Ben Affleck no aprende: dos meses con Ana de Armas y ¿boda a la vista?

·9 min de lectura

Dicen que las prisas no son buenas consejeras pero parece que a algunos famosos ese dicho no les importa lo más mínimo. Ben Affleck es uno de ellos. El actor suele precipitarse en su toma de decisiones cuando hablamos de relaciones sentimentales. Impetuoso y con un carácter fuerte, Affleck mantiene un romance con Ana de Armas desde el pasado mes de marzo y parece que ya suenan campanas de boda para ellos. Juntos están viviendo una historia de amor al más puro estilo cuento de hadas made in Hollywood y no se han separado desde hace dos meses.

Ana de Armas y Ben Affleck el día del cumpleaños de la actriz.
Ana de Armas y Ben Affleck el día del cumpleaños de la actriz.

La primera vez que supimos que estaban juntos nos quedamos absolutamente sorprendidos. Los dos paseaban por las playas de Costa Rica, tras haber pasado unos días en Cuba, la tierra natal de Ana, como dos enamorados. Él tiene 47 años y ella 31. Ben es toda una celebridad y ella, podríamos decir, una nueva cara en el mundo del celuloide que aún se está abriendo camino en una industria muy exigente. Se conocieron unos meses antes en el rodaje de la película Deep Water (se estrenará este otoño), donde interpretan a un matrimonio, y el amor traspasó el set como suele ocurrir en muchas parejas de actores.

Todo ha ido muy rápido entre ellos y parece que avanzan en su affair a la velocidad de la luz. Los inicios en una relación siempre son de color de rosa y Ana y Ben decidían pasar la cuarentena en la casa de él en Los Ángeles para así poder conocerse a fondo. Juntos han celebrado el cumpleaños de ella el pasado 1 de mayo y no han dudado en compartir imágenes de los dos felices y enamorados en sus redes sociales, algo raro en Ana, que siempre ha huido de mostrar su vida privada. En apenas dos meses, la actriz de orígenes cubanos pero que ha vivido en España muchos años y aquí se dio a conocer gracias a la serie El Internado, ya está plenamente integrada en la familia del actor.

Primero la vimos ir de compras al supermercado con la hija mayor de Affleck, Violet, de catorce años. La adolescente y Ana parecen haber hecho muy buenas migas y se las veía sonrientes y cómplices al lado del orgulloso padre al ver cómo su amor y su primogénita se llevan a las mil maravillas. A los pocos días, Ana salía a pasear a los perros de su novio junto a los otros dos hijos que Ben tuvo con la también Jennifer Garner, Seraphina y el pequeño de la casa, Samuel. Y entre ellos muchas risas, juegos en plena y calle y buen rollo a raudales.

Pero hay un dato que ha demostrado que Ana ya es una más en la familia de Affleck y es que esta semana era fotografiada de lo más relajada junto su suegra, Anne Christine, una exmaestra que ha acogido con los brazos abiertos a la nueva ilusión de su adorado hijo. Según la revista People, Ben, Ana, la madre del actor y sus hijos, habría volado hasta Georgia para pasar unos días de vacaciones juntos, un paso muy importante sin duda en su relación.

Ana piensa que Ben es un hombre muy dulce y generoso, capaz de compaginar numerosas responsabilidades entre el trabajo, sus niños y la necesidad de organizarse diariamente con Jennifer. Ben ha demostrado que sus hijos son lo más importante del mundo para él”, han dicho fuentes cercanas a la actriz en la revista US Weekly.

Y aún hay más datos que nos confirman que este amor va a ‘todo trapo’. Según declaró esa misma persona, la exmujer de Affleck, Jennifer Garner, también está encantada con Ana de Armas y han coincidido en un par de ocasiones, aunque por ahora no han salido a cenar todos juntos como en las familias modernas de las películas. Para Ben es muy importante que la madre de sus hijos conozca a su pareja y sepa que junto a ella está viviendo un momento de serenidad y buena energía.

Con todas estas informaciones que se suceden casi día a día porque Ana y Ben no se esconden de los paparazzi, algunos medios internacionales, como Ok! Magazine, el actor ya habría pedido matrimonio a Ana a las pocas semanas de iniciar su relación durante su viaje idílico por Costa Rica y de ahí que ella ya esté completamente metida en la vida familiar de su pareja. ¿No se está precipitando otra vez Affleck con una de sus novias?

Ben y JLo: compromiso que no terminó en boda

No es la primera vez que el actor se lanza a la piscina a los pocos meses de salir con alguien. Lo hizo en el año 2002 al conocer a Jennifer López poco después de haber roto con Gwyneth Paltrow. La pareja se enamoraba locamente y sin que hubiera pasado ni un año desde el inicio de su romance, el bueno de Ben ya le había regalado a JLo un anillo de diamantes de caerse de espaldas para pedirle que fuera su esposa. Muchos les apodaron entonces los ‘Bennifer’ y eran la pareja del momento. Pero como decíamos al principio, las prisas no suelen ser buenas y la pareja, pese a anunciar que se casarían el 14 de septiembre, pusieron fin a su relación poco tiempo después, según ellos, debido a la presión mediática a la que se habían visto sometidos.

Lo cierto es que ya entonces, la fama de juerguista de Affleck hizo mella en su historia y también en la taquilla tras ser además fotografiado durante una pelea en un local de Vancuver. La cantante del Bronx no soportó el carácter de su novio y decidió poner punto y final para siempre al compromiso y su relación sentimental. Es más, López no ha querido volver a nombrar al que fuera su amor durante algo más de doce meses por lo que parece que no guarda muy buen recuerdo de él.

WEST HOLLYWOOD, CA - MARCH 02:  Actors Ben Affleck and wife Jennifer Garner arrive at the 2014 Vanity Fair Oscar Party Hosted By Graydon Carter on March 2, 2014 in West Hollywood, California.  (Photo by C Flanigan/WireImage)
Ben Affleck y Jennifer Garner estuvieron casados durante diez años. (Photo by C Flanigan/WireImage)

Con Jennifer Garner volvió a hacerlo

Pero no crean que Affleck aprendió de ese fracaso amoroso y de haberse precipitado regalándole a su novia un anillo al poco tiempo de conocerse. Todo lo contrario. Volvió a caer en la misma piedra apenas unos meses después. Conoció a Jennifer Garner en el rodaje de Pearl Harbor y cayó rendido a sus pies. Pero ella mantenía una relación en ese momento -corría el año 2004- con Michael Vartan, su compañero en la serie Alias, con el que salía desde 2003. En agosto de 2004, Garner rompía con Vartan y todo indica que poco antes ya había comenzado a tener alguna cita con Affleck. No esperaron demasiado para casarse. Él le pidió matrimonio el día de su 33 cumpleaños y se casaron dos meses depués, en junio de 2005, en las Islas Turcas y Caicos, un enclave paradisiaco en la isla La Española, cerca de Haití. Solo un par de semanas después comunicaron de manera pública que su primera hija nacería en noviembre de ese año.

Tras diez años juntos, Ben Affleck y Jennifer Garner decían anunciar su separación debido a los problemas de él con el alcohol que más tarde reconocería. “Bebía con relativa normalidad durante muchos años. Lo que pasó es que empecé a beber más y más conforme mi matrimonio se fue rompiendo. Esto fue en torno a 2015 y 2016. Mi alcoholismo, por supuesto, creó más problemas matrimoniales”, confesó casi cinco años después el actor y director de cine. Aunque trataron de darse una segunda oportunidad para salvar su matrimonio, en abril de 2017 se divorciaban de manera definitiva entre rumores de un affair de él con la niñera de sus hijos.

“El mayor remordimiento de mi vida es este divorcio”, decía el actor en una entrevista concedida a The New York Times este pasado mes de febrero, pocos días antes de salir a la luz su romance con Ana de Armas. ¿No es extraño que dijera eso apenas un mes antes de mostrarse enamorado de la actriz? ¿No daba a entender que quizá habría aún una puerta abierta a una reconciliación con su exmujer? ¿Se está precipitando de nuevo el protagonista de Argo?

Con estos ‘antecedentes’ no nos extraña nada que Affleck ya le haya propuesto matrimonio a la actriz hispanocubana, algo sorprendente porque en esa misma entrevista Ben parecía querer llevar su vida con más calma tras su divorcio. “Ciertamente he cometido errores. Ciertamente he hecho cosas de las que me arrepiento. Pero tienes que levantarte, aprender de ello, aprender un poco más e intentar tirar para adelante”, explicaba. Algunas voces han llegado incluso a afirmar que aunque Ben ya había descartado tener más hijos, ya se estaría planeando tener un bebé con Ana porque considera que es lo mejor que le ha pasado en los últimos tiempos.

Todo indica que Ben no ha aprendido nada de sus anteriores relaciones y que su impulsividad de juventud sigue presente a sus 47 años. La pareja no está dispuesta a dejar que el tiempo pase y en breve podrían sorprendernos con un enlace secreto como ya hizo en su momento Ben con su primera mujer. ¿Será Ana de Armas la mujer que logre que el actor siente la cabeza para siempre?

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente