Ana de Armas, una diva de Hollywood en la alfombra roja del estreno de 'Blonde'

·2 min de lectura
Photo credit: Jon Kopaloff - Getty Images
Photo credit: Jon Kopaloff - Getty Images

Lo de Ana de Armas no es de este planeta. La actriz de origen cubano está viviendo su momento de máximo esplendor hasta tal punto de que se ha convertido en la artista con más expectación del momento. Allá donde vaya, siempre consigue salir protagonista y las críticas siempre son a su favor. Pero no es una simple casualidad, sino que ha sido fruto de un gran trabajo en los últimos años y, ahora, por fin, se le está reconociendo como realmente merece.

Ha sido a partir de que se convirtiera en la nueva Marilyn Monroe a raíz de la película 'Blonde' que la joven de 34 años recogiera tal éxito. Interpretar a un icono no es fácil, pero las críticas lo confirman: Ana de Armas lo ha clavado. Y no solo durante el audiovisual, también en sus distintas apariciones públicas y especialmente en las alfombras rojas, donde siempre hace un guiño a la estrella del star system hollywoodense.

De nuevo, lo ha vuelto a hacer. Esta vez durante el estreno del mediático biopic en Los Ángeles en el que ha aparecido con un deslumbrante vestido repleto de lentejuelas en dorado y plateado de Louis Vuitton que evoca el icónico vestido blanco de William Travilla que lució nuestra querida Marilyn en la película 'La tentación vive'.

Photo credit: Jon Kopaloff - Getty Images
Photo credit: Jon Kopaloff - Getty Images
Photo credit: Jon Kopaloff - Getty Images
Photo credit: Jon Kopaloff - Getty Images

Todos recordamos esa escena en la que Monroe se sujetaba la falda contra el viento de Nueva York, es historia de la industria cinematográfica. Pues bien, aunque el guiño de Ana de Armas ha sido sutil, resulta imposible no recordarla.

La cubana escogió un espectacular diseño de cuello halter y escote en 'V' muy pronunciado como el de la estrella de Hollywood. Se diferenciaba de este, principalmente, por su corte sirena. Un modelo súper favorecedor que enfatizaba todavía más sus marcadas curvas y con el que hace una oda a la silueta femenina. Algo que definía también el estilo de Monroe.

Por supuesto, el estar bordado completamente por lentejuelas metalizadas también es otro de los puntos diferenciales con el original, pero de esta manera, la artista seguía la estela del personaje al que da vida en el audiovisual, a la vez que marcaba su propia esencia personal en una versión más modernizada y actual.