Ana Rosa Quintana cuenta su mayor pena durante la cuarentena

Por Diezminutos.es
Photo credit: Telecinco

From Diez Minutos

  • La presentadora de 'El programa de AR', que acaba de estrenar look tras ir a la peluquería, ha desvelado qué es lo que peor lleva de los más de dos meses de cuarentena por culpa del COVID-19.
  • La periodista ha contado qué es lo que más echa de menos en estos días en los que Madrid, donde reside, continúa en fase 0 y no pudiendo avanzar en la desescalada programada por el Gobierno de Pedro Sánchez.


Ana Rosa Quintana continúa al pie del cañón en 'El programa de AR'. La periodista ha comenzado hoy su programa con una protesta y es que, según Ana Rosa, en esta pandemia tenemos menos información que en la epidemia de gripe que asoló a nuestro país en 1918. "El Gobierno selecciona a los periodistas a los que responde en las ruedas de prensa, el Ejecutivo va a facilitar a posteriori los informes técnicos sobre las fases de cada Autonomía, no sabemos quiénes son los expertos que toman las decisiones y ahora nos enteramos del contagio de militares españoles que estuvieron en octubre compitiendo en un evento deportivo en Wuhan y a los que se les pidió que no hablasen. Ante esta situación, las manifestaciones que comenzaron en la calle Núñez de Balboa de Madrid, ya se han extendido a muchos barrios de Madrid y a otras ciudades de España. Unas protestas que ponen de manifiesto el cansancio de la población ante la merma de libertades que supone prorrogar un mes más el estado de alarma. Además de la falta de explicaciones, a esto se suma el final de los aplausos a los sanitarios, la falta de transparencia en las fases y se ha conseguido que los españoles pasen del aplauso al abucheo y a la cacerolada", dijo.

Photo credit: Telecinco

Y es que Ana Rosa está muy enfadada porque no entiende por qué en Madrid, ciudad en la que reside, se pueden abrir las tiendas sin cita previa pero no se puede visitar a familiares en la misma ciudad. "Yo siento que mi libertad está coartada porque no puedo ir a ver a mi hijo", contó y es que la periodista lleva más de dos meses sin poder ver a Álvaro, su hijo mayor. Además, la presentadora tampoco ha podido abrazar, todavía, a su amigo, Alessandro Lequio, tras la pérdida de su hijo Aless. Y es que Ana Rosa y Alessandro son buenos amigos y la periodista, que es madrina de Ginevra, la hija de Lequio y María Palacios, no ha podido consolar a su compañero y amigo.

Photo credit: Telecinco

No es la primera vez que Ana Rosa, que se quedó afónica por una faringitis a finales de abril, habla de sus hijos en esta cuarentena. La periodista ya tuvo que explicar por qué había viajado a Londres antes de la cuarentena. "Yo viajé diez días antes de que se decretara el estado de alarma a Londres porque yo ya estaba alarmada y, de hecho, fui a buscar a mi hijo que estaba allí estudiando en un colegio", contó.