Ana Obregón luce tipazo con el vestido que potencia las curvas

·2 min de lectura
Photo credit: @ana_obregon_oficial - Instagram
Photo credit: @ana_obregon_oficial - Instagram

Ana Obregón está en uno de esos momentos de auge en los que no existe nada que le frene. La actriz está volviendo poco a poco a su auténtica esencia y eso es algo que se refleja claramente a través de sus propuestas estilísticas. Más llamativas, innovadoras, e incluso más sensuales. Paso a paso, volvemos a admirar al icono de estilo que fue en su momento de máximo apogeo y sus recientes apariciones en eventos públicos, sus últimos posados en traje de baño y -como no- sus virales looks son la prueba irrefutable que lo confirma.

Aunque sobre todo nos llama la atención cómo la madrileña se ha propuesto incendiar redes con cada una de sus publicaciones. Vestidos con aberturas, bikinis de infarto... Si hay algo de lo que alardea, posiblemente sin saberlo, es de su icónico cuerpazo. Y es que, de nuevo, Ana vuelve a presumir de figura, pero esta vez con un vestido de estampado de rayas cuyo diseño ensalza -todavía más- sus míticas curvas.

Las rayas horizontales y, por supuesto, el escote palabra de honor son dos de los elementos principales que cargan con la culpabilidad de dicho efecto. No obstante, no se tratan de los únicos detalles ni mucho menos.

Ana Obregón aprovechaba para agradecer a su fiel amigo Armando Raul su apoyo en los últimos años a través de unas cuantas fotografías en las que aparecen juntos. Unas instantáneas en las que podemos ver el sentimiento de cariño que se aguardan el uno al otro y en las que nuestra querida presentadora de televisión aparecía con una de sus apuestas más favorecedoras.

El éxito del vestido se debe principalmente a su diseño completamente entallado con falda lápiz. Uno de los modelos que más ensalza el cuerpo femenino gracias a su poder de enfatizar las curvas. Se convirtió en una de las prendas determinantes de los años 50 y 60 y, desde entonces, se ha posicionado como una de las piezas con más 'sex appeal' por lo sensuales que resultan.

El escote, en este caso palabra de honor, también se eleva como uno de los más sugerentes y femeninos, consiguiendo junto al modelo de vestido un efecto de lo más favorecedor que se adapta al cuerpo de la actriz como anillo al dedo.

Cerró el look con unos tacones de charol de punta pronunciada y destalonados que realzaban aún más sus tonificadas piernas. Calzado que terminó de rematar el estilismo y consiguió posicionarlo como una de sus mejores propuestas hasta la fecha.