Ana Obregón no quiso probar el menú de Lucía Etxebarría inventándose una gastroenteritis

El pasado martes 20, el programa Ven a cenar conmigo estrenaba una emisión especial del formato, Gourmet Edition, en el que cuatro celebrities (Ana Obregón, Víctor Janeiro, Rappel y Lucía Etxebarría) cocinarán cada uno una cena para el resto –que valorarán el trabajo del chef en cuestión–.

Ana Obregón fingió una gastroenteritis para no probar bocado del menú de Lucía Etxebarría.

La primera en ponerse el delantal ha sido la escritora Lucía Etxebarría, cuya propuesta de menú –sin carne y de inspiración árabe– no convenció del todo a sus comensales. Tabulé, hummus de harina de garbanzo y ensalada de quinoa fueron los entrantes que presentó Etxebarría, mientras que los platos principales consistían en falso quiché, Tajín de palo (con falsa carne de soja) y arroz con curry y espinacas. Su postre estrella fue una “tarta de galleta de toda la vida”, que habría cocinado “en el cazo de mi abuela”.

A pesar de su empeño en agradar a los compañeros de mesa, la premio Nadal y premio Planeta no logró evitar el desplante de Ana Obregón. Y es que la bióloga y presentadora no quiso probar bocado de nada.

No puedo comer ninguno, ayer estuve ingresada, estoy con gastroenteritis”, dijo Obregón a sus acompañantes, habiendo confesado que “me da miedo pasarme todo el día de mañana allí”.

La propuesta culinaria de la escritora no llegó a triunfar con su propuesta vegetariana.

Sin embargo, los pretextos de Ana no convencieron al torero Víctor Janeiro ni al vidente Rappel. El segundo llegó a proclamar: “Ana Obregón es actriz y ha hecho un papel, ha quedado muy bien, porque creo que no le gustaba”.

No creo que Ana estuviera mal de la tripa, se le ha visto el plumero”, concluía Rappel. Su compañero, Víctor Janeiro, se mostraba de acuerdo: “Yo creo que Ana Obregón no estaba mala”.

Lo cierto es que Obregón no ocultó su estupor ante las propuestas culinarias de Etxebarría: “Había un montón de platos, pero no te sabría decir ninguno, eran indescriptibles”.

La pinta era rara, no sé el sabor, no me he atrevido”, confesaba.

Durante los tres próximos martes veremos a los otros tres concursantes turnarse para ser los anfitriones del resto. Al final del programa se compararán las puntuaciones obtenidas por cada uno y se decidirá cuál fue el mejor. En esta ocasión, Etxebarría obtuvo 17 sobre 30 puntos: ¡aprobada por los pelos!

Para seguir leyendo:
¡Qué talento! Conoce a los tres niños más disputados por los coaches de La Voz Kids 4
Santiago Segura revela en Chester el feo gesto que tuvo Pedro Almodóvar con él en Tacones Lejanos

Imágenes: ©Mediaset