Ana Morgade pone fin a su gran calvario por culpa de un acosador

·3 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Ana Morgade ha recibido una buena noticia tras vivir un auténtico calvario durante meses por culpa de un acosador. Ahora, la presentadora podrá respirar tranquila después de que le hayan condenado a seis meses de prisión y una multa que asciende a los 3.600 euros por haber amenazado y acosado a la humorista de forma insistente. Además, la Sección Primera de la Audiencia navarra le ha impuesto cinco años de alejamiento y la prohibición del procesado de comunicarse con ella.

Los hechos se remontan a 2019, cuando el acosador comenzó a recopilar distintos datos sobre ella analizando lo que subía a sus redes sociales. De esta forma, llevó a cabo un auténtico seguimiento de sus actividades que no dudaba en comentar a través de sus perfiles de 'Twitter' e 'Instagram' compartiendo fotos y realizando comentarios en los que daba a entender que sabía perfectamente a dónde iba la actriz en cada momento. "Se dedicó a seguir sus pasos, lugares que frecuentaba, y acudir a sus representaciones teatrales varias veces, y en al menos tres ciudades, dejar mensajes intimidatorios y lesivos en redes sociales, haciendo ver a la denunciante que conocía dónde y cuándo se desplazaba, convirtiéndose en una especie de sombra indeseada", recoge la sentencia.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

El punto de inflexión para Ana Morgade fue cuando realizó un viaje a Pamplona para representar la obra 'Conductas Alteradas'. En ese momento, se encontró con su acosador en el mismo hotel en el que se alojaba ella, y este no dudó en acercarse a la presentadora para decirle la "casualidad" que había sido que estuviesen en el mismo lugar. Un episodio que fue decisivo para ella, ya que el acosador comenzó a publicar distintos mensajes amenazantes, por lo que acudió a denunciar los hechos a la policía.

En concreto, escribió algunos mensajes en los que amenazaba a cualquiera que le diese trabajo. "A quien le dé trabajo le voy a echar a todo mi grupo encima, mataremos a sus hijos y hasta a sus vecinos. Nunca bromeo con estas cosas. Que no vuelva a subirse al escenario, plató, ni tele ni por Internet. Si me queréis poner a prueba, costará sangre".

Además, también amenazó al marido de la presentadora lanzándole una clara advertencia. "Y tú, payaso, como me vuelvas a vacilar te van a meter una paliza de hospital que vas a estar un mes en él. No te matamos por ella, pero como me vuelvas a vacilar, un mes de hospital con una paliza de verdad, ojito que estoy de payasos como tú hasta los cojo***. Tú no me importas".

Ahora, la sentencia reconoce que "dada la insistencia y reiteración del acoso realizado por el acusado se alteró gravemente el desarrollo de la vida cotidiana con desasosiego de la víctima", y es que Ana Morgade tuvo que cambiar de domicilio e incluso redujo al máximo su vida social para salir lo menos posible. "Le enviaba contenidos amenazantes o humillantes, no propios de un fan o seguidor de un artista al que se admira", recoge dicha sentencia.

De esta forma, la Audiencia reconoce que el procesado se obsesionó con ella llegando incluso a acudir a 'Zapeando' para estar a su lado aunque sin éxito, ya que no consiguió entrar al plató. Unos hechos que la jueza de lo Penal aclaró que, aunque "no fueron muy prolongados en el tiempo, fueron de una intensidad tal que provocó una modificación de la vida cotidiana no solo de ella, sino también de su esposo. Todo ello denota el ánimo de inmiscuirse en la vida de la víctima más allá de los límites tolerables". Un duro episodio que la presentadora deja atrás tras la sentencia impuesta a su acosador.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente