Ana Soria no está sola: ¡hay más mujeres (supuestamente) en la vida de Enrique Ponce!

Nuria Hernández
·9 min de lectura

Llevamos dos semanas hablando de la separación de Enrique Ponce y Paloma Cuevas y todo indica que este tema va dar para que sigamos haciéndolo durante lo que nos queda de verano. Después de casi 24 años casados, el torero y la socialité confirmaban este lunes su separación de hecho después de que hace unos días la revista Semana publicara en exclusiva la triste (y sorprendente) noticia. No tardaron en aparecer informaciones sobre una supuesta deslealtad del diestro a la madre de sus hijos con una joven almeriense hasta entonces desconocida, pero él mismo se encargó de explicar en conexión telefónica con Sálvame que con Ana Soria mantenía una relación desde hace solo unos meses y no desde hace año y medio como había llegado a decirse.

Enrique Ponce ha dicho que no ha dejado a Paloma Cuevas por Ana Soria.
Enrique Ponce ha dicho que no ha dejado a Paloma Cuevas por Ana Soria.

Ponce explicaba este lunes en el programa de Telecinco que se estaban diciendo muchas mentiras sobre el final de su matrimonio con la madre de sus dos hijas. Negó tajantemente que llevara saliendo con Ana Soria, que tiene 22 años, desde hace más de año y medio y confirmó estar “ilusionado” con la joven almeriense estudiante de Derecho. En el mismo espacio han contado que Ana y Enrique ya hacen vida como una pareja más y que no se esconden.

Hace un par de fines de semana disfrutaban de unos días de descanso en Mojácar, donde la familia de ella tiene un apartamento en primera línea de playa, y acudían con unos amigos a comer y tomar unas copas a un conocido beach club sin ocultarse de las posibles miradas indiscretas. Y es que además ellos ya sabían entonces que Semana publicaría la noticia de la separación del torero y Paloma Cuevas, por lo que pudieron salir con normalidad desde el inicio de su relación el pasado mes de noviembre.

Enrique Ponce habla con Sálvame para aclarar su situación sentimental.
Enrique Ponce habla con Sálvame para aclarar su situación sentimental.

Ponce no solo ha querido hablar en Sálvame, también lo ha hecho este miércoles en la revista Semana, quizá para dar su sitio a su nueva pareja ante los comentarios que se están vertiendo en los últimos días. “Estoy desbordado y abrumado por el interés mediático que ha despertado la noticia”, explica y añade que él y Paloma llevaban separados “desde hace dos años largos” aunque no lo hacían público y tenían un acuerdo de seguir viviendo juntos por sus hijas. Pensaban comunicárselo al terminar el curso.

Hace siete meses conoció a Ana Soria en una reunión de amigos y desde entonces se han vuelto inseparables. Incluso Ponce, que asegura no haber sido infiel a su mujer, pidió a Ana que lo acompañase a México en enero porque lo suyo con Paloma estaba roto desde hace tiempo. Eso sí, también ha querido aclarar que ha querido ser discreto estos meses para no hacer daño a la que ha sido su pareja durante más de dos décadas y que su separación se ha producido por un desgaste en su relación. “Estamos enamorados y solo pedimos que nos dejen vivir”, ha dicho tajante el torero sobre su nuevo amor y muchos ya hablan de planes de boda por parte de la pareja. Es más, Ponce ya conoce a sus nuevos suegros y todos están encantados con tenerlo en la familia.

Portada de Semana con las primeras declaraciones de Enrique Ponce.
Portada de Semana con las primeras declaraciones de Enrique Ponce.

Otras supuestas deslealtades

Pero claro, este interés que ha suscitado la separación de lo que hasta hace dos semanas era un matrimonio ideal, ha dado lugar a que surjan voces que hablan de que el torero habría tenido supuestamente más relaciones con otras mujeres durante estos últimos años. Parece que el distanciamiento físico por el trabajo de Ponce habría hecho que su matrimonio se haya desgastado y que los continuos viajes a Latinoamérica habrían sido la gota que ha hecho que la pareja haya decidido poner fin a más de dos décadas juntos.

Aunque en un principio se dijo que el torero había sido fotografiado en México hace unos meses junto a Ana Soria y que esas instantáneas habían sido guardadas en un cajón para no perjudicar a su relación con Paloma Cuevas, ahora se ha sabido que su acompañante podría no haber sido la joven con la que hoy comparte su vida. Según explicaba el martes Gema López en Sálvame, desde hace algo más de dos años, Paloma ya no acompañaba a su marido en sus viajes para hacer la temporada en América Latina, ya que tras la muerte de su hermano en 2014, la guapa cordobesa decidió quedarse más en su cortijo al cuidado de sus hijas y de sus padres, muy afectados por la pérdida de su hijo pequeño tras sufrir un infarto. “El padre de Paloma también dejó de acompañar a Enrique debido a sus problemas de salud. También deja de acompañarle su apoderado y comienza a acompañarle el hijo de su apoderado”, dijo la periodista.

MADRID, SPAIN - NOVEMBER 14:  Enrique Ponce and Paloma Cuevas attend the tribute to designer Carolina Herrera at USA Embassy on November 14, 2016 in Madrid, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
El matrimonio entre Enrique Ponce y Paloma Cuevas llevaba más de dos años roto. (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

En jet privado a México para ver a otras mujeres

Según la colaboradora, Enrique habría cambiado entonces su forma de operar en sus viajes y habría tenido la ayuda de “un amigo multimillonario con avión privado”, con el que habría realizado múltiples viajes fuera de España. Aunque Gema no ha querido, por ahora, dar el nombre de ese amigo con jet privado, cabe recordar que el torero es íntimo del cantante mexicano Luis Miguel y que además es padrino del hijo que el artista tuvo con Araceli Arámbula.

De hecho, cuando Luis Miguel visita España para pasar unos días de vacaciones, siempre suele alojarse un tiempo en el cortijo La Cetrina, propiedad de Ponce ubicada en Jaén y en la que ahora reside Paloma con sus dos hijas, Paloma y Bianca. Son frecuentes las cenas cada verano con Luis Miguel y algunas noches que se alargan en Marbella, una de las localidades que adora el intérprete en nuestro país.

Gracias a esto, puede mantener relaciones con algunas mujeres. Probablemente el matrimonio ya había llegado a algún acuerdo. Se realizaron una fotografías en México donde había una persona muy conocida con la que él se veía y las fotos se guardaron", añadía Gema. Se trataría de una mujer "muy conocida" en el país y "muy famosa por su profesión", explicó sin revelar de quién se trata o cuál es su profesión exactamente. "Las fotografías no son con Ana Soria, como se dijo", concluyó la periodista.

Ante estas informaciones, Kiko Matamoros añadía que ya se sabía en el entorno del torero que supuestamente habría mantenido algunas relaciones más con otras señoras tanto en Cali, en Colombia, como en México, durante los meses que el diestro pasa allí cada año para torear en las mejores plazas de América Latina. El colaborador explicó además que por cada corrida de toros, Ponce puede llegar a cobrar hasta 300.000 euros y que se niega a participar en festejos donde no le ofrecen tal cantidad por muy importantes que sean.

MADRID, SPAIN - MAY 30:   Genoveva Casanova attends ELLE Charity Gala 2019 to raise funds for cancer at Intercontinental Hotel on May 30, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)
Genoveva Casanova, muy disgustada tras las informaciones dadas en Viva la vida sobre su relación con Ponce. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

Genoveva Casanova, indignada

Pero hay más, mucho más. El domingo, el programa Viva la vida ponía nombre y apellidos a otra supuesta amiga entrañable de Enrique Ponce. Según el espacio presentado por Emma García, la supuesta amiga con la que habría mantenido supuestamente una estrecha relación es Genoveva Casanova, exmujer de Cayetano Martínez de Irujo e íntima amiga de Paloma Cuevas desde hace años. Según el programa, este acercamiento especial con el torero se habría estrechado en Italia durante una exposición de Botero.

Kiko Matamoros añadía que la madre de los hijos de Cayetano Martínez de Irujo lleva un tiempo distanciada del grupo de amigos de Paloma Cuevas. Asimismo Diego Arrabal apuntaba que “durante muchísimos años se han ido de viaje, se iban a todos los sitios juntos. Es verdad que hace bastante tiempo que a Genoveva no se la veía en ese grupo”. Por su parte y con un gran disgusto, la propia Genoveva se ponía en contacto con el colaborador del programa Carlos Pérez Gimeno para dar su versión de los hechos y desmentir todo. “Dice: “¿Qué locura es esta? ¿Cómo pueden pensar que soy yo cuando somos como hermanos?”, comentaba el periodista en boca de la mexicana que aseguró además haber puesto este tema en manos de sus abogados. “Mis amigos son los dos y los quiero muchísimo a ambos. No doy crédito”, añadía Genoveva al preguntarle por su posición ante la separación del matrimonio.

“No estoy dispuesta a que mi nombre se relacione con Enrique para hacer daño a Paloma. Somos como hermanos. Qué locura. Tengo un disgusto tremendo. Todo está en manos de mi abogado para que tome las decisiones legales oportunas. No quiero hacer ningún comentario más”, explicaba a Vanitatis muy enfadada a escasos minutos de que su nombre estuviera en boca de todos.

Pocas horas después de que saliera esta información, el diario La Razón aseguraba que Genoveva había llamado a su amiga Paloma Cuevas para negarle personalmente lo que se había dicho en Viva la vida el domingo. Por supuesto Paloma la creyó y le aseguró que no había dudado de ella en ningún momento y que sigue considerándola su hermana después de años de amistad, viajes y malos y buenos momentos vividos juntas. El mismo lunes, la mexicana comentaba que ya había puesto el asunto en manos de un gabinete jurídico y que está dispuesta a demandar al programa que “me ha difamado, y no pienso consentir que se nos haga daño a Paloma y a mí contando falsedades. Mi abogado está estudiando las medidas legales que vamos a poner contra quien corresponda”.

La historia parece que continuará y que esta bola no va a dejar de crecer en los próximos días. Porque el bombazo de la separación de Enrique Ponce y Paloma Cuevas da para mucho y ahora están saliendo a la palestra muchas informaciones con las que estamos descubriendo que el matrimonio no era ni tan perfecto ni tan idílico como se nos ha hecho creer durante los últimos años. Sin duda, el tema del verano... continuará.

Más historias que te pueden interesar: