Ana Galocha y Davide Ancelotti celebran su boda por todo lo alto

·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Después del gran número de bodas de famosos que se vieron amenazadas por la COVID en 2020, la temporada de este año se ha llenado de enlaces. Además de Andrea Guash y Rubén Tejuelo o el esperado enlace de Fani y Christofer, este fin de semana Ana Galocha y Davide Ancelloti se han dado el 'sí quiero'. La artista sevillana y el hijo del técnico del Real Madrid, Carlo Ancelloti, y segundo entrenador del equipo, han sellado su amor, que arrancó en 2014, este viernes en una finca de Mairena de Alcor (Sevilla) donde han unido a un gran número de familiares y amigos que disfrutaron de una tarde y noche llenas de amor y mucha música.

La ceremonia civil arrancó a primera hora de la tarde, con el sol en todo lo alto, lo que hizo que la novia llegara en el coche con las gafas de sol puestas de montura blanca, las cuales desaparecieron de su look en el momento en el que bajó del coche y emprendió el camino hacia el altar. De la mano de su padrino, Galocha emprendió los metros de pasillo que le distanciaban hasta el altar al ritmo de 'Yo te vi pasar' de Manuel Carrasco. Una emotiva canción que ya comenzó a propiciar las lágrimas de los presentes.

Photo credit: Instagram
Photo credit: Instagram
Photo credit: Instagram
Photo credit: Instagram

Aquí podemos apreciar los detalles del vestido de Ana, uno de los secretos mejor guardados siempre en una boda. Se trata de un diseño hecho en tela de guipur con manga larga que entallaba su silueta con una falda ajustada y una cola no exageradamente larga. Para combinarlo, la artista optó por dejarse la melena suelta y lucir un ramo de flores silvestres.

Durante la ceremonia, los mellizos de la pareja, de 3 años, han tenido un papel principal siendo los encargados de llevar los anillos a los novios. Una escena entrañable debido a la felicidad que ambos desprendían con sus padres.

Tras ello comenzó una gran fiesta muy calculada después de haberse visto obligados a retrasar su boda hasta en tres ocasiones. Todo arrancó con un espectáculo de baile flamenco, música en directo y un show de DJ que duró pasadas las 7 de la mañana. Una sesión de baile para la que la novia se quitó la falda de cola del vestido quedándose en un vestido midi y descalzándose para disfrutar de la sesión en zapatillas. Una boda que seguro que todos recordarán.

Photo credit: Instagram
Photo credit: Instagram
Photo credit: Instagram
Photo credit: Instagram
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente