Ana Peleteiro defiende como ser madre y deportista olímpica es posible (y sí, los JJOO de París 2024 son su principal objetivo)

·4 min de lectura
Photo credit: Instagram @apeleteirob
Photo credit: Instagram @apeleteirob

Parece que fue ayer cuando media España estaba pegada al televisor viendo con orgullo como Ana Peleteiro se traía a casa la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokyo. "Es la primera vez en mi vida que gano una medalla y ya estoy pensando que quiero más" nos confesó la medallista en una entrevista poco después de los JJOO. A día de hoy, un año después y con un embarazo de por medio, ese sigue siendo su objetivo.

Porque pese a que todos recordemos como algo muy cercano la imagen de la gallega subiendo al pódium, han pasado muchísimas cosas entre medias y sin duda alguna la más importante ha sido su embarazo: la atleta está esperando a su primera hija, Lúa. Y pese a que desde el primer momento ha sido clara con su intención de volver a las pistas y competir en los Juegos Olímpicos de París 2024, en ocasiones se siente algo cuestionada.

No es la única, sino que es algo que lamentablemente las deportistas de élite tienen que sufrir muchas veces, como vimos hace unos años con las críticas a la futbolista estadounidense Alex Morgan por entrenar embarazada: que si cómo vas a volver a competir, que si no vas a rendir igual, que si es una locura... Y es que si la conciliación laboral siendo madre ya es difícil de por sí, siendo deportista de élite la cosa no iba a cambiar. Solo hay que ver lo mucho que costó que las mujeres deportistas pudiesen llevar a sus hijas a los Juegos Olímpicos de Tokyo, a las que en palabras de Kim Gaucher prácticamente hicieron "elegir entre ser madre lactante o ser deportista olímpica".

JJOO París 2024, el objetivo de Peleteiro

Esta conciliación y la vuelta al deporte después de ser madres es precisamente de lo que ha reflexionado hoy Ana Peleteiro a raíz de la pregunta de una de sus seguidoras. “¿Tú crees que vas a poder llegar al nivel que estabas antes?” le preguntaban a través de un mensaje directo. “Mejor, y estoy segura de ello además” contestaba contundente la atleta. “Mi mensaje de cara al público desde el primer momento en que me entero de que estoy embarazada es trabajar de cara a volver a mi mejor versión de mí misma. Al igual que han hecho a lo largo de la historia muchísimas mujeres” explicaba Peleteiro.

“¿O el concepto de ser mujer provoca que por ser madre ya no puedas dedicarte a tu trabajo con la misma pasión?” reflexionaba la atleta. “Porque que yo sepa la gran mayoría de deportistas masculinos son padres y compaginan su trabajo con su paternidad. Y NADIE, absolutamente NADIE pone en duda su motivación o su capacidad de volver a ser deportista de alto nivel” continuaba.

Photo credit: Instagram @apeleteiro7B
Photo credit: Instagram @apeleteiro7B

“Todo lo que hago en redes es para visibilizar que sí se puede. Que sí se puede tener un embarazo saludable y que este mismo afecte lo mínimo posible a tu forma deportiva. Aún no soy madre, pero si algo tengo claro es que el hecho de dedicarme al 100% a mi trabajo no quitará que sea una madre excepcional y de esa forma que mi hija se sienta orgullosa de ver a su madre trabajar en algo que ama y le hace feliz". Y es que como ha compartido en numerosas ocasiones en su cuenta de Instagram, Ana Peleteiro sigue entrenando para mantener su forma física al máximo posible.

La maternidad, cosa de dos

Por último quiso dedicar también unas palabras a un hecho muy obvio que demasiadas veces se pasa por alto: hay un padre. No todas las responsabilidades deben recaer sobre la madre. Por eso al pensar en todo lo que conlleva ser madre no se nos puede olvidar que de haber dos personas implicadas es un proyecto de dos. “Además de eso tengo una pareja que si algo sabe hacer bien (además de otras muchas cosas) es ser papá y apoyarme y ayudarme en absolutamente todo. Por lo tanto no tengo ningún miedo ni duda de que el hecho de ser madre solo será una motivación más para continuar cosechando éxitos” continuaba la atleta.

"Yo voy a ser madre pero no voy a ser madre sola: voy a ser madre con mi pareja" concluía Ana Peleteiro.