Ana Obregón pide 'irse' y reunirse con Álex y su perra Luna

Anna Sanchez
·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - DECEMBER 19: Actress Ana Obregon presents 'Revive Elixir La Cabine' at Hospes Hotel on December 19, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Pablo Cuadra/WireImage)
MADRID, SPAIN - DECEMBER 19: Actress Ana Obregon presents 'Revive Elixir La Cabine' at Hospes Hotel on December 19, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Pablo Cuadra/WireImage)

La presentadora Ana Obregón atraviesa su peor momento personal tras haber perdido a su hijo y ahora a su perra Luna.

Ana García Obregón recordará 2020 como el peor año de toda su vida y es que, por desgracia, hace pocas semanas tuvo que enterrar a su hijo Álex Lequio con tan solo 27 años tras perder la batalla contra el cáncer.

Ahora la bióloga y actriz afronta una nueva y dolorosa pérdida de la que, según ella misma ha dicho, ha sido su mejor amiga. Se trata de una preciosa perra llamada Luna que ha sido la mascota de su hijo Álex durante los últimos años.

Destrozada y sin fuerza, Ana Obregón ha querido expresar su dolor en Instagram compartiendo con sus seguidores una foto en blanco y negro de su hijo Álex Lequio abrazado a su querida compañera de vida, su perrita Luna.

Junto a la foto, el desgarrador texto de Anita deja de manifiesto que lo único que desea en esta horrible etapa, es irse junto a sus dos grandes amores. Cerrar los ojos para no despertar y poder sentirse menos sola.

El texto escrito por la artista explica: “Cuando tenías 13 años me regalaste por mi cumple una foto en la que escribiste : ‘Luna, Aless y mamá’ . Éramos una familia llena de amor. Siempre juntos los tres . Lunita te espero varios meses a que volvieras a casa pero nunca lo hiciste. Se que se ha ido de pena, para poder estar contigo.

Y prosigue: “Sé que ahora estaréis juntos corriendo a través de la eternidad. Pido cada noche que muy pronto pueda estar con vosotros y volver a ser la familia que éramos para siempre. No sé como decirlo. Aquí abajo me siento huérfana de hijo y de mi mejor amiga. Os echo infinitamente de menos.”

Las palabras de Ana son realmente emotivas y también preocupantes. De hecho han desencadenado varios comentarios de ánimo haciendo referencia al “pedir reunirse con ellos” y diciéndole a la presentadora que a ella no le ha llegado su momento y que tiene muchísimas cosas que hacer todavía en esta vida.

En el momento en que su hijo murió, Ana fue muy clara diciendo que se le había apagado su vida entera y es que la unión de ambos, antes y durante la enfermedad de Álex Lequio era muy estrecha.

Aunque ahora la nuble el inevitable dolor de haber perdido a Luna tras el adiós de Álex, Ana puede estar muy orgullosa de haber compartido la vida con estos dos seres excepcionales que ocupan lugares muy especiales en su corazón para siempre.

Ana Obregón ha demostrado con crecer la fortaleza de mujer que posee y a pesar de que Luna y Álex ya sean eternos, a ella le quedan muchas cosas por vivir y, deseo, que vuelva a encontrar motivos para sonreír.

Más historias que te pueden interesar

La hermana de Ana Obregón cuenta cómo está tras perder a su hijo

Ana Obregón: el ángel de Aless Lequio que nunca paró de luchar por su vida

Ana Obregón prepara una misa abierta para despedir a Álex Lequio como se merece