Amber Heard ofrece un estremecedor relato sobre las supuestas agresiones físicas y sexuales de Johnny Depp

·2 min de lectura
Amber Heard credit:Bang Showbiz
Amber Heard credit:Bang Showbiz

Este miércoles, la actriz Amber Heard subió al estrado por primera vez en el marco del nuevo litigio que la enfrenta a su exmarido, Johnny Depp, a raíz del cruce de demandas en el que ambos se han enfrascado para tratar de castigar a la otra parte por el supuesto ejercicio de difamación que habrían desplegado el uno contra el otro desde que iniciaran los trámites de su divorcio en 2016.

La intérprete ofreció un testimonio desgarrador para presentarse una vez más como víctima de agresiones físicas y hasta sexuales por parte del astro de Hollywood, así como para ilustrar el carácter errático y violento que habría exhibido el artista durante sus años de vida en común y a causa, entre otros factores, de sus elevados niveles de consumo de alcohol y cocaína.

La estrella texana, de 36 años, no dudó en relatar la escena en que se produjo, según su versión de los hechos, el primer golpe que recibió del protagonista de 'Piratas del Caribe'. Amber sostiene que ambos se encontraban sentados en un sofá y que Johnny, quien se encontraría en estado de embriaguez, no se tomó nada bien que la actriz se riera, no necesariamente en tono burlón, del nuevo tatuaje que se había hecho. Fue en ese momento cuando el actor, claramente irritado, le cruzó la cara a su esposa de una bofetada.

"Pensaba que estaba de broma [sobre la palabra reproducida en el tatuaje], así que me reí. Y me cruzó la cara de un bofetón. Y volví a reírme, porque no sabía qué otra cosa hacer. Pensé que todo debía de ser una broma. Me le quedé mirando, todavía medio riéndome, pensando que iba a empezar a reírse también. Y me dijo: '¿Te crees que es gracioso? ¿Te consideras una perra graciosa?'. Y volvió a pegarme y me caí al suelo", reza un extracto de su estremecedor testimonio.

Tras esa presunta experiencia, Amber Heard terminó de convencerse de que había llegado el momento de abandonar para siempre a su esposo, cosa que no hizo después de que Johnny Depp le rogara entre lágrimas que su agresión había sido un caso aislado y que jamás se volvería a repetir. "Sabía que no estaba bien y que tenía que dejarle. Ojalá pudiera sentarme aquí y decir que me marché inmediatamente de la casa, que me defendí. Pero quería creerle, quería creer que había cruzado una línea pero que no lo volvería a hacer", ha explicado la actriz de 'Aquaman'.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente