El amor clandestino de dos monjas que sacudirá el Festival de Cannes

·3 min de lectura

A sus 82 años, Paul Verhoeven se niega a jubilarse y tras dejar huella en 2015 con la seductora historia de venganza que vimos en Elle, ahora regresa con un amor clandestino entre monjas basado en una historia real. Y a juzgar por el tráiler de Benedetta, quizás estemos ante la película que podría dar la nota en el próximo Festival de Cannes.

El cineasta holandés responsable de clásicos eróticos como Instinto básico y Showgirls, vuelve a ponerse detrás de las cámaras seis años después de arrasar con Elle, aquel thriller vengativo protagonizado por Isabelle Huppert que cautivó a la crítica y la temporada de premios (con una nominación al Óscar para la actriz y la victoria en los BAFTA y Globos de Oro). Ahora, vuelve a jugar con la seducción femenina a través de la historia real de una monja italiana que mantuvo relaciones sexuales con una compañera mientras aseguraba sufrir visiones demoníacas.

La película seguiría la seña de identidad de su cine habitual con historias enmarcadas dentro del contenido sexual, y su propio interés por temas religiosos tras haber formado parte del grupo de críticos bíblicos, Jesus Seminar, y escrito libros como Jesus of Nazareth, una reconstrucción de la vida de Jesucristo. En esta ocasión, el director nos trae una historia que transcurre en un convento italiano del siglo XVII cuando una monja que sufre visiones religiosas y eróticas desarrolla una relación con otra monja.

La película está basada en un libro titulado Immodest Acts: The Life of a Lesbian Nun in Renaissance Italy, escrito por Judith C. Brown y publicado en 1986, que relata la historia de Benedetta Carlini, una monja que llegó a ser abadesa de su convento en Pescia, en la Toscana italiana. Según la historia, comenzó sufriendo visiones de hombres que intentaban asesinarla y ante el temor de que estuviera siendo acechada por demonios, el resto de monjas la encerraron en su celda con la hermana Bartolemea, con quien desarrolló una relación amorosa. Todo esto tuvo lugar durante la reforma papal que intentaba subordinar a supuestas figuras místicas dentro de la iglesia católica si mostraban signos de herejía espiritual. Cuando interrogaron a Benedetta, confesó el amor clandestino y aseguró que habían mantenido relaciones sexuales con Benedetta poseída por un demonio masculino. A Bartolemea le arrebataron su título y la encerraron durante los siguientes 35 años de su vida, hasta su muerte en 1661.

Imagen del tráiler de Benedetta (Pathé/YouTube)
Imagen del tráiler de Benedetta (Pathé/YouTube)

A juzgar por el tráiler estamos ante otra muestra más de la tendencia erótico-dramática del cineasta, aportando misterio y tintes de thriller a una historia real abrumadora. No cabe duda que seguramente sea una de las apuestas que sacudan la próxima edición del Festival de Cannes que se celebrará del 6 al 17 de julio después de su cancelación en 2020 por la pandemia. Virginie Efira se mete en la piel de la novicia Benedetta después de interpretar a una devota católica en Elle, mientras Daphne Patakia es la hermana Bartolemea, acompañadas por un reparto de lujo formado por Lambert Wilson, Charlotte Rampling, Olivier Rabourdin y Clotilde Courau.

Originalmente, Benedetta iba a debutar en el Festival de Cannes de 2019 pero Paul Verhoeven no logró terminarla a tiempo tras sufrir una lesión en la cadera durante la producción. La cirugía, recuperación y complicaciones posteriores con una obstrucción intestinal, retrasaron aun más la postproducción. Pero ya está lista para intentar repetir la historia de Elle dando de qué hablar a lo largo de todo el mundo.

Más historias que te pueden interesar: