Hace 30 años que son amigos y jamás imaginamos lo que Julia Roberts y Sean Penn consiguen trabajando juntos

Como nunca habían trabajado juntos ni suelen mostrarse con frecuencia en ceremonias o eventos al mismo tiempo, pocos sabrían que Julia Roberts y Sean Penn son amigos desde hace más de 30 años. Amigos cercanos, de esos que conoces de toda la vida, con los hablas en la cocina de tu casa, charlando y riéndote de las mismas tonterías. Pero menos sabíamos o imaginábamos que comparten una química tan natural que, sumada al talento de ambos, se traduce en magia pura ante las cámaras.

Esa magia la capta Gaslit, la nueva serie de StarzPlay que marca la primera vez que trabajan juntos y donde conforman un tándem tan explosivo que nos lleva a preguntarnos por qué tardaron tanto.

Sean Penn y Julia Roberts en 'Gaslit'  (Hilary Bronwyn Gayle; © 2021 Starz Entertainment)
Sean Penn y Julia Roberts en 'Gaslit' (Hilary Bronwyn Gayle; © 2021 Starz Entertainment)

Penn y Roberts interpretan a John y Martha Mitchell, el procurador general de la presidencia de Richard Nixon y su esposa. Ella fue la primera persona que dio la voz de alarma públicamente en cuanto a la relación del presidente con Watergate. De esta manera, la serie plasma el escándalo desde el seno de la pareja, mostrando un matrimonio volátil ante la mente abiertamente opinionista de Martha frente a la prensa, románticamente apasionados y letalmente extremos en sus peleas. Y debido precisamente a sus visiones diferentes en cuanto al presidente y el escándalo político -en el cual John Mitchell estuvo íntegramente involucrado- la serie se adentra en la relación como hilo conductor de la historia, donde los actores plasman la química natural de esa amistad forjada durante más de tres décadas en todas las facetas de la pareja.

Y esa química mágica es la baza principal a favor de Gaslit, dado que estamos ante una serie irregular, que no termina de encontrarse en un género u otro -así como juega con la sátira política de repente se transforma en un thriller o drama- pero que brilla gracias a que Roberts y Penn convierten la amistad que mantienen desde hace años en el escenario invisible de sus interpretaciones.

Es así que vemos a un Sean Penn completamente irreconocible bajo maquillaje y prótesis en el rostro, cuello y cuerpo,persiguiendo a su esposa por la casa, bailando y besándola con una mirada íntima que transmite complicidad y cariño, de esas que se forman con el paso del tiempo. Lo vemos arrastrándose por el suelo en juegos de seducción mientras Roberts se ríe y le sigue la corriente con la misma complicidad física. Incluso sus peleas transmiten esa confianza forjada con los años al tornarse físicamente extremas con bofetadas mutuas. En pocas palabras, se trata de unos golpes tan fuertes que retumbarán en el salón de tu casa. Hasta ellos mismos aseguran que resultan tan creíbles debido a la confianza que comparten desde hace tanto tiempo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Fue mi mejor actuación” dijo Julia Roberts a Sirius XM al hablar de las bofetadas que aparecen en el segundo episodio. “Porque seguí actuando y no dije ‘ay, Dios mío, eso me dolió’. Fue para quedarse estupefacto” añadió sobre la bofetada. Un golpe que ella devuelve en la escena con la misma potencia. “[Penn] me dijo que le pareció que [la bofetada] venía desde el hombro, así que imagino que fue fuerte”. Y es que la actriz precisamente destaca que la escena no hubiera salido igual si no fuera por la amistad que comparten. Sean y yo nos conocemos desde que era adolescente, así que sabía que podía confiar en lo que él hiciera”.

Y esa confianza se nota. Julia Roberts, 54, y Sean Penn, 61, se conocieron cuando la actriz tenía entre 16 y 18 años (ni ella misma lo recuerda, pero en diferentes entrevistas apunta que fue entre esa época). Es decir que se habrían conocido cuando ella hacia sus pinitos como joven actriz, años antes de saltar al estrellato con su primer éxito, Mystic Pizza. Por entonces, Penn ya habría aparecido en varias películas, como Bad Boys y probablemente también Hombres frente a frente.

Según la actriz de Pretty Woman, su amigo ha pasado muchos ratos “en la mesa de su cocina” charlando. “Me ha visto riendo, llorando, de todo” dijo Sean Penn a Access en el estreno de la serie. Es más, Julia Roberts lo describió en The Late Show with Stephen Colbert como “un sueño” de hombre, demostrando paciencia extrema en el set de Gaslit al pasar hasta cuatro horas diarias en la silla de maquillaje y prótesis, sin quejarse ni siquiera si sentía que le picaba el cuerpo cuando ella no tenía pudor en quejarse de la peluca y la prótesis que llevaba en la cintura por el calor que le daban.

LOS ANGELES, CALIFORNIA - ENERO 15: Julia Roberts y Sean Penn asisten a la CORE Gala: A Gala Dinner to Benefit CORE and 10 Years of Life-Saving Work Across Haiti & Around the World en el Teatro Wiltern Theatre el 15 de enero de 2020 en Los Angeles, California. (Photo by Michael Kovac/Getty Images for CORE Gala)
LOS ANGELES, CALIFORNIA - ENERO 15: Julia Roberts y Sean Penn asisten a la CORE Gala: A Gala Dinner to Benefit CORE and 10 Years of Life-Saving Work Across Haiti & Around the World en el Teatro Wiltern Theatre el 15 de enero de 2020 en Los Angeles, California. (Photo by Michael Kovac/Getty Images for CORE Gala)

Somos muy amigos, es de mis amigos más queridos” dijo en el programa. “Es muy inteligente […] le importa mucho el cine, los personajes, la gente, la humanidad…. es increíble”. Merece la pena destacar que ella fue la primera en sumarse el proyecto con la condición de que su amigo Sean Penn interpretara a su marido. La producción no tenía idea si el actor iba a estar interesado, pero afortunadamente enseguida se subió a bordo para trabajar por primera vez con su amiga.

Ese cariño que han plasmado en las entrevistas durante la promoción de la serie se palpita cuando ves la serie. Tras haber visto la mayoría de sus episodios, puedo decir que aquellos que le den una oportunidad se quedarán prendados de las secuencias que comparten en pantalla, esperando verlos más y más a medida que avanza la historia. Gracias a esa naturalidad mágica que transpiran al unísono, te olvidas de que la serie tiene sus fallos y la disfrutas de igual manera.

Así como Jessica Chastain y Oscar Isaac nos enamoraron con una química también basada en una amistad de muchos años en Secretos de un matrimonio, Drew Barrymore y Adam Sandler logran contagiar la misma simpatía de su dinámica en la vida real en sus películas y Leonardo DiCaprio y Kate Winslet hicieron lo mismo en el pasado, lo de Sean Penn y Julia Roberts en Gaslit es otro ejemplo de que las emociones y relaciones de la vida real pueden aportar una magia especial añadida… aunque estén actuando.

Gaslit se estrena en StarzPlay a partir del 24 de abril.

Más historias que te pueden interesar: