'Amor a segunda vista': “Ya soy mayor”, en el capítulo de hoy

·1 min de lectura

Como os contábamos ayer en el avance de esta semana de Amor a segunda vista, el juego de las misiones comienza a sobrepasar a las chicas y también a sus parejas. Lo más gracioso del asuntos es que ambos bandos no han confesado a sus familias en qué clase de concurso están participando, por lo que la realización de pruebas sigue siendo secreta. ¿Cuánto aguantarán los enamorados nadando en este mar de mentiras? Entretanto, Mukaddes ayuda a su hermana a intentar ligar.

Mientras desayunan tranquilamente con el resto de su familia, Fatih y Zeynep reciben un mensaje bastante escueto en el teléfono móvil. En las líneas se lee una dirección y se les pide que se presenten en el lugar en un máximo de dos horas. El matrimonio oculta al resto de comensales el texto que acaban de recibir y, por supuesto, no les queda de otra que inventar una excusa para abandonar la mesa de forma precipitada.

Meryem interviene en favor de su sobrina

Por otro lado, Yadigar ya ha regresado a casa después de su “secuestro”. Aunque viendo lo que le espera en su hogar, no le hubiera importado quedarse unos días más encerrada en la cabaña. Resulta que Elif Su ha iniciado esa complicada etapa que se denomina preadolescencia y saca de quicio a su madre.

El último intento de la niña para parecer más mayor es ir maquillada al colegio, algo que Yadigar no piensa permitir: “Me importa poco si tus otras compañeras se pintan los ojos y los labios”. Meryem trata de intervenir en la disputa a favor de su sobrina: “Es normal que quiera arreglarse un poco. Está creciendo”. Mientras tanto, Zeynep y compañía se reúnen en la pastelería de Fadik, para poner rumbo a la siguiente prueba del concurso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente