Anabel Pantoja va a alucinar cuando vuelva a España

·4 min de lectura

Una de las protagonistas absolutas de esta edición de Supervivientes es Anabel Pantoja, la sobrina de la tonadillera Isabel y colaboradora habitual del programa de corazón Sálvame. Muchos dudaban (dudábamos) de que la influencer sevillana pudiese aguantar mucho en Honduras, pues ya concursó en el pasado y tiró la toalla, pero para sorpresa de todos, Anabel está resultando una participante con mucha soltura y fortaleza. Además, está protagonizando una trama de convivencia de lo más interesante, gracias a su acercamiento al deportista Yulen Pereira. Lo que ella no se imagina ahora mismo es que en España las cosas están muy agitadas, y que quien ella pensaba que iba a ser su defensora principal, Belén Esteban, está apartada de la televisión por una baja. Como consecuencia de esto, quien está adquiriendo un gran protagonismo es su madre, algo que, sin duda, le va a hacer alucinar cuando se entere.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Anabel Pantoja es hija de Bernardo, el hermano de Isabel, y de Mercedes Bernal, a quien su entorno conoce como Merchi. Una mujer que ha salido del anonimato para dar la cara por su pequeña del alma en programas donde se comenta cada uno de sus movimientos, como es Sálvame.

La cuestión es que Merchi parece moverse en el medio televisivo como pez en el agua. Se nota que es espectadora del magacín rosa donde su hija de gana el pan, entiende cuáles son las dinámicas de Sálvame, y por eso no deja que nadie le pise el poncho. Calla bocas, se enfada, da juego. En definitiva, está siendo una de las grandes revelaciones de Supervivientes, aunque sea en calidad de defensora.

En la entrega de Sálvame emitida este lunes 6 de junio, Merchi intervino desde su casa para opinar de la entrevista que su exyerno Omar Sánchez dio el pasado sábado en el Deluxe. Allí, el canario explicó que antes de que Anabel partiese para Honduras habían estado juntos, y que por eso no entiende la conexión que la sevillana tiene con el esgrimista Yulen Pereira.

Anabel Pantoja en un posado de 'Supervivientes' (Mediaset)
Anabel Pantoja en un posado de 'Supervivientes' (Mediaset)

Según había dicho Kiko Hernández, el entorno de Anabel, incluida Merchi, consideraban que Omar era un “sinvergüenzapor sentarse en el plató a desvelar intimidades previo pago, y ahí la buena mujer quiso desmentir a Hernández, quien sin duda es uno de los líderes de opinión de Sálvame. “Que me ponga las pruebas y los mensajes de la persona que se lo haya dicho, porque eso no lo he dicho, ¿vale? Yo jamás he dicho que él es un sinvergüenza. Que no ponga palabras en su boca que yo no he dicho”, expresó con indignación Merchi, que dejó claro que, si bien consideraba que no era el momento de que Omar hablase, sí contaba con su apoyo, y que jamás le calificó como una persona carente de pudor.

Una semana antes, Merchi también entró en directo en Sálvamey demostró que es una mujer que se viste por los pies, una madre coraje que no busca protagonismo, solo defender el nombre de su hija mientras está en una isla pasando hambre y frío con la ilusión de ganar un suculento premio económico. Así, había pactado solo atender las preguntas de Terelu, la presentadora, pero no de los colaboradores. Y en Sálvame, que se las saben todas, decidieron que las preguntas de los colaboradores entonces las trasladase alguien del público; hecha la ley, echa la trampa.

Ahí, la sevillana paró el carro. “He entrado para hablar con los presentadores, no sé este juego de qué va. Voy a hacer un alegato para que mi hija se quede, si pensáis que por estas historias voy a entrar o voy a seguir...”, expresó.

Razones no le faltaban para poner esa pequeña regla (“no soy nadie para poner condiciones”, admitía): en otra de sus intervenciones respondió todo lo que le quisieron preguntar sin ningún tipo de filtros, pero luego, al ver el resultado, no quedó satisfecha. “No tengo ninguna necesidad de exponerme así, únicamente quiero hacer un alegato, nada más”, aclaraba.

Teniendo en cuenta que Merchi pasa por un bache en su salud, su defensa de Anabel Pantoja está siendo espectacular, calmada e inteligente. Conoce muy bien las reglas del juego de Sálvame y del universo de los realities, y sabe cuándo hay que entrar en por el aro y cuándo echar el freno. Sin duda, Anabel alucinará el día que salga expulsada (o que levante el cheque de ganadora, quién sabe), tanto al descubrir todas las veces que su madre ha conectado en directo, como por lo bien que lo ha hecho.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente