Ana Obregón retoma su vida en Madrid tras el peor verano de su vida

Anna Sanchez
·3 min de lectura
Ana empieza su vida tras el peor verano de su vida (IG)
Ana empieza su vida tras el peor verano de su vida (IG)

La actriz y presentadora ha pasado un verano durísimo de introspección y recogimiento familiar en Mallorca pero con la llegada de septiembre, Ana Obregón ha regresado a la capital para intentar seguir con su vida tras la marcha de su hijo.

El primer verano si Álex Lequio se ha terminado pero no con él la tristeza. Ana sigue afrontando un día a día de nostalgia y vacío desde que su hijo falleciera a causa del cáncer hace tan solo cuatro meses.

La actriz de 65 años se encuentra en Madrid junto a sus hermanas que no la dejan ni un instante sola, únicamente cuando ella lo requiere y es que un luto tan fuerte como el de perder a un hijo, también requiere de mucho tiempo de soledad según para quien.

Ahora Ana está en su domicilio de La Moraleja y, seguramente, la invaden los recuerdos. Allí ha pasado muchísimos instantes junto a Álex y, según recoge ‘Jaleos’ se ha estado preparando mucho para esta vuelva a la normalidad (si es que eso es posible) leyendo todo el verano libros muy concretos para aceptar y comprender una pérdida de este calibre.

Además, un buen motivo para volver a Madrid son sus padres que están delicados de salud y a los que Ana sabe que debe cuidar de cerca, una fuente del citado medio asegura que: “La Ana que todos conocen se fue con su hijo” pero agrega: “No ha dejado, ni deja, solos a sus padres, está muy volcada en ellos. Están delicados de salud”.

El mismo informador comenta que: “Visita a sus padres, que viven en el centro de Madrid, y sus hermanas la llevan al club de golf para que se despeje y haga un poco de vida social. Allí encuentra paz y tranquilidad.”

Ana Obregón también tiene otra misión que, para ella es crucial y diaria: “Va con frecuencia, casi diaria, al cementerio, a ver a su pequeño. Es una de sus citas obligadas”.

Lo que tiene claro que no es una obligación ni una prioridad en este momento es su vida laboral. Tras el verano no hay vuelta a la vida laboral y es que “está todo parado y la agenda vacía” por decisión de ella y es que, Ana mejor que nadie sabe el tiempo que necesita para poder sanar.

Su obra de teatro “Falso directo” sigue cancelada hasta nueva orden, por ahora Anita no tiene ganas de cine, de teatro ni de nada. Su prioridad es aprender más sobre su pérdida para así poder ayudar a otras personas que sufran situaciones parecidas.

De hecho, cuando a Paz Padilla se le murió su marido de un tumor cerebral, ella pidió su teléfono, la llamó y ambas lloraron recordando a los grandes amores de sus vidas. Eso a Ana le sirvió muchísimo y quizá ella pueda hacer lo mismo de otra manera por otra gente.

Además, Ana quiere luchar activamente contra la enfermedad y ser embajadora de causas nobles, “nada de amadrinar productos de belleza y cosas así”, asegura la fuente. Estamos ante una nueva Ana Obregón más fuerte, solidaria y comprometida que nunca.

Más historias que te pueden interesar

Antonia Dell'Atte juega sucio contra Ana Obregón y Alessandro Lequio

La carta que un amigo de Álex Lequio le dedicó en su funeral

Ana Obregón y Alessandro Lequio, con la emoción a flor de piel en el funeral de su hijo Álex