'Amar es para siempre', capítulos 2490 a 2494: Ciriaco ¡en libertad!

amar es para siempre ciriaco
'Amar es para siempre': Ciriaco ¡en libertad!

En Amar es para siempre esta semana, la obsesión por el caso de su padre consumía poco a poco a Carballo. Esta encontró una carta del desaparecido, que confirmaba sus peores sospechas. La policía, finalmente, retomó el control de su vida, ante el riesgo de parecerse a la peor versión de su progenitor. Es más, un nuevo caso apareció ante ella, pero lo rechazó, por tener un vínculo personal. Jorge, que no estaba de acuerdo con la decisión de su compañera, la insta a aceptar la petición de Cristóbal.

Si no quería terminar en la cárcel, Ciriaco tendría que tomar una difícil decisión. Gracias a la intervención de Andrea, el chico fue absuelto del homicidio de Ana Mari. Finalmente, el pequeño de los Gómez recuperó la libertad, pero las dudas de Manolita hacia su hijo aún persistían. El exrecluso, para mostrar sus buenas intenciones a su familia, se puso a buscar trabajo y Marcelino dudó si ofrecerle uno en el bar. Mientras, Andrea siguió con su vida.

La continuidad de Cristina en la API, en peligro

Por otro lado, Quintero y Manolita temían que Cristina se estuviera haciendo la fuerte y terminase derrumbándose. Todo empeoró para la abogada cuando Rubén regresa a su vida y le pide una segunda oportunidad. Cristina no tuvo más remedio que confesarle que abortó sin decirle nada, lo que abrió una grieta en su relación, como vimos en los últimos capítulos de Amar es para siempre.

Rocío dudaba sobre si contarle a doña Paz que Hugo había recaído. La farmacéutica, tras descubrir que Hugo había estado consumiendo medicamentos, tuvo un fuerte enfrentamiento con él. Paz despidió a su hijo y arremetió contra Rocío por no haber guardado su secreto. El joven se dejó arrastrar por su adicción y le suplicó a su amiga que le entregase más pastillas, pero esta se negó.

Lorenzo encontró la manera de sacar del armario al King´s…. ¿pero está preparado para hacer él lo mismo? A su vez, Los movimientos políticos de Sancho pusieron en peligro la continuidad de Cristina en la API y Benigna y Visi sufrieron las consecuencias de la salida del armario de Lorenzo.