Amazon vigila a sus conductores con cámaras para saber si bostezan mucho o llevan el cinturón de seguridad puesto

Tecnología y redes
·4 min de lectura

Amazon (AMZN) vigila a los conductores que transportan sus paquetes incluso dentro de sus coches y camiones. La Fundación Thomson Reuters publicó un informe el viernes sobre un conductor de Amazon en Denver para quien la vigilancia constante impulsada por inteligencia artificial de la compañía resultó ser demasiado.

Vic, así es como se llama el conductor, pidió a la Fundación Thomson Reuters que usara solo su primer nombre "por temor a represalias", renunció este mes a su trabajo entregando paquetes para el gigante tecnológico. Comenzó a trabajar en 2019 y vio cambiar las políticas de Amazon para incluir medios de vigilancia más activos. Primero, una aplicación que rastreaba su ruta. Luego, la compañía quería fotos de él al comienzo de cada turno en otra aplicación, le dijo a la fundación.

Amazon vigila a sus conductores con cámaras para saber si bostezan mucho o llevan el cinturón de seguridad puesto  (Photo by PATRICK T. FALLON/AFP via Getty Images)
Amazon vigila a sus conductores con cámaras para saber si bostezan mucho o llevan el cinturón de seguridad puesto (Photo by PATRICK T. FALLON/AFP via Getty Images)

Pero todo cambió cuando Amazon anunció que instalaría cámaras de inteligencia artificial en su flota de vehículos. El pasado mes de febrero, Amazon empezó a equipar a todos los vehículos de reparto con un sistema de cámara de inteligencia artificial llamado Driveri, que es fabricado por una empresa llamada Netradyne. Las cámaras están siempre encendidas y escanean el lenguaje corporal de los conductores y la velocidad del vehículo, detectan si un conductor lleva puesto el cinturón de seguridad e incluso miden la somnolencia. Luego, el sistema utiliza "alertas verbales automatizadas" para informar a los conductores si se ha detectado una infracción.

Cuando Amazon anunció el cambio de política y les dio a sus conductores una fecha límite para aceptar los protocolos de vigilancia, Vic le dijo a la Fundación Thomson Reuters que decidió enviar su aviso. "Fue tanto una violación de la privacidad como un abuso de confianza", dijo a la fundación. También dijo que la compañía que exigía a los conductores que aceptaran una vigilancia constante para hacer su trabajo parecía "una especie de coerción".

Amazon asegura que las imágenes del conductor no estaban disponibles automáticamente y que la "transmisión en vivo" se activaba solo después de la detección de una infracción de seguridad o política. "Estamos invirtiendo en seguridad en todas nuestras operaciones y recientemente comenzamos a implementar tecnología de seguridad basada en cámaras líder en la industria en toda nuestra flota de entrega. Esta tecnología proporcionará a los conductores alertas en tiempo real para ayudarlos a mantenerse seguros cuando están en la carretera".

Tecnología para evitar los sindicatos

No es la primera vez que Amazon utiliza la tecnología para controlar a sus trabajadores. El año pasado, la edición estadounidense de Business Insider, que en este reportaje muestra la forma en la que Amazon, propietaria de la cadena de supermercados Whole Foods, está utilizando un complejo sistema de análisis para descubrir en qué tiendas es más probable que los trabajadores se unan a un sindicato o protesten por su situación laboral.

Whole Foods está vigilando las tiendas en riesgo de sindicalizarse a través de un mapa de calor interactivo, según cinco personas con conocimiento del asunto y documentos internos vistos por Business Insider.

El mapa de calor funciona con un elaborado sistema de puntaje, que asigna una calificación a cada una de las 510 tiendas de Whole Foods que hay en Estados Unidos en función de la probabilidad de que sus empleados puedan formar o unirse a un sindicato.

Los puntajes de riesgo individuales de las tiendas se calculan a partir de más de dos docenas de métricas, incluida la "lealtad" de los empleados, la rotación y la diversidad racial; la proximidad a una oficina sindical; y las violaciones registradas por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional.

El mapa también rastrea factores económicos y demográficos locales, como la tasa de desempleo en la ubicación de una tienda y el porcentaje de familias en el área que viven por debajo del umbral de pobreza.

Los puntajes de las tiendas en cada métrica se introducen en el mapa de calor, que es una ilustración geográfica de los Estados Unidos salpicada de puntos rojos para indicar las tiendas Whole Foods de alto riesgo.

El mapa de calor revela cómo Whole Foods está utilizando tecnología y datos para ayudar a administrar su vasta fuerza laboral de más de 95.000 empleados.

"El mapa de calor de relaciones está diseñado para identificar tiendas en riesgo de sindicalización", se lee en el comunicado. "Esta identificación temprana permite que los recursos se canalicen a las ubicaciones de mayor necesidad, con el objetivo de mitigar el riesgo abordando los desafíos antes de que se vuelvan problemáticos", asegura una fuente al medio.

Más noticias que te pueden interesar:

VIDEO | Los bomberos utilizan una sierra de precisión para retirar un anillo atascado en el dedo de un niño