Amber Heard, Johnny Depp, los perros y la caca es el momentazo del juicio

·3 min de lectura
Photo credit: Jason Merritt/TERM - Getty Images
Photo credit: Jason Merritt/TERM - Getty Images

Sabemos que hay un juicio que está siendo el tema del mes. Sí, están pasando cosas mucho más graves en el mundo, y muchos juicios similares de personas menos conocidas, pero el mundo es el que es. Como periodistas que están intentando arrojar algo de luz a la alargada polémica judicial que está enfrentando a Johnny Depp y Amber Heard, os hemos de confesar que estamos horrorizados. Es una labor bastante oscura, que nos gustaría no tener. Por supuesto, no hablamos de una guerra pero tampoco tenemos mucho bueno que decir de esto. Es, al fin y al cabo, un juicio sobre temas tan serios como la violencia de género y doméstica, un drama espectacularizado en televisión y polarizado por las redes en tuits sacados de contextos que intentan ganar adeptos para su bando.

Además, al menos para nosotros, no tendrá ganador. Si gana Johnny Depp, la conclusión de muchos será que una mujer mintió sobre ser víctima de violencia de género y llevaran esa suposición a muchas otras víctimas. Si gana Heard digamos que la enorme masa de fans de Depp no aceptarán el veredicto pero, aunque se resistan, quedará más enterrada la carrera del actor. Gane quien gane, permanecerán los testimonios de violencia, drogadicción y alcoholismo entre ambos, y contra ambos.

Photo credit: Jason Merritt/TERM - Getty Images
Photo credit: Jason Merritt/TERM - Getty Images

Nos guste o no, estamos ante un espectáculo y, excepto los desocupados que pueden pasar el mismo tiempo viendo el juicio que los abogados de los protagonistas, la mayoría no estamos teniendo que quedar con los titulares más chocantes. Los highlights que dicen en el mundo del deporte americano. Pero, por encima de todos ellos, de esos momentos horribles que habrá que ver cómo afronta la seguramente futura serie sobre el matrimonio Heard y Depp, hay cosas rescatables y que tenemos ganas de ver.

Pam y Tommy reflejó el matrimonio de Pamela Anderson y Tommy Lee pasando por encima de la violencia que sufrió Anderson por parte de Lee, violencia por la que se confesó culpable y acabó en la cárcel. Dedicó, sin embargo, tiempo de sobra al pene de Tommy Lee, casi co-protagonista en un capítulo. Eso es Hollywood y esto, suponemos, también lo será. Por eso, creemos que el capítulo que debe protagonizar la serie, o al menos los tráilers de la misma dedicados al conflicto, es el de caca en la cama.

Photo credit: JIM WATSON - Getty Images
Photo credit: JIM WATSON - Getty Images

Hasta ver si Netflix, HBO o Disney + son los que recrean la discusión y ponen una caca parlante o no (esperemos que sí), para quien quiera saber los hechos reales más comentados y disparatados del asunto, aquí van: Johnny Depp entra un buen día a su habitación y se encuentra un sospechoso chorizo marrón de tamaño considerable en la cama. Confiando mucho en su servicio le pregunta a su mujer, Amber, con la que acababa de discutir. Ella dijo que probablemente habrían sido los perros. Johnny Depp no se lo creyó ni por un momento:

Son Yorkies diminutos, pesan unos dos kilos cada uno... Viví con esos perros muchos años, no fueron ellos.

Para quien no visualice dicha raza es la de esta imagen que, por supuesto, hemos elegido por motivos puramente informativos. No sabemos si estos pequeños conductores sí defecan en las camas de sus dueños.

Photo credit: TIMOTHY A. CLARY - Getty Images
Photo credit: TIMOTHY A. CLARY - Getty Images

Cuando el tamaño y la raza de los perros los descartaba de ser autores de semejante paquete no deseado de Amazon, llegó el chofer, Starling Jenkins III, para relatar el lado de Heard, muy a pesar de esta, del asunto. Este habló directamente como si la culpable confesa, al menos con él, fuese ella. Mientras la llevaba al Festival Coachella en 2016, el chofer afirmó:

Tuvimos una conversación sobre la sorpresa que había dejado en la cama del jefe, antes de salir de la casa.

Al menos según este empleado de extraño nombre, ella lo definió como "una horrible broma pesada que salió mal". Pues eso, que te cabreas, en un momento de locura decides dejarle un regalo a ese alguien, y te arrepientes poco después de hacerlo. Lógico, por otra parte. Más ligero que todo lo demás del juicio, y también más gracioso. Ojalá todo estuviese siendo así...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente