Ana Blanco, adiós a la media melena de los informativos

·3 min de lectura
Photo credit: Pablo Cuadra - Getty Images
Photo credit: Pablo Cuadra - Getty Images

La noticia del adiós de Ana Blanco al Telediario supone para nuestro país mucho más que una despedida al uso, pues su voz lleva tres décadas siendo la encargada de narrar la actualidad. Por eso, cuando esa voz se apague, la ausencia de su imparcial -que no irreconocible- discurso supondrá mucho más que lo que ocurre cuando se nos gastan las pilas del mando, reemplazables inmediatamente. Pero que no cunda el pánico, porque este ‘off’ no será definitivo...

La periodista, superviviente de gobiernos de todos los colores políticos, supera en años consecutivos en los platós noticiarios a Matías Prat (con quien comenzó en septiembre de 1992 a presentar su segundo Telediario) y ha conseguido establecer un tono propio que ha hecho de sus entradillas piezas únicas. ¿La clave para haber logrado que los cambios políticos no afecten a su puesto? Enfatizar su papel como locutora, y dejar atrás cualquier revés ideológico o ético, sin olvidarnos del dominio del complicado arte de la improvisación cuando las noticias sorpresa o los imprevistos han hecho aparición en el plató. Sin embargo, en noviembre de 2019 no dudó en señalar la falta de paridad en el debate 4N en el que Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal eran los candidatos a la presidencia del país. "Me van a permitir que haga una referencia a la foto de este debate con cinco candidatos y ninguna mujer presente. Supongo que hablarán de la paridad, pero en este momento la foto que hay no es de igualdad", denunció.

La continuidad ha sido un rasgo presente incluso en su estética, pues su media melena se ha convertido en parte de su uniforme, e incluso ha bromeado en más de una ocasión con que la gente le pregunta constantemente si en realidad, lleva peluca. “Ana Blanco, estilísticamente, ha sido el claro ejemplo del periodismo español clásico con miedo al cambio. Sin riesgos, sin posicionamientos políticos, sin cambios radicales de look… No hay apuestas ni margen para ni siquiera cambiar el peinado en 30 años de carrera. Se trata quizás del miedo a la pérdida del reconocimiento, a la falta de seguridad en sí misma o al poder de su comunicación…”, opina la asesora de imagen Marta Pontnou.

“En cambio, Maria Casado es un ejemplo del poder de su imagen para impactar. Ella apuesta por el cambio para señalar que está aquí, mientras que Ana prefiere un perfil plano y discreto en el que siempre apuesta por el mismo patrón de americana (que se asocia con la profesionalidad) carente de escotes y siempre de manga larga. La media melena transmite seriedad y rigor", asegura Pontnou.

Photo credit: Samuel de Roman - Getty Images
Photo credit: Samuel de Roman - Getty Images

Comenzó en el periodismo por casualidad (solo cursó dos años de la carrera) y pasó de ser locutora de radio de los 40 Principales a co presentar junto a Agustín Bravo el programa cultural 'Zip-Zap'… Hasta que se puso en 1990 al frente del Telediario de Televisión Española junto a Francine Gálvez precisamente cuando estallaba la Guerra del Golfo. Las fechas más sombrías, por supuesto, han pasado por su currículum televisivo: los atentados londinenses, el 11-S, el 11-M, la invasión de Ucrania

Tan solo se sabe que Blanco tiene en marcha un proyecto televisivo, y su (temporal) despedida ha entristecido a una sociedad acostumbrada a la neutralidad de una periodista que ha conseguido dar las noticias durante décadas sin sobresaltos -que no sin emoción, ojo-, manteniendo su intimidad en la esfera privada y consiguiendo que incluso los rumores que señalan su enemistad con Letizia Ortiz jamás hayan dañado su figura.

Cuenta en sus vitrinas con siete premios Iris de la Academia de Televisión, dos Antenas de Oro, un Micrófono de Oro, el Premio del Club Internacional de Prensa, el Premio Nacional de Periodismo Pedro Antonio de Alarcón y un Premio Ondas a la mejor presentadora de televisión. Quizás en su nuevo proyecto, ese programa informativo “ligado a la actualidad” (como ha explicado RTVE en un comunicado), Ana Blanco por fin se moje… Y quién sabe: quizás nos sorprenda con un nuevo peinado.