunque con el cambio por la pandemia no hay otra.

Lucas vive en Madrid y Andy en Cádiz, ¿cómo hacéis para componer?

Andy: Es fácil por las tecnologías, vaya yo estoy grabando el disco en Cádiz y él en Madrid. Hoy, por ejemplo, grabo aquí por los días que estoy en Madrid. Realmente no nos causa ningún problema ni ninguna molestia. Aunque estemos juntos, yo tengo que esperar a que él grabe porque siempre grabo por encima.

¿Os veis en Eurovisión?

Andy: Ni me veo ni quiero verme. Para mí es peligroso eso, le tengo mucho respeto. España ha sacado temas muy buenos y siempre queda mal. Parece que el no cantar en inglés no tiene suficiente calidad como para ir a Eurovisión. Lo agradecería, pero les diría que llamasen a otra puerta.

Lucas: Hoy día no.

¿El recopilatorio es una pausa ante un nuevo trabajo o no os planteáis un nuevo disco?

Andy: Nos planteamos esto por varios motivos. Discos no se venden y lo que vendes son las canciones por el streaming. Nosotros ahora hacemos singles hasta noviembre que sale el disco. La fórmula es esa. A lo mejor después de este disco hacemos un disco nuevo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente