'Amar es para siempre', capítulos 2481 a 2485: ¡Visi, curada!

amar es para siempre visi
'Amar es para siempre': ¡Visi, curada!

En Amar es para siempre esta semana, Marcelino le pidió a Quintero una visita a su hijo. Los abogados, pese a las grandes dudas que tenían, decidieron seguir con su defensa. Por su parte, Manolita, también comenzó a creer que su hijo podría no ser inocente, tal y como él seguía afirmando. Marcelino trató de hacerle cambiar de opinión a su mujer, pero esta resultó ser más intransigente de lo que él pensaba.

Para decepción de Carballo, el éxito del caso Valdés solo atrajo más casos de divorcio. La inspectora y Jorge recibieron la visita de Luz. Esta los contrató por un asunto rutinario pero al darle los resultados de este, se destapó ante la policía: Fue pareja de su padre y también lo estaba buscando.

Después de tal sorpresa, Carballo no se atrevió a volver a hablar con Luz sobre su padre. No obstante, si quería hallarle, debía dejar atrás sus reticencias. Es así como, luego de una tensa conversación, la policía descubrió que su progenitor escribía un diario ¿Y si ahí hubiera una pista sobre lo que pudo pasarle?

Por otro lado, Visi se despidió de la Plaza de los frutos y se preparó para su operación. Benigna, por su parte, no pudo quitarse de la cabeza que esa mañana operaban a su gran amiga y Lorenzo intentó distraerla sin conseguirlo, hasta que recibieron una gran noticia. La intervención había sido todo un éxito. Días más tarde, una recuperada Visi aceptó la hospitalización en casa.

Rocío trató de ayudar a Hugo, aunque este se negó

Cerca de allí, Hugo continuó tocado y la tentación llamó a su puerta. El hombre preocupaba cada vez más a doña Paz, que creía que había vuelto a las andadas. Esta le pidió ayuda a Rocío, quien intentó, con la ayuda de la madre de Marquitos, que lo volvieran a contratar como entrenador, pero la idea disgustó a Hugo y se enfadó con ella.

Cristina y Quintero tuvieron una pequeña discusión por culpa de la carrera por la presidencia del UPI. La abogada tampoco se sentía respaldada por sus afiliados y delante de Sancho, decidió retirarse. Sin embargo, Quintero empujó al resto de afiliados a votar por Cristina.

Por otra parte, Marcelino sufrió porque el resto de los Gómez empezaban a dudar de Ciriaco, cuando la investigación del caso tomó un giro inesperado. Es más, Quintero decidió continuar con el caso del joven y pidió a Jorge que indagase en el entorno de Ana Mari. Al mismo tiempo, Andrea padeció un brote psicótico. Por su parte, Cristina sufrió un desmayo y creyó que podría estar esperando un bebé.