Anabel Pantoja desmonta el teatro de 'Sálvame' en dos minutos

·4 min de lectura

La última entrega emitida de Sálvame, que firmó un 13.6% de cuota de pantalla y reunió a 1.381.000 espectadores, se centró en que Kiko Jiménez diera la réplica a las acusaciones de su expareja Gloria Camila Ortega, pero también en Raquel Bollo. Y es que la sevillana vuelve a estar en el centro de la polémica después de que hayan salido a la luz las presuntas deudas que habría dejado al casero de su última casa pero, sobre todo, después de que el magacín vespertino de Telecinco haya destapado que la madre de Manuel Cortés habría vendido ropa de mala calidad en su tienda.

En la franja Sálvame Lemon Tea, presentada por María Patiño y Terelu Campos, se dio voz a Idoia, una de las presuntas afectadas que aseguró haber comprado un vestido por 300 euros que para nada se asemejaba al que había visto en la web. Claro que lo más curioso vino después cuando desde el formato producido por La Fábrica de la Tele subrayaron que Anabel Pantoja quería abordar el escándalo de Raquel Bollo y resultó ser una mentira.

Anabel Pantoja en una imagen de archivo en Supervivientes (©Mediaset)
Anabel Pantoja en una imagen de archivo en Supervivientes (©Mediaset)

Lo cierto es que Sálvame atraviesa una profunda crisis de audiencia que no hace más que pasarle factura con sus acciones. Si esta misma semana Jorge Javier Vázquez dejaba en evidencia con su postura que el enfrentamiento con Gema López no tiene el mismo impacto en el público que el que mantuvo con Belén Esteban en el pasado porque sencillamente se trata de dos colaboradoras con perfiles muy distintos, en la tarde de 16 de marzo se retractó por una conexión en directo con Anabel Pantoja.

La sobrina de la intérprete de Marinero de luces es uno de los pilares de Sálvame, sin embargo, ahora mismo atraviesa un momento personal complicado dado que su padre Bernardo está enfermo y su madre Mercedes tiene que pasar por quirófano. Pese a las preocupaciones familiares que arrastra Anabel Pantoja, el programa de Telecinco quiso contar con su intervención. Sin embargo, le hizo la trece catorce a la influencer sevillana.

Para comprender la situación hay que destacar que el programa buscaba un nuevo punto de vista para añadir a uno de los contenidos estrella de la tarde. Y es que después de que una exclienta de la tienda de Raquel Bollo recalcara en el programa que la ropa de la empresaria tenía un olor característico y raro y que no era de la calidad, contaron con Anabel Pantoja con la intención de echar más leña al fuego.

Tras preguntarle cómo se encontraba, Jorge Javier Vázquez fue al grano: “¿Qué te parece el testimonio de Idoia? ¿Qué te parece lo que se está contando esta tarde en Sálvame? Adelante. Tienes toda la libertad del mundo para hablar”. Y, tras escuchar la pregunta, Anabel Pantoja se quedó a cuadros, muy sorprendida de que el presentador le preguntara por el último escándalo que implica a Raquel Bollo.

“No sé quién es Idoia ni sé qué testimonio. Yo vengo de ver a Jesús del Gran Poder, de pedirle por mi padre. No he visto el programa”, confesó Anabel Pantoja dejando en evidencia al presentador. De cualquier manera, Jorge Javier Vázquez no desistió en su intención de contar con la valoración de la prima de Kiko Rivera y al final fue Kiko Hernández quien le puso al día de quién era Idoia.

Ha venido una señora de nombre Idoia que ha venido con un vestido que compró hace cinco años en la tienda de Raquel Bollo. Le llegó en una mierda de sobre, no venía con etiqueta ni con nada. Abre el sobre y le llega un olor y es un olor como a usado, como a húmedo. Entonces dice: pero ¿qué pasa, que este vestido se lo ha puesto Raquel Bollo? Llamó a la tienda de Raquel Bollo y dijo: que este no es el vestido, además que no me gusta, que lo quiero devolver”, explicó el colaborador de Sálvame a la par que agregó el final de la historia que tanto está dando que hablar en el programa.

“A los quince días la llaman y dice a la señora: que ya no lo puede devolver porque ha pasado el plazo. Esta señora le pone una demanda y la demanda la gana a Raquel Bollo, pero no le ha dado el dinero”, añadió a modo de resumen esperando una reacción en Anabel Pantoja.

Un tanto dubitativa, la colaboradora hizo memoria y se lamentó de que la mujer anónima se queje ahora en televisión después de que ya se haya celebrado el juicio. “Lo único que voy a decir, que como esto va con retorno y no os puedo ver ni puedo saber tampoco mucho porque estoy perdida, es que yo con Raquel voy a estar a muerte. Todo lo que me ha dejado Raquel ha estado perfecto. No he tenido ninguna mancha, no ha tenido ningún olor”.

Pese a que Anabel Pantoja intentó zanjar el asunto, a la conversación se sumó Lydia Lozano y ahí la influencer ya sí que explotó en pleno directo: “Yo he entrado para hablar de una cosa de la isla. ¿Yo para qué he entrado aquí ahora? No lo entiendo. A mí se me ha llamado esta mañana para hablar de una cosa de la isla. Yo he entrado por una cosa y ahora me estáis hablando de una señora. No la conozco ni sé lo que ha pasado con el puñetero vestido. Y si ha ganado el juicio me parece lo correcto que le pague. ¿Qué queréis que os diga?”.

Con este enfado, Anabel Pantoja demostró que no sabía de qué le estaban hablando, recalcando que ella apalabró una intervención sobre otro tema de Supervivientes: “Me ha cogido de sopetón. No quiero recibir ataques de nadie porque creo que no me los merezco. Me dais la palabra, defiendo a mi amiga y creo que tenéis que tener respeto a mi decisión”, expresó la colaboradora a la par que recordó: “Yo no he entrado para esto”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Una intervención sobre Supervivientes que, en efecto, también hubo tiempo de tratarse. Y es que después de que la sobrina de la tonadillera defendiera a su amiga Raquel Bollo de los que la acusan de vender prendas de ropa de escasa calidad, de asegurar en varias ocasiones que no sabía qué más debatir sobre el testimonio de la mujer llamada Idoia y de incluso hacer una llamada por teléfono en plena conexión en directo, Anabel Pantoja reconoció que volver a Honduras como concursante del reality más extremo de Telecinco no sería para ella un problema.

“Anabel se ha empeñado en hablar de otras cosas cuando la hemos llamado y nosotros te hemos llamado para que hables de Supervivientes, hija”, expresó en este punto Jorge Javier Vázquez intentando quitar hierro al asunto y dejando que por fin la protagonista inesperada de la tarde mostrara su opinión sobre su posible vuelta a Honduras: “Me encantaría ir. Porque como fui hace ocho años y lo pasé tan mal, me volví tan pronto y toda la caña que me ha dado Kiko Hernández, a mí me encantaría ir”.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset