'Amor a todo gas' en Cine de Barrio, y no es una de 'Fast and Furious'

Por
Photo credit: Productora

From Diez Minutos

Peret es un saleroso taxista madrileño, amante del cante, que en uno de sus viajes recoge a Laura Montes (Nieves Navarro), una cantante que ha pasado bastante tiempo fuera de España. Tiene sus motivos para ocultar su identidad al taxista y hacerle creer que en realidad es peluquera y se llama Elena.

El ruiseñor del volante

Pronto surge la amistad entre ambos, amantes del cante, lo que provoca que Laura desatienda sus obligaciones artísticas. Sin embargo, está dispuesta a ayudar a Peret para que comience la carrera artística que siempre ha deseado.

Dirigida por Ramón Torrado (Fray Escoba), la película fue grabada en el momento de máxima popularidad del rumbero Peret, como era habitual en la época. De hecho, Torrado había dirigido a Manolo Escobar en las mismas circunstancias en Un beso en el puerto, El padre Manolo y Mi canción es para ti. Protagonizada por Peret (El mesón del gitano, ¡Qué cosas tiene el amor! o El taxi de los conflictos) y Nieves Navarro (La muerte acaricia a media noche, El halcón y la presa). La trama es la de siempre y el peso de esta propuesta lo llevan las canciones.

Photo credit: Productora

Nieves Navarro, de modelo al cine erótico

Nieves Navarro comenzó su carrera como modelo y llegó a protagonizar un anuncio de brandy en los años 60. Por entonces TVE sólo contaba con una cadena en blanco y negro y quien saliera en su pantalla conseguía de inmediato una gran notoriedad, con audiencias que superaban con facilidad los 10 millones de espectadores.

De modo que un productor cinematográfico aprovechó la oportunidad para que Navarro diese su salto al cine. Su debut fue en 1964 con Totó de Arabia, que rodó su tierra, Almería. Inmediatamente entró a formar parte del mundo del spaghetti western, aunque el papel de las mujeres era secundario en este género.

Estos trabajos le valieron para conocer al director y productor italiano Luciano Ercoli, con quien se casó y se fue a vivir a Italia.

Regresó a España para grabar la película de esta tarde, A todo gas, con Peret, pero fue su carrera ya estaba destinada al cine italiano. Allí se cambió el nombre artístico por el de Susan Scott, con el objetivo de convertirse en una estrella internacional. Pero el mundo del cine es complicado y se vio obligada a abrir su registro al erotismo italiano de la época, participando en la saga Emmanuelle, entre otros muchos títulos de alto contenido sexual.

En los años 80 trato de regresar al cine español y participó en la película Dulce piel de mujer, junto a Fernando Rey, pero sin el éxito esperado. De modo que tuvo que continuar con el cine que le daba de comer y firmó en 1989 su último trabajo: Casa de placer.

Amor a todo gas
España, 1969. Director: Ramón Torrado.
Intérpretes: Peret, Nieves Navarro, Fernando Sancho, Florinda Chico, José Sazatornil.